Scifiworld

3%

el  Martes, 31 January 2017 17:45 Escrito por 

Futuro distopico en las favelas. 

  • Póster: Póster
  • Titulo Original: 3%
  • Año: 2016
  • Director: Jotagá Crema, Daina Giannecchini, Dani Libardi, César Charlone
  • Guión: Pedro Aguilera
  • Reparto: Bianca Comparato, Mel Fronckowiak, Michel Gomes, Rafael Lozano, João Miguel, Vaneza Oliveira, Viviane Porto, Rodolfo Valente
  • Duración: 50 min por capitulo

Aprovechando que todavía estamos en los últimos coletazos de Enero podemos continuar haciendo balance del año pasado sin que se nos tache de plastas y monotemáticos. Y, entre otros muchos epítetos y etiquetas, al año 2016 podemos catalogarlo como el año en que la burbuja de la ciencia ficción juvenil explotó: Los juegos del hambre ya habían terminado, el protagonista de El corredor de el laberinto se había abierto la cabeza dejando el futuro de la trilogía pendiente de un hilo, el destino de la última entrega de Divergente es todavía una total incógnita, la serie de Shadowhunter ha sido, siendo magnánimos, mediocre y los últimos intentos por crear la nueva franquicia exitosa para la chavalada se han ido al garete – La quinta ola , Vampire Academy, Memorias de un zombi adolescente…-. Sin embargo, sin hacer ruido se coló en nuestra lista de Netflix una serie que se convirtió en la experiencia audiovisual dedicada al público juvenil más refrescante del año pasado, 3% la serie brasileña ideada por Pedro Aguilera, basada en un piloto homónimo que él mismo realizó para la plataforma Youtube.

El argumento nos lleva a un siglo en el futuro, en un lugar por concretar donde la sociedad se divide entre un 97% que viven en favelas miserables y un 3% privilegiados que residen en un lugar llamado Mar Alto donde no hay pobreza y todos son en apariencia felices. Una vez al año se realiza el evento conocido como “El proceso”. En él, todos los jóvenes que cumplen dieciocho puede participar en una suerte de pruebas, las cuales serán tan solo superadas por un 3% que serán los afortunados en dejar la favela en la que viven e ir a aquel lugar de ensueño llamado Mar Alto.

Pero no todo el mundo está contento con las condiciones impuestas en este mundo distópico. Un grupo de rebeldes tratará de terminar con esta dictadura económica desde dentro del propio sistema. Como espectadores nos uniremos a un grupo de candidatos, de los cuales no sabemos si son parte de esta conspiración o meros chavales que tan solo buscan un futuro mejor.


Como podemos apreciar en un primer vistazo no es el argumento más original del mundo, las conexiones con Elysium, Divergente y demás distopías son más que evidentes. Y quizás en ello reside su mayor virtud. No quiere ser más que una serie de entretenimiento, y es algo que lo consigue con creces.

Su mayor logro podríamos encontrarlo en la creación de los personajes. Aunque tenemos desde el primer capítulo a unos cuantos sujetos resaltados sobre el resto como un suerte de protagonista. ¡Cuidado! No les cojamos tanto cariño a estos adolescentes, ya que como si de un Diez Negritos se tratara, estos pueden desaparecer antes nuestros ojos debido a las pruebas a las que el gobierno les someterá.

Tras tres capítulos bastante lineales, la serie toma un rumbo muy interesante al transformarse su argumento lineal en lo que se suele llamar serie río. Los guionistas nos mostrarán el pasado de los personajes y como las acciones realizadas condicionan su presente y cómo afectarán su futuro. La tensión aumentará, con resortes y artimañas que los creadores saben manejar acertadamente. Lástima que cuando le cogemos todo el gusto a la historia y tenemos ganas de saber cómo termina, la temporada se termina abruptamente dejándonos con la miel en los labios.

Un serie que bien es cierto tiene un presupuesto menor comparada con otros productos de Netflix – la inversión total es una décima parte que The Crown por poner un ejemplo- o incluso otras obras audiovisuales distópicas. No hay grandes efectos de CGI ni un amplio abuso de gadgets futurísticos que podrían sacarnos de la serie. Para hacernos a una idea, estaríamos más cerca del Cube de Vincenzo Natali que de Los juegos del hambre.

Lo dicho, una buena opción para una serie no muy larga, que te deja con ganas de más. Una temporada que no destapa todos los secretos que este mundo distópico nos tiene guardado. Y por esa razón esperaremos todo un año para la segunda temporada. Puede que sean los estertores de un género agonizante, pero mientras tanto, lo disfrutaremos.

Más en esta categoría: « Doctor Strange Time Rush »
Isaac Arenas

Valenciano afincado en Irlanda del Norte. Educador de profesión y cinéfago por vocación. Ávido lector y ocasional jugón. Puedes escucharlo cada dos semanas en el podcast Terrorvision

Y además...

36.jpg

97web

Scifiworld #97

Edición Impresa

Comprar online

¡Suscríbete!


Edición Digital

PocketMags.com

Comprar

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2017 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..