Scifiworld

Una de Ciencia Ficción (X)

el  Martes, 14 December 2010 01:00 Por 
Hoy, otra obra maestra de la animación japonesa: “GHOST IN THE SHELL”
“Encontró una voz … Ahora necesita un cuerpo”.
No se me ocurre mejor frase promocional para definir a esta excelente película. Estamos llegando ya casi al final de esta sección (el cierre está previsto para el número quince) y no podíamos dejar pasar otra joya que nos ha regalado en las últimas décadas la animación japonesa, en concreto en la década de los noventa.  Nos referimos, claro está, a la magnífica y genial “GHOST IN THE SHELL”.

Adaptación del manga nacido en 1989 bajo el nombre de “KOKAKU KIDOTAI” (cuya traducción podría ser “CUERPO DE INTERVENCIÓN ESPECIAL”) en la conocida revista japonesa Young Magazine y que a Occidente llegó bajo el nombre de “GHOST IN THE SHELL” (aquí llegó a llamarse  “PATRULLA ESPECIAL GHOST”, otro despropósito en las traducciones de las muchas a las que estamos acostumbrados en nuestro país), este manga narraba las aventuras en clave cyberpunk de los agentes Kusanagi y Bateau, miembros de un cuerpo especial antiterrorista dedicado a la búsqueda y captura de todo tipo de criminales cibernéticos en un futuro en el que los cerebros cibernéticos son el último avance tecnológico. Su autor original, el mangaka Masamune Shirow, era y es una “rara avis” dentro de la industria del manga. No cuenta con ningún equipo o estudio detrás (algo muy común en Japón y en autores tan importante como Akira Toriyama o Katsuhiro Otomo) y solía dibujar solo por hobby, algo muy poco habitual y reservado solo a algunos grandes del cómic internacional como Alan Davis. Entre sus obras más conocidas, aparte claro está de la que nos ocupa hoy, se encuentran mangas como “BLACK MAGIC”, “APPLESEED” (tal vez su obra más conocida y llevada varias veces al anime), “DOMINION TANK POLICE” y “ORION”.

Considerada la sucesora de “AKIRA” tanto por su calidad como por su repercusión internacional, “GHOST IN THE SHELL” se convirtió desde el mismo momento de su estreno, allá por 1995, en un éxito absoluto y en toda una película de culto. El film, planteado desde un principio como una coproducción entre Occidente (a través de Manga Entertainment) y Oriente (con Bandai Visual a la cabeza), fue una superproducción animada en toda regla (al igual que sucedió con la película mencionada al comienzo del párrafo) donde no se escatimó lo más mínimo en medios ni gastos para lograr la mejor y más exitosa adaptación posible. Para ello, además de los medios técnicos, se recurrió a un cineasta con experiencia sobrada en el anime y excelentes credenciales, Mamoru Oshii. Su status de cineasta completo (ya que es director y guionista) y el gran éxito de crítica y público en Japón de su films anteriores, tanto de animación (principalmente con “PATLABOR” y “PATLABOR 2”) como de imagen real (con la inédita en España “KERBEROS PANZER COP” o también conocida como “STRAY DOGS” que posteriormente fue readaptada al anime por su mismo autor en la conocida por los aficionados “JIN ROH”) le convertían en el candidato perfecto para lograr un film que traspasara fronteras y marcara un antes y después dentro del género.

Y vaya si lo logró. En sus apenas 80 minutos de metraje, Oshii junto con el guionista acreditado Kazunori Ito, logran llevar a cabo un thriller de ciencia ficción emocionante a la vez que intelectual. Plagado de escenas de acción y de un ritmo que no decae en ningún momento, a pesar de los interludios (de los que hablaré más adelante) y de las largas conversaciones  medio-filosóficas de sus protagonistas, Oshii logra un film brillante, inteligente y muy poético, capaz de hacer disfrutar al espectador al tiempo que le plantea algunas dudas existenciales para aquellos espectadores que busquen algo más que el mero entretenimiento.

Aunque no figure en los créditos como guionista, la huella personal de Oshii esta presente durante toda la obra. Eliminado por completo cualquier tipo de elemento humorístico (presente en el manga original y en prácticamente toda la obra de su creador, Masamune Shirow), Oshii se centra exclusivamente en la trama principal y en las interrogantes que plantea. Todo ello acompañado de momentos tanto líricos (inolvidable los créditos iniciales en los cuales se ve la “creación” de la Mayor Kusanagi) como filosóficos, con ese tramo final en el que Kusanagi se encuentra cara a cara con el “supuesto” antagonista de la trama, “El maestro de marionetas” y ambos discuten sobre los motivos que les han llevado a esa situación. A pesar de esos momentos, mucho más calmados que el resto, el ritmo del film no decae en ningún momento gracias sobre todo a lo interesante que resulta su trama principal. Ni siquiera en ese breve interludio que sucede pasado el primer tercio de película donde, acompañados solo con la banda sonora, vemos distintas estampas e imágenes de un Hong Kong (aunque el film sea japonés toda su trama ocurre en la ex-colonia británica) a medio camino entre el futuro y el pasado reciente. Toda una secuencia hipnótica y cautivadora como pocas, imprescindible, a pesar de que no haga avanzar la trama y no aporte, en apariencia, nada a la historia.

Asimismo merece mención aparte, al igual que sucedió en “AKIRA”, su banda sonora. Su autor, Kenji Kawai, logra crear una partitura maravillosa y fascinante, con pocos cortes pero todos y cada uno de una calidad y brillantez suprema. Cabe destacar además, como curiosidad, que esta banda sonora se acompaño en  Europa y EEUU de un tema exclusivo creado para la ocasión, “One Minute Warning”, que se puede escuchar en los créditos finales y que fue fruto de la unión especial de los chicos de Bono, U2, y del ex-componente de Alan Parsons Project, Brian Eno.

Excelente película e influencia manifiesta en varías películas posteriores de ciencia-ficción (y si no que se lo pregunten a los hermanos Wachowski) “GHOST IN THE SHELL” es claramente una obra maestra del cine, ya sea este de animación o de imagen real, cuya brillantez y calidad todavía no se ha visto superada (aunque si alcanzada, mismamente con su secuela, la también excelente “GHOST IN THE SHELL: INNOCENCE” de la que hablaremos en la próxima entrega). Para aquellos que todavía no la conozca, esta es una película de imprescindible y satisfactorio visionado. Y para aquellos que ya la conozcan les pediría, como suelo hacer habitualmente, que volvieran a revistarla ya que obras maestras como esta ya no se encuentran, por desgracia, tan fácilmente.

Fdo: El replicante.

Y además...

47.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2020 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..