Scifiworld

XP3D: Visita al rodaje

el  Lunes, 08 August 2011 02:00 Por 
La primera película de terror española rodada en 3D

De un tiempo a esta parte, el efecto estereoscópico se ha vuelto algo prácticamente imprescindible en cualquier producción hollywoodiense que desee a toda costa hacerse con una buena taquilla. El invento, cuyos orígenes de explotación en el cine se deben buscar en el mismísimo cine mudo, se ha convertido en un poderoso reclamo para el público, y lo que en décadas anteriores fue alternándose más como una moda pasajera, en la actualidad se ha asentado cómodamente en nuestras salas de cine gracias sobre todo a las mejoras tecnológicas de las que se ha hecho acopio.    

Empleado primordialmente para las películas de terror, el 3D finalmente ha cruzado la frontera que le separaba de las grandes superproducciones de la meca de Hollywood gracias al indiscutible éxito de “Avatar” de James Cameron, lo que ha provocado que el número de blockbusters con el efecto incorporado haya aumentando considerablemente.

Nuestra industria cinematográfica no ha sido ajena a este fenómeno,  y poco a poco está empezando a incorporarlo también a sus producciones. El primero en lanzarse a la piscina del 3D ha sido Santiago Segura con la cuarta entrega de su taquillera saga Torrente; y ahora le sigue los pasos “XP3D”,  la primera película de terror española con el efecto estereoscópico incluido también, de forma indivisible, en su título.

Dirigida por el debutante Sergi Vizcaíno y producida por Rodar y Rodar, responsable de éxitos como “El orfanato” y “Los ojos de Julia”; y Antena 3 films, en colaboración con Chromosome 22, su rodaje se inició a principios de mayo, en un pueblo cercano a Martorell, en la comarca del Baix Llobregat (Barcelona), y con un reparto formado por Amaia Salamanca (“Fuga de cerebros”), Maxi Iglesias (“Mentiras y gordas”, “Física o química”), Luis Fernández (“Tres metros sobre el cielo”, “Los protegidos”), Úrsula Corberó (“La República”, “Física o química”), Oscar Sinela (“El castigo”, “Física o química”), Manuel de Blas (“Los fantasmas de Goya”, “Ángel o Demonio”), Miguel Angel Jenner (“La Riera”, “23- F el día más difícil del Rey”) Eduard Farelo (“Los ojos de Julia”) y Alba Ribas. Y como no podía ser de otra manera, en Scifiworld tuvimos la oportunidad de asistir a dicho rodaje para verlos en acción y observar en vivo y en directo el descomunal tamaño de las cámaras 3D.

Curtido en el mundo de los cortometrajes, el catalán Sergi Vizcaíno nos contó los tejemanejes de su primer largometraje, el cual ha pasado de llamarse “Scars” (Cicatrices) a lucir el enigmático título de “XP3D”.  Un proyecto que, como bien nos indica su director, no le vino caído del cielo sino que él mismo fue quién lo concibió y promovió para que fuera una realidad.

“Yo propuse esta idea de cine comercial de calidad a Mar Targarona (productora y directora de Rodar y Rodar) cuando me la encontré en el Festival de Cine de Terror de Molins de Rei siendo yo jurado. La idea le encantó; empezamos a trabajar la trama y Daniel Padró hizo el guión. A partir de la trama que trabajamos Mar, Daniel y yo, conseguimos esta historia. Luego se incorporó Raquel Carreras (también productora de Rodar y Rodar) que dio una vuelta de tuerca al guión mejorándolo sustancialmente hasta lo que tenemos ahora.”

La película narra la historia de una estudiante de psiquiatría escéptica ante la existencia de lo paranormal a la que su duro profesor de facultad propondrá que demuestre o desmienta la existencia del Más Allá junto a un grupo de compañeros. Por ello, los estudiantes se desplazarán a Susurro, un pueblo minero que oculta una oscura historia...

Con esta sinopsis no podemos negar que no estamos ante el sumun de la originalidad en cuanto a trama, pero no es menos cierto este es un tipo de cine que no abunda especialmente en nuestro país, como bien apunta Sergi Vizcaíno: “Este tipo de cine de terror, los slashers, no se hace mucho en España; como fórmula, no se estilo mucho.”

Y si el subgénero slasher es poco frecuente aquí, el 3D aún lo es menos.

“Al añadir el 3D” explica Sergi “hemos convertido este proyecto en algo pionero, siendo los primeros en hacer cine de terror en 3D […] Y al ser los primeros, somos los que marcamos un poco el camino a los que vienen detrás.”

De todas formas, cabe decir que la idea de rodar con el efecto estereoscópico no fue algo que surgiera inicialmente de la mente de su director, sino que fue un concepto que se introdujo a posteriori.

“Cuando yo conocí a Mar, el 3D era uno utopía. La idea del 3D surgió cuando el proyecto estaba naciendo” comenta Sergi  “Surgió la posibilidad y, como soy un poco friki del 3D y me encanta como elemento narrativo, quise tener la responsabilidad de ser de los primeros en marca el camino.”

Y es que al igual que ha ocurrido en el cine americano, para que el 3D se implante en la industria hace falta que unos osados sean los primeros en decidirse utilizar dicha técnica para que luego otros les sigan, y Sergi está convencido que después de XP3D, el camino se allanará para que eso ocurra.

“Cuando la gente vea el resultado dirá 'esto funciona'. Potencialmente, en 3D la historia se supera a sí misma, y querrán hacer otra, seguro.”

Teniendo en cuenta que muchas veces el 3D se utiliza como mero artificio para compensar o disimular algunas carencias cinematográficas a nivel de historia o guión (o que su uso implica, directamente, una menor atención en esos aspectos), nos interesamos por saber hasta qué punto aquí el efecto estereoscópico está realmente justificado y cómo hicieron para evitar que éste no entorpeciera la línea argumental de la película.

“El primer planteamiento que tuvimos es el de hasta qué punto el 3D puede sustituir otras líneas narrativas. Somos un poco pioneros en este tipo de narración que estamos creando y siempre está el hecho de cómo debes plantearte el rodaje, cómo puedes hacer la historia con menos planos… Una vez hechas estas planificaciones, es importante centrarse en tener un buen guión y en que éste se interprete bien. Si tienes un buen guión y una buena interpretación, el 3D lo que hace es potenciar eso, y no al revés; potencia todo lo bueno que tiene la película. […] Hemos estado durante un año planteando cómo hacerlo, y creo que hemos conseguido potenciar las sensaciones dramáticas. Y a falta aún de montar, he visto algunos trozos y son espectaculares. El 3D realmente te lleva a vivir lo que viven los protagonistas.”

Quizás una de las principales causas por las que a muchos cineastas les cuesta acercarse a esta técnica sea, además del inevitable incremento en el presupuesto, las dificultades que conlleva en sí misma a la hora de planificar el rodaje.

“A nivel tanto de preproducción como de rodaje y postproducción, el 3D nos está marcando muchísimo. Yo marqué un estilo durante las escenas y la película tiene varias pautas, varios momentos. Al inicio, por ejemplo, tiene un nivel de profundidad; y cuando llegan al pueblo tiene otro. No es una película de lanzar cosas al espectador sin ton ni son. Es una película atmosférica donde sí salen cosas (porque es una demanda del público), pero eso está cuando tiene que estar. Cuando te lanzamos algo o sale algo es porque tiene que estar ahí. No es para suplir carencias de guión ni de historia. Hay un trabajo previo a nivel de 3D bastante amplio, y durante el rodaje, hasta que la cámara no está preparada no se rueda; hasta que no sepamos que el 3D es perfecto y no va a molestar o no va a quedar mal en postproducción, no rodamos”
Y continúa explicándonos de qué modo afecta la implementación del 3D en el rodaje.

“El 3D nos ha condicionado a no planificar la película como en 2D. Hemos planificado a nivel de 3D, y eso significa que son planos más largos, muy coreografiados y con la cámara moviéndose siempre. Tenemos un equipo capaz de hacerlo, y no es nada fácil. A nivel de escenas tiene un 3D fijo en el que la narrativa lo acompaña, estando todo muy equilibrado. Las escenas están rodadas de tal manera que esa carencia de plano está suplida de tal manera que parece que rodemos 15 o 16 planos al día en lugar de 10. Ayer rodamos catorce planos al día, que fue todo un récord, y sin salirse de la hora. No nos hemos retraso ni un solo día; estamos cumpliendo con el plan de rodaje. Tenemos un trabajo previo tan grande que, de momento, a mitad de rodaje no hay sorpresas.”

Pero no todo son efectos visuales en esta película, y Sergi Vizcaíno tenía muy claro desde el principio que quería trabajar en un entorno real con el que el espectador pudiera involucrarse en un mayor grado.

“Hemos hecho un gran trabajo de localización. No hemos utilizado escenarios de cartón piedra. Todo es real y son sitios muy bien buscados, localizaciones muy espectaculares. Y gracias al 3D, lo que hacemos es que ese espacio te envuelva y te metas dentro de la película. Hemos querido crear espacios terroríficos y muy inquietantes, y meter al espectador en el medio.”

Precisamente para que el espectador logre zambullirse directamente en la historia y conecte con sus personajes, hacía falta un reparto que lograra producir esa empatía. Y como vemos, la composición de ese reparto lo forman jóvenes rostros que se han dado a conocer y han alcanzado la popularidad en la pequeña pantalla, no siempre por sus dotes interpretativas.  

“El cine no deja de ser un producto que hay que vender. Yo no hago la película para mí sino porque queremos vender un producto; publicitarlo y procurando que sea un producto de calidad para que la gente lo consuma. A partir de ahí, necesitas tener los dos valores: el actor perfecto con un punto de comercialidad. Y creo que aquí la comercialidad está más que sobrada, pero es que además son perfectos para el papel. Están haciendo un papel alucinante, y a mí me han sorprendido mucho. Esperaba mucho de ellos, pero no esperaba tanto. Tanto a nivel de “acting” como a nivel de personas,  son superprofesionales. Tienen mucha paciencia a nivel técnico dado que el 3D les marca mucho las posiciones”  Y sentencia el director” Con este casting hemos conseguido un nivel de profesionalidad brutal.”

Una profesionalidad que también está demostrando tener Sergi con su primera película, dado que, en sus propias palabras “No tiene absolutamente nada que ver un corto con un largometraje.” Y sus razone no pueden ser más esclarecedoras “El nivel de exigencia en el largo es tan alto que tienes que ir con los deberes bien hechos. De ti depende mucha gente, todo un equipo profesional. El largometraje es un negocio muy grande donde no puedes saltar al campo sin haber entrenado muchos meses. Y eso es lo que hemos hecho: entrenar mucho, y ahora estamos a medio partido, a medio rodaje.”

Respecto al cine de género que se está haciendo últimamente en nuestro país, tiene una opinión muy favorable, y reconoce que se decanta por el producto nacional antes que por el estadounidense.

“Creo que estamos en un momento estupendo” asegura “Para mí es una referencia todo aquél cine de género que va orientado al público, y me gusta el cine comercial de calidad. Yo entiendo el cine comercial que gusta a mucha gente, y si gusta a tanta gente, da igual lo que digan otros, que algo bueno debe tener. Ahora bien, para hacer cine que guste a mucha gente hay que tener una buena historia y hay que saber contarla, tener también un buen casting, una buena fotografía, una buena técnica y mil cosas más.”

“Yo hago una película como a mí me gustaría verla. Me gusta mucho el cine de terror bien hecho y eso lo que trato de hacer. Y a mí cuando el cine español está bien hecho, me encanta. Si me pones una buena película americana y una buena película española, me quedo con la española. Lo que no significa que muchas películas americanas me gusten más que las españolas. Creo que una buena historia es siempre internacional, y nosotros hemos hecho eso.”

Y nosotros, como futuros espectadores, esperamos que lo hayan conseguido. Pero como no sólo nos interesaba conocer la opinión de quién dirige la historia sino también de quienes la viven en sus propias carnes, tras la charla con Sergi Vizcáino nos fuimos directamente a hablar con los miembros del reparto. Y nuestros elegidos fueron Maxi Iglesias y Úrsula Corberó, cuyos personajes son pareja en la película.

¿Cómo está resultando, por ahora, vuestra primera experiencia en el género de terror?

MI: Muy bien. La verdad es que nos está sorprendiendo, y todo tiene muy buena pinta.

UC:  Aparte de ser un género que es totalmente diferente a lo que estábamos acostumbrados a hacer hasta ahora, también influye mucho el 3D, que es otro mundo aparte dentro del cine. Y yo, de momento, estoy muy contenta.

¿Y el hecho de reencontraros en esta película después de vuestro paso por la serie de televisión “Física y química”?

MI: Muy bonito. Además, siempre que he trabajado con “Ursu” ha sido un placer, y más en esta ocasión, que la película es difícil y que necesitas a gente para que te apoye y haga posible el trabajo.

UC: Es algo que te da muchísima seguridad a la hora de trabajar. Pasa mucho con las películas que trabajas con gente nueva, un equipo nuevo… y quieras o que no, siempre hay ciertas inseguridades. Y el momento en el que yo me vengo a Barcelona con Maxi, al que conozco desde hace cuatro años y con el sigo quedando de vez en cuando para vernos, se agradece.

¿Podríais hablarnos un poco de vuestros personajes?

UC: La verdad es que yo tenía muchas ganas de hacer un personaje así. Belén es una niña de papá, una chica acostumbrada a tener todos los lujos y a tenerlo todo a su alcance gracias a su familia. Es caprichosa y está muy a ostumbrada a la buena vida, pero eso no significa que no sea buena persona. Es una niña con corazón aunque lleve esa coraza de que la da igual todo. Pero a medida que va avanzando la estancia en Susurro, el pueblo en el que nos encontramos en la película, va a verse en momentos críticos en los que o se espabila o pringa.
Es un personaje muy divertido. Además,  la película tiene muchos puntos porque en realidad es terror pero también tiene puntos de comedia, de misterio…

Y además está el hecho de que este subgénero exige mucho a nivel físico, ¿cierto?

UC: Exige mucho a nivel físico y también a nivel mental. Exige mucha concentración, aunque también nos pasamos toda la película corriendo (risas)

¿Creéis que el público se puede llegar a identificarse con vuestros personajes o responden simplemente a unos clichés básicos?

MI: Bueno, somos seis y hay de todo.

UC: Bueno, yo por ejemplo he visto el reportaje “Niños de papá” que dieron en televisión y Belén está ahí. Ella es una chica así porque hay gente que es así.

¿Y os habéis inspirado en algún personaje real o ficticio a la hora de abordar el vuestro?

UC: Yo no voy a decir en quién, pero me inspiré un poco en una chica de “Niños de papá” del programa de Cuatro.

¿Qué le va a ofrecer esta película al aficionado al terror?

MI: Tiene cosas que creo que harán las delicias a los amantes del terror. Cosas parecidas con otras películas que no voy a decir para no caer en spoilers.

UC: Yo creo que lo que más va enganchar es que, gracias al 3D, la gente se va a meter dentro de la película. A parte de que todo lo que son efectos especiales, maquillaje y demás está muy bien hecho.

Y ya para terminar, ¿Ha sido difícil rodar con las imposiciones que requiere el 3D?  

UC: Al principio sí porque es algo a lo que no estás acostumbrado. Cuando empiezas con algo nuevo te desorientas un poco. Pero luego es como todo en la vida y te acostumbras.

Tras esta última pregunta nos despedimos de los dos intérpretes, a los que agradecimos su tiempo y su atención. Ellos volvieron al rodaje y nosotros partimos de regreso a Barcelona con los deberes hechos. Ahora solo nos queda esperar hasta las Navidades de este año para ver a Maxi Iglesia, Úrsula Corberó y al resto del reparto pasarlo mal en esta eXPeriencia paranormal en tres dimensiones.

Y además...

55.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2021 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..