Scifiworld

En memoria de Adam West (1928-2017)

el  Martes, 13 Junio 2017 17:49 Por 

El que fue y siempre será nuestro querido hombre murciélago televisivo

El pasado 9 de junio fallecía a los 88 años Adam West, el actor que encarnó al justiciero de Gotham en la versión televisiva de Batman en 1966. Un papel que marcaría su vida hasta el momento en el que la leucemia le ganó la batalla.

Según el comunicado emitido por su familia "Aspiró a tener un impacto positivo en las vidas de sus fans. Fue y siempre será nuestro héroe". Así que recordémosle en el rol que le hizo famoso, a través del artículo que publicamos en la revista hace ya algunos meses y que ahora os ofrecemos como homenaje.

DEP Adam West, ¡gracias por todo!


BATMAN
SOCK!  POW!  ZOK!  BIFF!  BAM!  BLAP!  WHAP!  OOOOF!

Si hay una serie que abarca todos los significados imaginables de la palabra "retro", esa es la adaptación televisiva del encapuchado justiciero de Gotham. A estas alturas no creo necesario explicar quién es Batman ni sus motivaciones para convertirse en el vigilante justiciero de su ciudad natal, pero lo que sí haré es comentar lo que le diferencia e hizo especial –hace ya casi 50 años– con respecto a otras adaptaciones.

Para empezar, muchos de los que estáis leyendo esto, aquellos que tenéis veintipico años, el único referente audiovisual que vivisteis en directo es la trilogía de El Caballero Oscuro de Christopher Nolan y Christian Bale, para aquellos que vais por los treinta y pico, la primera vez que visteis a Batman en acción real (obviando las series de animación) fue con la versión de 1989 de Tim Burton y Michael Keaton. Pero para aquellos que calzáis más de cincuenta, vuestro bati-referente audiovisual es la serie que nos ocupa. Vosotros, que sintonizábais cada semana el mismo baticanal sabéis que entre una versión y otra hay infinidad de diferencias. Para empezar, Batman no era ese "Caballero Oscuro" atormentado por la muerte de sus padres y obsesionado con ejercer su particular sentido de la justicia en Gotham, tampoco utilizaba su mejor y más eficaz arma: ¡el miedo!, ese miedo visceral que hacía que sus enemigos se mearan encima. Nuestro Batman de 1966 es, como decirlo… "algo diferente". Bastante más amable y amigable, el justiciero de la "Ciudad Gótica" catódica de los años sesenta es claramente hijo de su tiempo, en cuanto a valores y convencionalismos propios de la década que le tocó vivir me refiero. Pero si encima, por clara e intencionada decisión de sus productores con William Dozier a la cabeza, se decidió que la serie fuese por los derroteros del "Camp", la cosa puede salirse a priori, de madre. Intentando ser rigurosos, vaya por delante la descripción más exacta que he encontrado de esto que llamamos "Camp": "Estilo y estética deliberadamente teatral, es necesariamente alegre, audaz y dinámico. La estética Camp se recrea en la impertinencia y está claramente relacionado con lo kitsch, pudiendo ser descrito como cursi, exagerado, ostentoso, teatral, afeminado, banal y artificial, es la parte más visible de la defensa anti-académica de la cultura popular de los años sesenta".

Dicho esto, y visto lo visto, a cualquiera podría parecerle una insensatez aplicar todos estos calificativos al "Caballero Oscuro", pero claro, eso ocurre cuando tu único Batman imaginable es el personaje sombrío que has podido ver en las últimas adaptaciones, pero por entonces la formula funcionó, ¡y bastante bien!, por lo menos las tres temporadas que duró en antena. Intentar analizar el porque de ese éxito se antoja inútil, pero los nuevos espectadores estáis obligados, esta vez más que nunca, a transportarse a la época de la creación de la serie, es imperativo que os plantifiquéis en 1966 a la hora del visionado. El resto, los que ya la conocemos, estamos deseando que empiece para cantar a coro lo de "Nana nana nana nana… Batmaaaan…"

BATCANAL
Todo tiene un comienzo, y la génesis de la serie no fue precisamente de lo más halagüeña para el productor William Dozier, quién estuvo a punto de ver como su nuevo show se quedaba en el cajón de las series no programadas, pues en el momento de hacer la prueba de audiencia –la más catastrófica jamás hecha por la ABC– la cadena tuvo que tomar la arriesgada decisión de continuar con el proyecto, ya que la 20th Century Fox había invertido demasiado en la producción y a esas alturas no compensaba dar marcha atrás. Y no era de extrañar, si el público escogido para tal prueba, era mínimamente seguidor del personaje de los cómics, y no fue capaz de comulgar con la estética Camp de la propuesta, no podía hacer más que llevarse las manos a la cabeza y escupir en el suelo antes de abandonar la sala de proyección.

A pesar del fallido test, la cadena programó la serie en lo que se conocía como "Second Season", algo así como una "segunda oportunidad" alejada de la temporada habitual de estrenos. De esta forma la propuesta llegó a los hogares americanos el 12 de enero de 1966 convirtiéndose en un éxito instantáneo. La serie estaba destinada a una audiencia joven, casi infantil, que entendió la visión de William Dozier de un Batman humorístico que coqueteaba con lo absurdo. La primera temporada sumó la nada despreciable cantidad de 34 episodios de media hora repartidos a dos por semana (miércoles y jueves) separados siempre por un cliffhanger que dejaba a nuestros héroes en la peor situación posible para ser resuelto al día siguiente de la más variopinta manera. Esta formula se mantuvo durante toda la segunda temporada, sólo que ahora con la impresionante cantidad de 60 episodios. (Un inciso, hoy día es hasta raro encontrar series con 22 o 24 episodios, cada vez se adopta más como standard los 12 capítulos por temporada). La tercera y última temporada contó con 36, esta vez a ritmo de un episodio por semana.

BATPELÍCULA
Al finalizar la primera temporada, los avispados (y oportunistas) ejecutivos de la Fox y la ABC empezaron a exprimir su nueva gallinita de huevos de oro. La película, que inicialmente iba a ser la presentación de la serie, terminó por llevarse a cabo con vistas a estrenarse entre la primera y la segunda temporada. Pero en realidad la idea primordial era que el film sirviese como carta de presentación de la serie internacionalmente, allanando así el terreno para el desembarco de la serie regular en otros países.

En el film, Batman y Robin tienen que enfrentarse a un malévolo plan del dream team de los villanos compuesto por el Joker, Catwoman, el Pingüino y el Acertijo. Con bastante más presupuesto que la serie, se pudieron dar el lujo de incorporar nuevos batgadgets, como el batcóptero, el batbote y la batmoto.

BATMANÍA
Fue con la segunda temporada donde se desató realmente la Batmanía, la venta de merchandising iba viento en popa y estaba claro que la serie era un fenómeno de masas. Todo el que era alguién en Hollywood quería aparecer en la serie, y quién no podía hacerse con un papel de villano invitado se daba de bofetadas por hacer algún cameo, sobre todo en ese surreal pero imprescindible paseo vertical del Dúo Dinámico por las paredes de los edificios de Gotham. Por las ventanas de esos rascacielos se asomaron las más exclusivas personalidades a modo de invitados de excepción, como Sammy Davis Jr, Jerry Lewis, Dick Clark, Van Williams, Bruce Lee y Ted Cassidy entre otros, quedándose fuera muy a su pesar invitados de la talla de Frank Sinatra, Natalie Wood y Cary Grant, todos ellos admiradores confesos de la serie. Sirva esto como ejemplo para demostrar que el show "estaba de moda" y todos querían tener algo que ver con él, como poco curioso si recordamos que la cadena se lo pensó muy mucho a la hora de empezar con la apuesta.

BATPROTAGONISTAS
La Batmanía convirtió a sus dos actores protagonistas en ídolos de masas. A finales de 1966 no había un solo americano que no supiese quienes eran Adam West o Burt Ward. No eran pocas sus participaciones en actos públicos ataviados con sus coloridos trajes de faena. Adam West (Batman), era un actor que ya llevaba unos diez años labrándose un puesto en la industria. Para cuando se estrenó la serie contaba 38 años y hasta ese momento había hecho tanto televisión como cine. Pero el caso de Burt Ward fue diferente, sin ninguna experiencia interpretativa fue escogido para el papel de Robin por William Dozier, quién le aseguró que el motivo de su elección era porque Ward no tenía que actuar, su propia forma de ser era el Robin que siempre estuvieron buscando.

BATVILLANOS
Como ha pasado casi siempre en las historias de superhéroes, llámese Batman, Superman o Spiderman, tanto o más importante que los héroes, son sus villanos. A la hora de configurar el principal grupo de némesis del Dúo Dinámico, Dozier tuvo que tirar de favores y amistades, logrando reunir así un nada despreciable plantel de actores.

Frank Gorshin fue el encargado de enfundarse las mallas verdes del acertijo y el primer villano en enfrentarse al Dúo Dinámico en el episodio piloto. El personaje del acertijo apenas tenía notoriedad en los cómics, pero el trabajo de Frank hizo del villano del interrogante uno de los más queridos por los aficionados de la serie convirtiéndolo incluso en un personaje de mucho más peso en las historietas. No en vano fue el único actor de todos cuantos aparecen en la producción en ser nominado a un premio Emmy, precisamente por su labor en el episodio piloto. Según parece, gracias a esta nominación Gorshin quiso renegociar su contrato para la segunda temporada, lo que provocó que otro actor, John Astin (el inolvidable Gomez Addams de La Familia Addams), lo reemplazase en la única aparición del Acertijo en la segunda temporada tan solo para volver una última vez en la tercera.

Burgess Meredith (a quien muchos recordaréis por interpretar a Mickey, el entrenador de Rocky Balboa) ya llevaba treinta años en esto de actuar cuando se le ofreció el papel de El Pingüino. Su interpretación fue de las más valoradas por el público, tanto que los productores siempre tenían a mano un guión presto a ser filmado para cuando Meredith estuviese disponible.

Para el Joker, se contó con el actor de ascendencia cubana Cesar Romero. Aunque nacido en New York, Romero siempre fue visto como el gran latin lover de su generación. Por eso es que después de más de treinta años haciendo de todo en Hollywood, el actor fue el primero en sorprenderse cuando William Dozier contó con él para el histriónico personaje. Romero aceptó después de leer el guión de su primera aparición poniendo tan sólo una condición: no se desprendería de su característico bigote. Con el personaje de El Joker pasa algo curioso, después del gran trabajo de César Romero con el personaje (que curiosamente, era el villano regular menos valorado de la serie), aunque expectantes, pocos daban un duro por la encarnación de Jack Nicholson en el Batman de Tim Burton. Lo mismo ocurrió con Heath Ledger en El Caballero Oscuro de Nolan, y ahora con Jared Leto en Suicide Squad, sobre todo después de que Ledger dejase el listón tan alto.

Completando el maléfico cuarteto inicial esta Julie Newmar como Catwoman. La actriz recibió una llamada de su agente que le ofrecía el papel cuando tenía a su hermano menor y varios amigos suyos de visita en casa. Su hermano, al escuchar el ofrecimiento insistió en que aceptáse el papel. Poseedora de una increíble belleza, Newmar fue la perfecta antagonista felina de Batman con quién forjó una complicada relación no exenta de una inocente tensión sexual. La actriz se metió en la piel de Catwoman en dos de las tres temporadas de la serie, pero por problemas de agenda con otros compromisos tuvo que ver como otras dos actrices la sustituyeron, Lee Meriwether en el largometraje cinematográfico y Eartha Kitt en la tercera temporada.

A lo largo de toda la serie fueron muchos los actores que dejaron su impronta en la nutrida galería de villanos. Además de los ya mencionados no podemos dejar de mencionar la increíble labor de actores de primer orden como Vincent Price en el papel de Egghead, Roddy McDowall como el Bibliófilo, Victor Buono como el Rey Tut (quién en una ocasión declaró que una de las delicias de trabajar en Batman, era que al contrario de otras ocasiones, en la serie tenía la impagable oportunidad de sobreactuar) y un largísimo etcétera.

BATDECLIVE
A finales de la segunda y larga temporada, la audiencia empezaba a flaquear. El nerviosismo se empezaba a notar en la producción y Adam West y Burt Ward tenían cada vez más encontronazos durante la grabación. Los presupuestos se reducían y antes de empezar la tercera temporada se aplicaron ciertos cambios con la idea de salvar el show inyectándole sabia nueva. De esta forma pudimos ver como en el primer capítulo de la tercera tanda de episodios nos encontramos con Batgirl, compañera de fatigas del ahora Trío Dinámico. La inclusión de este nuevo personaje era un claro guiño al potencial target femenino, pero entre los recortes, y sobre todo, la sobre explotación de la fórmula (de hecho, al final de la tercera temporada tanto Adam West como Burt Ward temían que el público ya no se ríese con ellos, sino de ellos), la serie llegó a su fin sin poder ver una cuarta temporada.

BATDOBLAJE
La serie, aunque fue emitida con doblaje castellano por Antena 3 a principios de los noventa, está únicamente disponible con el doblaje original latinoamericano, el mismo que se usó en el momento de su emisión en TVE. Este doblaje agudiza ese aire ingenuo y naiff que visto hoy día pone más si se quiere en evidencia el espíritu Camp de la propuesta, además de crear una confusión tremenda al cambiar los nombres originales por sus homólogos de la edición original de los cómics en el mercado latino. De esta forma, Bruce Wayne pasa a ser Bruno Díaz, Dick Grayson es Ricardo Tapia, El Comisionado Gordon sigue siendo Comisionado, pero Fierro, al igual que su hija, Bárbara Fierro. Pero si se quiere, los cambios que más cuesta tragar a los aficionados españoles es el de El Joker, que ahora es El Guasón y Catwoman pasa a ser Gatúbela. Entrañable o esperpéntico, vosotros decidís.

BATLEGADO
Tras la cancelación, la pareja protagonista se quedó algo traspuesta y le costó retomar de nuevo la senda. Si bien Burt Ward siguió ligado a su personaje de Robin en diversas apariciones públicas o comerciales, Adam West hizo todo lo posible por distanciarse de su álter ego y no fue hasta bien pasados los años que abrazó de nuevo el personaje y dejó de renegar de él. Como dato curioso, debido a la popularidad que le dió Batman, a Adam West le ofrecieron ser el nuevo James Bond en el film 007 Al servicio secreto de su majestad de 1969, pero West declinó la oferta al considerar que un actor americano jamás podría ser 007, (aprovecho y os pregunto, ¿soy el único que ve un asombroso parecido entre Roger Moore y Adam West?).

Al finalizar la producción de la tercera temporada y cuando ya se sabía que la ABC no quería una cuarta, empezaron a moverse los hilos para encontrar un nuevo hogar para la Batcueva, que de hecho fue el último decorado en desmantelarse. Lo curioso y triste a la vez es que justo un día después de que la guarida del Dúo Dinámico fuese reducida a escombros, la NBC mostró interés por rescatar la serie, pero en vista de que sería carísimo rehacer todos los decorados, no pudo concretarse el cambio de cadena. De hacerse la cuarta temporada, se introduciría el personaje de Dos Caras, y para deleite de todos, el mismísimo Clint Eastwood tenía todas las papeletas para hacerse con el papel.

De todas formas, el legado de la serie es incuestionable. Muchas de sus aportaciones fueron reflejadas en los cómics, y se mantienen hasta nuestros días. A los pocos años, la serie fue convirtiéndose en objeto de culto gracias a las repeticiones, pero sobre todo, gracias al estreno de la película de Tim Burton en 1989 la producción vivió una segunda juventud. Aún así, la serie nunca pudo disfrutarse en home video y no fue hasta el pasado año que la Warner y la 20th Century Fox lograron ponerse de acuerdo y editar la serie al completo tanto en DVD como en Blu-ray. De esta forma, quienes vean hoy la serie en alta definición podrán disfrutarla mucho mejor que cuando se estrenó.

Para celebrar por todo lo alto sus 50 años, se lanzó una nueva película de animación con las voces de Adam West y Burt Ward titulada en nuestro país Batman: El regreso del enmascarado, así que ya sabéis, nos vemos en el próximo artículo, a la misma hora y en el mismo batcanal.

Y además...

54.jpg

N96-Portada-ext

Scifiworld #96

Edición Impresa

Comprar online

¡Suscríbete!


Edición Digital

PocketMags.com

Comprar

Últimas reviews

Listas y Tops

Copyright © 2005 - 2017 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..