Scifiworld

Altered Carbon

el  Lunes, 05 February 2018 13:04 Escrito por 

¡Hola!, me llamo Netflix y de mayor quiero ser como HBO...

  • Póster: Póster
  • Titulo Original: Altered Carbon
  • Año: 2018
  • Director: VV.AA.
  • Guión: Laeta Kalogridis, Brian Nelson, Richard K. Morgan
  • Reparto: Joel Kinnaman, James Purefoy, Martha Higareda, Chris Conner
  • Duración: 600 min.

El premio Philip K. Dick del año 2003 al mejor libro de ciencia ficción se concedió a Richard K. Morgan por su novela Altered Carbon (2002); lo que le valió al escritor londinense el reconocimiento mediático y que las miradas del mundo del cine se giraran en torno a una novela muy deudora con la especial idiosincrasia del autor de Do Androids Dream of Electric Sheep? (1968).

Después de varios intentos fallidos de llevar el texto a la gran pantalla, la guionista Laeta Kalogridis - Shutter Island (2010), Terminator: Genesis (2015), Alexander (2004)-, se mete en camisa de once varas y produce el proyecto de traducir en imágenes y sonido, el argumento principal del escrito. Primero de muchos fallos. Obviar las subtramas que dan vigor a la historia. Las desigualdades sociales, que pasa como de puntillas, la minoritaria élite que está por encima de la Ley, la indeseable sociedad surgida de ese Averno de las grandes corporaciones, la negativa religiosa de los neocatólicos a "volcarse" en un nuevo cuerpo...

Anunciada a bombo y platillo, la serie de Netflix, peca de pretenciosidad estética a raudales. Vale que a nivel de diseño de producción y dirección artística han "tirado la casa por la ventana" y los talentos, a golpe de talonario, de Carey Meyer -Serenity (2005) y de Harrison Yurkin -Godzilla (2014), Warcraft (2016)- son dignos de alabanza; pero el guión a múltiples manos perpetrado por el otrora brillante plumilla Brian Nelson (autor de las muy estimables Hard Candy o 30 Days of Night), la propia Kalogridis o Richard K. Morgan desmerece todo el esfuerzo hecho por los artesanos en el set de rodaje y en la postproducción.

Netflix nada tiene que envidiar a HBO en cuanto a músculo financiero, pero sí que tiene mucho camino por recorrer para llegar al nivel de cuidado en las historias que contar y sobre todo en cómo traducirlas en imágenes. Las producciones de HBO, podrán gustar más o menos, pero el garante de calidad en su factura técnica es irreprochable. La sensación de estar ante un pastiche visual propio de unos anuncios de perfumes navideños es casi omnipresente durante todo el visionado de la serie. Las secuencias de acción con cámaras al borde de la epilepsia, las planos de lucha editadas a machete cruzado, las escenas de sexo rodadas como si Tommy Wiseau fuera el ideólogo de las mismas...

Y todo amplificado por el pésimo desarrollo de la historia a contar, con una trama que no arranca hasta el capítulo cinco (probablemente, el mejor) y con una resolución final, digna de un culebrón de los ochenta. Al final, nos quedamos con cara de "pero bueno, ¿realmente esto acaba así?". Simpleza narrativa, adornada de sobreexposiciones lumínicas al peor estilo de los antiguos videoclips musicales, claroscuros que harían que Jordan Cronenweth se carcajeara sin compasión y una pobreza total en la motivación de los personajes principales (no así en el gerente del Hotel The Raven, la IA Edgar A. Poe, que me pareció un elegante y maravilloso homenaje al gran escritor de Boston).

Súmenle un inapropiado reparto artístico (en serio, ¿tan difícil es encontrar actrices y actores adecuados?) y una desafortunada e innecesaria voz "en off", para remarcar aquello de que también estamos ante un "noir" y lo que se acaba alterando es la paciencia del respetable. Un producto empaquetado con muchas lentejuelas que al abrirlo sólo contiene un vacío de la nada más prescindible.

No hay nada de originalidad en esta serie. Ni siquiera la distopía que propone. Si lo que quieren es disfrutar de una serie de ciencia ficción con calidad en su narrativa, vayan de cabeza a disfrutar con The Expanse (2015) de Mark Fergus y Hawk Ostby, la mejor serie de género desde Battlestar Galactica (2004-2009) y si me apuran, les recomiendo una joyita noventera titulada Space: Above and Beyond (1995) de Glen Morgan y James Wong, que de seguro vio un por aquel entonces, un joven Richard K. Morgan.

Arrasará en audiencia y en crítica, harán segunda y enésimas temporadas, pero no contarán con mi tiempo.

El Guerrero Mandingo

Genuflexor Imperial en La Estrella de la Muerte y fagocitador audiovisual inmisericorde.

Y además...

08.jpg

99

Scifiworld #99

Edición Impresa

Comprar online

¡Suscríbete!


Edición Digital

PocketMags.com

Comprar

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2018 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..