Scifiworld

Herschell Gordon Lewis: El Padrino del Gore

el  Miércoles, 25 March 2009 01:00 Por 
Os ofrecemos una entrevista exclusiva con el padre del "gore".
Nadie puede negarlo. La crueldad, el disfrute de la violencia, es inherente al ser humano. Desde el coliseo romano hasta los modernos cuadriláteros de boxeo, el público sigue demandando el visionado de la violencia. Pero la realidad tiene sus límites…

El arte, no…

Herschell Gordon Willis es uno de los máximos responsables de que el medio artístico más relevante del siglo XX, el cine, rebasara los límites preestablecidos hasta su irrupción respecto a dónde se situaba la frontera de lo explícito en cuanto a la violencia plasmada en el celuloide.

Responsable de acuñar el término “splatter” y considerado por muchos el primer realizador en dirigir una película gore, “Blood Feast”, la carrera de H. G. Willis ha marcado el rumbo del género terrorífico como muy pocos realizadores. Y fue el público, precisamente, el responsable de que sus horrendas visiones fueran aceptadas por la industria como un medio válido para llenar las salas.

Scifiworld te ofrece ahora la oportunidad de descubrir qué opina este maestro acerca de su significación para el género, dónde se encuentran sus orígenes y qué avatares tuvo que afrontar para llevar a la gran pantalla un cine extremo en el que la brutalidad y truculencia eran sus mayores reclamos.

Con todos vosotros, “El Padrino del Gore”:

Scifiworld: Después de terminar tus estudios y ejercer como profesor de inglés, ¿cómo llegaste al cine?

Herschell Gordon Lewis: Además de enseñar literatura inglesa, había sido designado como director televisivo de la universidad. Después de esa breve carrera, comencé a sumergirme en los mundos de la radio y la televisión e incluso participando con mi capital e incluso poniendo dinero para un film comercial. Cuando me decidí a intentar hacer mis propias películas, un compañero me sugirió ponerme en contacto con una distribuidora local. Dave Friedman trabajaba para ese estudio.

SFW: “Blood Feast” fue el primer peldaño de un nuevo género. Después del fenómeno explotation y las películas softcore, ¿cómo surgió la idea de realizar películas de este nuevo género, el gore?

HGL: Buscábamos un tema que no hubiera sido sobado y que fuera más allá de los planes de producción de un gran estudio. Recuerdo que me encontraba viendo la televisión y estaban emitiendo una película de gangsters en la que un policía vaciaba su revólver sobre el bandido y éste moría, pacíficamente, con tan sólo una leve mancha en su camisa. Eso me dio la idea: vayamos un paso más allá. “Blood Feast” fue el primer film que mostró morir a la gente con los ojos abiertos.

SFW: ¿Cómo respondió el público al estreno de “Blood Feast”? Se rumorea que a los espectadores se les regalaba antes de la proyección una bolsa como prevención para los vómitos ¿Se trataba de una maniobra publicitaria?

HGL: Sí, aciertas de pleno. La gente, al saberlo, se sentía estupefacta o indignada. Y eso era justo lo que queríamos provocar.

SFW: ¿De dónde sacaste la inspiración para dirigir tu película “2000 maníacos”?

HGL: Habiendo ido a la escuela en lo profundo del Sur, no me eran desconocidos las supersticiones y el folklore. Algunos historiadores cinematográficos comparan esta película con “Brigadoon”. Ni Dave ni yo hemos visto nunca “Brigadoon”. El único paralelismo es la resurrección centenaria.

SFW: ¿Has visto la película de Tim Sullivan “2001 Maníacos”? ¿Cuál es tu opinión sobre ella?

HGL: No la he visto. “2000 Maníacos” es mi película favorita. De todas las que he hecho, me quedo con ella. Por tanto, no estaba muy contento con verla reimaginada. Dicho esto, obviamente, no tengo fundamentos para dar una opinión sobre ella.

SFW: En “Color Me Blood Red” el personaje principal es un artista que usa la sangre de sus víctimas para pintar sus obras. ¿Consideras tus películas como obras de arte o simplemente son un medio para ganar dinero?

HGL: Ésa es una pregunta improcedente, pero la contestaré. Cualquier director que estrene “Pigmalión” y se convierte en un “ateur” o “artista”, merece perder dinero. Disfruto con el arte, pero ese sentimiento va por separado de mi carrera cinematográfica.

SFW: Después de doce años como realizador y despedirte con “The Gore-Gore Girls” ¿por qué decidiste cambiar tu profesión por la de estratega de marketing?

HGL: Siempre he permanecido ligado a la industria publicitaria. Cuando hice “The Gore-Gore Girls” —una parodia de mis propias creaciones—, los productores punteros fueron conscientes de que este pequeño nicho era muy rentable, así que comenzaron a estrenar películas cuyo reparto, producción y distribución eran imbatibles para mí. Así que consideré que era un buen momento para retirarme.

SFW: Te convertiste en un pionero dentro de la dirección de marketing ¿Qué mundo es más competitivo, el del cine o el de la publicidad?

HGL: Ambos son crueles y tremendamente competitivos. Los dos demandan la habilidad de motivar a gente con las que el director o el guionista jamás se ha entrevistado. He disfrutado mucho con mi posición en el mercado de marketing, en el que soy miembro del Salón de la Fama de la Dirección de Marketing, y soy valorado como un gurú. Pero no hay duda: hacer películas es inigualable. Y en el momento que encuentre un productor que me diga: “Estoy listo para rodar ‘Grim Fairy Tales’”, yo también estaré listo.

SFW: En 2002 volviste a dirigir “Blood Feast 2: All U Can Eat” y volverás en 2009 con “Blood De Madame: The Fallen Ones” ¿Cómo ha sido volver a dirigir después de una ausencia tan prolongada? ¿Qué te ha impulsado a volver tras tu largo retiro?

HGL: Desde hace años, observando la roma y repetitiva deriva del género, sentí que tal vez pudiera encontrar la manera de volver. Un tipo llamado Jacky Lee Morgan me ofreció un guión y una financiación admitidamente exigua. Fue suficiente para animarme a volver.

SFW: ¿Cuál crees que fue la escena más impactante de toda tu filmografía?

HGL: Sin duda, la secuencia que ha tenido mayor impacto ha sido la escena de “La Lengua” en “Blood Feast”.

SFW: Mirándolo al pasado desde la actual perspectiva, ¿cambiarías algo de lo hecho en tus películas?

HGL: Una pregunta imposible. A buen seguro, si hubiera tenido más presupuesto para cualquiera de mis películas, las podría haber hecho mejores. Pero, ¿arrepentimientos? Rotundamente, no. Sí, lo cierto es que me hubiera gustado que hubiera más demanda para “Blood Feast 2”…

SFW: ¿Crees que los presupuestos ajustados son un lastre o, por el contrario, estimulan la imaginación y creatividad de los directores?

HGL: Ambas cosas. Ciertamente, son un lastre. Pero es igualmente cierto que un productor y un director con fondos limitados tienen que valerse de su ingenio. Me preocupa que hoy en día cualquiera con una cámara digital se considere ya un realizador.

SFW: ¿Qué diferencias encuentras en el cine independiente de hoy en día con respecto al que hacíais en tu tiempo?

HGL: “Independiente” no puede co-existir con los adinerados productores. Para otros, la distribución directa a vídeo es, al mismo tiempo, una bendición y un tormento. Es una bendición porque el film encuentra una salida. Y es un tormento porque una gran cantidad de películas prescindibles atestan los estantes.

SFW: ¿Qué consejos les darías a los jóvenes cineastas?

HGL: Que dejen su ego en la puerta. Que no usen la cámara en mano. Que se pregunten a sí mismos una y otra vez: “Si estuviera viendo esto en vez de estar rodándolo, ¿en qué nivel se encontraría mi interés?”.

Y además...

58.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2019 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..