Scifiworld

Crónicas del Fant 2017

el  Jueves, 18 May 2017 08:00 Por  Gaizka Erkiaga

Un año más, los aficionados del cine fantástico de Bilbao tuvieron una cita ineludible con el Fantástico en Bilbao

Son 23 los años que cumple el festival y año tras año el Fant se sigue consolidando como uno de los festivales más importantes del género en España. Esta edición ha seguido ampliando la oferta de películas, creciendo en público e incluso ha contado con a una estrella mundial del cine fantástico por primera vez. Hablamos de Barbara Crampton, actriz de culto en el género con películas como Re-Animator, Re-Sonator o You Are Next que recibió un premio honorifico por toda su carrera. Barbara también aprovecho para presentar una de sus últimas películas, Beyond the gates, una entretenida historia en la que el centro de atención se lo lleva un juego de mesa tipo “Atmosfear” que hará las delicias de todos los ochenteros.

El festival, a parte de traernos lo mejor del género a través de las películas presentadas a concurso en su sección oficial también nos ha ofrecido unas cuantas cintas de cine clásico (El increíble hombre menguante, La furia de Brian de Palma o cásicos de Chicho Ibañez Serrador), una  gran selección del panorama fantástico actual a través de varias muestras de cortometrajes y  una buena colección de documentales y películas de temática variada.

Habiendo tanto que elegir me ha sido imposible abarcar todo lo que hubiera querido, pero ¿acaso no  es eso parte de la magia de los grandes festivales?

Yo, como aficionado bilbaíno a lo fantástico, no dude en coger la mochila, mi programa del FANT y adentrarme de lleno en el espectáculo que este año nos han ofrecido.  No ha tenido desperdicio.

REPASO A LA SECCIÓN OFICIAL

Tras la toma de contacto del viernes en la gala de inauguración con la película Pieles de Eduardo Casanova y la noche del corto vasco, todos estábamos con ganas de empezar con todo lo que el festival nos tenía preparado para esta edición.

El sábado comenzó fuerte con la película Sweet Sweet Lonely Girl. Interesante película ambientada en los 80 que cuenta las vivencias de una dulce chica que descubre el amor y el desengaño mientras vive en una mansión victoriana con una anciana que vive encerrada en su habitación. Es un largometraje que dentro de su simpleza, consigue dejar una buena sensación con su mezcla de amor, pérdida de inocencia y toques sobrenaturales.

El plato fuerte de la jornada se dejó para la última sesión del día.  El Fant y Bilbao estaban de enhorabuena ya que se proyectó por primera vez en la sección oficial un largometraje dirigido por un director vasco. Hablamos de La noche del virgen, dirigido por el bilbaíno Roberto San Sebastián. Tras el paso por muchos festivales y acumular muchos premios, por fin Bilbao disfrutó de las divertidas y un tanto asquerosas peripecias de nochevieja de un joven virgen. Gran trabajo el del protagonista, Javier Bódalo, que se deja hacer de todo durante la película y además consigue impregnarlo todo con un gran tono cómico.  Bilbao acogió con un lleno completo la película y disfrutó entre risas, gritos y aplausos. Toda una fiesta.

El domingo comenzó con la proyección de Seoul Station, película animada dirigida y escrita por el coreano Sang-ho Yeon. Se trata de un largometraje sobre zombis que busca  retratar  los problemas sociales y desigualdades que vivimos hoy  que en día mientras vemos como una pobre chica intenta mantenerse a salvo. Si buscas un poco de acción zombi con algo de denuncia social, no te va a defraudar. Ah, por cierto, nota para los puristas del género zombi,  en esta película los zombis son de los que corren.

El festival contaba este año con el estreno absoluto de una película, Noctem de Marcos Cabotá. Una película que no defraudara a los fans del género found footage. Protagonizada por Adrián Lastra (Velvet) y el cantante Esteban Piñero. Como explicó el director, no se ha inventado nada nuevo pero se ha intentado tratar el género de una forma más fresca, grabando las escenas sin apenas guión ni directrices para los actores. Obviamente son claras las influencias de películas como Paranormal Activity o The Blair Witch Project pero todo esto no le quita ningún mérito ya que se ha logrado una buena película que conseguirá darte unos buenos sustos y ponerte las pulsaciones a cien.

La película que cerró la jornada del domingo fue El ataúd de cristal, de Haritz Zubillaga. Claustrofóbica película en la que la protagonista (Paola Bontempi) lucha por sobrevivir encerrada en una limusina a merced de un sanguinario secuestrador.  Haritz, al igual que Roberto San Sebastián también jugaba en casa y su película fue muy bien acogida.

El lunes fue una jornada muy interesante, contamos 3 películas muy diferentes entre sí pero entretenidas a su manera. La primera, para calentar motores, fue Found Footage 3D de Steven DeGennaro. Como el propio nombre indica, estamos ante otra película de género found footage pero con un aliciente más, está grabada en 3D. El propio director, que estuvo de visita en Bilbao, explicó perfectamente lo que te vas a encontrar en el largometraje, una mezcla entre Scream y The Blair Witch Project. Una película entretenida que le da otro giro de tuerca al género.

Después le tocó el turno a la esperada Prevenge, dirigida, escrita y protagonizada por una embarazadísima Alice Lowe. Una sala repleta disfruto de la película que está causando furor en los festivales de cine fantástico de medio  mundo. Se trata de una comedia negra, muy divertida y ácida, que muestra los incontrolables apetitos asesinos que una embarazada de 7 meses está sufriendo. Buen guión, gran actuación de la protagonista y momentos muy divertidos. ¿Quién dijo que todo estaba inventado en el género?

Para cerrar la jornada del lunes pudimos disfrutar de It Stains The Sands Red, una película de zombis nada convencional. Protagonizada de forma magistral por Brittany Allen y un zombi que se convierte en algo más que un simple asesino sanguinario. La película está ambientada en el desierto de un apocalíptico Las Vegas y cuenta la historia de una mujer que en medio del caos de un ataque zombi, encuentra la auténtica razón de ser de su vida. Divertida y conmovedora al mismo tiempo.

La jornada del martes comenzó con la impactante película The Eyes Of My Mother. La película narra la vida de una mujer atormentada que tras sufrir la trágica pérdida de su madre, decide refugiarse en unos pasatiempos un tanto oscuros. Lo tengo que admitir, no es el tipo de cine que más me entusiasma, para mí resulta demasiado dura y con escenas demasiado desagradables. Dicho esto, no hay que quitarle el mérito ya que consigue crear una sensación de angustia y tensión difícil de olvidar. No es de extrañar que haya ganado el premio a la dirección más innovadora en la sección oficial.

The Unseen fue el siguiente largometraje del día. Nos encontramos con un drama con toques de ciencia ficción. Un hombre de familia que abandonó a su mujer e hija intenta reconectar con su pasado mientras lidia con una extraña enfermedad que hace que vaya desapareciendo poco a poco. Una película correcta que cumple con su función.

La siguiente película fue My Father Die, opera prima de Sean Brosnan (hijo del famoso actor Pierce Brosnan). Este año el Fant, tal y como en otras ediciones, concedió el premio Fantrobia como figura emergente en el mundo de la ciencia ficción al director de la cinta. En cuanto a la temática, el largometraje en cuestión nos muestra la odisea de un hijo que decide acabar con su padre después de haber destrozado su vida y la de su familia. El protagonista, sordo desde que su padre lo dejó así de pequeño, se adentra en la peligrosa tarea de matar a la personificación del mal. Entretenida y bien dirigida, totalmente recomendable para los apasionados del cine de acción y de una buena venganza.

La última película de la jornada no estuvo a la altura. The Evil Within comienza con buen pie pero según pasa el metraje nos vemos inmersos en una trama un tanto repetitiva y con un final que desmerece la primera parte del largometraje. El trabajo que realiza el actor principal, interpretando a un disminuido psíquico y un asesino psicópata al mismo tiempo, aunque encomiable, acaba por cansar. No sabemos si la muerte del director, Andrew Getty, antes de finalizar el montaje de la película ha podido influir en el resultado pero no acaba por convencer. Una cinta que podía haber sido pero que no fue.

La jornada final de las películas de la sección fue el miércoles que contó con un par de películas que no llegaron a cuajar del todo. Una de ellas es la finlandesa Lake Bodom. Se trata un slasher sobre cuatro jóvenes que van a un lago perdido en las montañas para pasar unos días y acaban sufriendo el acoso de un asesino. Tiene un guión bastante aburrido y la actuación plana de los actores del largometraje tampoco ayuda mucho a mejorar el resultado.

La última película se la sección oficial del Fant 2017 fue The Void. Aunque es claramente superior a la anterior, no consigue dejar un buen sabor de boca. Se trata de una cinta que como The Evil Within comienza muy bien, con mucha acción y giros interesantes de guión pero que acaba por estancarse y no consigue culminar con un buen final. Si te apetece ver como unos pobres diablos se las intentan arreglar con asesinos enmascarados de una secta y unos cuantos monstruos desfigurados dentro de un hospital abandonado, esta es tu película.

MÁS PRODUCTO NACIONAL Y DE CALIDAD

El Festival de cine fantástico de Bilbao siempre se ha centrado mucho en apoyar el producto nacional y local (vasco) ante todo. Este año no ha sido menos y ha apostado por producto nacional más que nunca y además producto de calidad. En esta edición del 2017 hablamos de la participación de hasta 3 películas españolas dentro de su sección oficial, las cuales han competido por los premios de mejor película, mejor guión y premio a la dirección más innovadora. A tener en cuenta también que los tres largometrajes a concurso no han desentonado en ningún momento en cuanto a calidad frente a los de otros países, lo cual es motivo de celebración ya que España goza de una cantera de realizadores de género fantástico envidiable. Las tres películas en cuestión, el fresco found footage de Marcos Cabotá  (Noctem) y las dos cintas de los vacos Haritz Zubillaga (El ataúd de cristal) y Roberto San Sebastian (La noche del virgen), aunque no han conseguido llevarse ningún premio, han dejado muy buena sensación y grandes momentos de diversión. Por mi parte, mis más sinceras felicitaciones a los tres.

Tampoco podemos olvidarnos de las dos cintas  españolas que se han podido ver en dos de los actos más importantes del festival. En concreto hablamos de la película proyectada en la gala de inauguración, Pieles de Eduardo Casanova y Pet, el thriller psicológico dirigido por Carles Torrens y que se proyectó en la gala de clausura.

En el festival también se tuvo la oportunidad de poder ver el documental Herederos de la bestia. Un merecido homenaje a la película El día de la bestia de Álex de la Iglesia que supuso un antes y un después en el terreno cinematográfico estatal. La película, estrenada en 1995, ha creado una generación de cineastas que rompieron con la monotonía del panorama español de la época y que han hecho que el panorama cinematográfico nacional actual sea tan creativo.
 
Por otro lado, a través de las exhibiciones de cortos organizadas en el festival, también se ha podido ver que la cantera estatal está en muy buena forma. Aprovechando, me gustaría agradecer el apoyo de la organización a todos realizadores españoles que están empezando. Como todos sabemos estos directores noveles carecen de un gran circuito donde presentar sus creaciones para poder tener mayor visibilidad y festivales como este les ofrecen una oportunidad única para dar a conocer su trabajo.

PALMARES Y BALANCE DE LA EDICIÓN

En cuanto a los premios,  la sección oficial ha dejado como ganador a la mejor película a Seoul Station de Sang-ho Yeon  por “salirse de los estereotipos de la animación y hacer totalmente humanos a sus personajes”, según las propias palabras del jurado. El premio a la dirección más innovadora de la sección oficial ha sido para la turbadora The Eyes Of My Mother, mientras que el mejor guión ha ido a parar a la película I Am Not A Serial Killer.

En cuanto a los cortos premiados, el  principal galardón a recaído en el trabajo de David Uloth titulado La Voce (por cierto, puedes disfrutarlo en Youtube), el premio del público ha sido para The App de  Julián Merino y, para finalizar, el permio al mejor corto vasco ha sido para el trabajo de Mar González Ruiz de Larramendi, Bestealdetik.

En general, una edición genial en la que la cantidad y calidad de las películas ofertadas ha sido muy alta. La propia organización del Fant 2017 habla de éxito en cuanto a número de asistentes, lo que consolida la trayectoria ascendente de los últimos años. Año tras año se sigue subiendo en calidad y número de películas, a la vez que se recibe más apoyo del público que acude en masa a las salas. Poco más se puede pedir.

Y además...

40.jpg

97web

Scifiworld #97

Edición Impresa

Comprar online

¡Suscríbete!


Edición Digital

PocketMags.com

Comprar

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2017 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..