Scifiworld

Sitges 2015: Absolutely Anything

el  Martes, 13 October 2015 20:47 Por 

 THE GIFT

El “come back” de los Monty Python, desde que en 1983 realizaran El sentido de la vida, también viene a ser el primero en la dirección de largos por parte de Terry Jones desde hace 19 años, cuando realizó Viento en los sauces.

Aunque, claro está, vuelven por sus fueros, ninguno de ellos aparece en pantalla. Todo lo más, se oyen las voces de Eric Idle, Terry Gilliam, Michael Palin, y del propio Terry Jones cuando intervienen las figuras animadas de los extraterrestres reunidos en un Consejo de las autoproclamadas especies superiores, cuya fealdad resulta unbearable. El fallecido Robin Williams presta la voz al perro de Neil Clarke (Simon Pegg), el profesor de instituto protagonista. 

Pese a que Simon Pegg, a la vista de film suyos precedentes como Bienvenidos al fin del mundo o Arma fatal, no cabe duda de que es el actor ideal para encarnar fácilmente todo ese dinamitador universo pythoniano, lo cierto es que el resultado final del film no pasa, en líneas generales, de discreto divertimento, si exceptuamos que acaso podemos considerar toda una provocación, en el Londres actual, que apenas aparezca gente de otras razas, con la excepción de un colega hindú de Clarke, que no resulta tratado precisamente amablemente, al ser un individuo no demasiado agraciado físicamente, y con poca gracia, que no logra seducir a la compañera de trabajo de la que está enamorado.  

Inicialmente, el argumento puede resultar prometedor: ese Consejo Superior de alienígenas (ya de por sí unos perfectos estúpidos engreídos) está pensando en destruir la Tierra al considerarla habitada por individuos prescindibles desde todo punto de vista, pero deciden dar una última oportunidad: proveerán a uno solo de ellos de la capacidad de poder hacer cualquier cosa tan sólo con desearlo. Si decide obrar en pro de la humanidad, la Tierra se salvará; de lo contrario, si obra estúpidamente y por interés egoísta, la Tierra será destruida. Inútil advertir que Clarke tardará a vislumbrar inspiraciones altruistas dada la plétora de complejos, frustraciones, deseos y anhelos del hombre actual. Y cuando lo hace (acabar con el hambre, la pobreza y las guerras del mundo), las consecuencias (algo forzadamente, vale decir), tirando de paradoja y cinismo, son igualmente funestas.

 Con tal planteamiento, y ante la pinta de hombre común de Simon Pegg, cabe esperar los más descacharrantes desastres, cargados todos ellos de intencionalidad, dobles significados, irreverencia y denuncia, pero el producto no pasa de abordar malentendidos propios de las comedias de siempre si acaso con algo más de  radicalismo, como cabe esperar de los Python, donde vecino quiere a vecina, vecina no sabe lo que quiere pero tiene prepotente pretendiente estadounidense que trata de deshacerse de todo bicho que pueda echarlo fuera de su propósito de hacerse con su objeto de interés: Kate Beckinsale, una actriz que no ha demostrado tener un knack particular para la comedia, y acaso tampoco para la interpretación, puestos a decir.    

Sorprende que Jones haya dicho que este film es un proyecto personal que lleva acariciando 20 años. Francamente, tampoco es para tanto el resultado. Originariamente, el director se inspiró en la historia de H.G. Wells, “El hombre que hacía milagros”, aunque luego despojó el guión de toda alusión directa a la obra del escritor. También parece ser que resultó hilarante inspiración, tanto para Jones como para su coguionista, Gavin Scott, esa placa que llevan las naves de la NASA en la que se anuncia que la humanidad (hombre y mujer desnudos) va en son de paz.  

Lejos quedan ya las cargas de profundidad de los Monty Python: signo de los adocenados tiempos. 

Y además...

53.jpg

Últimas reviews

Listas y Tops

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2021 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..