Diego Vázquez - Scifiworld http://www.scifiworld.es Sun, 17 Jan 2021 13:15:25 +0100 Joomla! - Open Source Content Management es-es Mother's Day http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/mothers-day http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/mothers-day Mother's Day

Crítica del film con el que se cerró la edición de este año de Sitges.

Sitges finalmente ha cerrado su edición 2010 con la exitosa proyección de "Mother's day" que ha vuelto a poner de manifiesto la repetición de temas y formas que se han podido ver en muchas de las películas del festival. Si bien esta edición no ha sido excesivamente brillante en su selección de títulos, las cosas han ido mejorando en los últimos días del festival y este film de clausura sirve perfectamente para confirmarlo.

El estreno mundial muy adelantado (el film no sale en los USA hasta marzo del año que viene) que se vivió ayer en Sitges fue muy bien recibido y resulto una buena manera de cerrar el festival con buen sabor de boca y con un film que resume las constantes de violencia, tortura y tensión que han marcado muchas de las cintas del festival. De hecho su argumento sigue la misma línea de secuestro violento que se va complicando trágicamente de la cinta española que también se ha exhibido en el certamen "Secuestrados", aunque los resultados, con menos ambición de discurso (aunque introduzca varios de manera fina y elegante), muchas menos trampas, más adscripción a las pautas de género, aunque también con menos osadía visual, resulte en su conjunto más apreciable.

Darren Bousman filma aquí su segundo trabajo alejado de la saga "Saw" que le situó en el mapa (y de la que dirigió sus tres primeras secuelas de manera muy apreciable), tras el éxito además de su anterior film de culto "Repo! The Genetic Opera". Y aunque los fans que le hayan conocido por este último título y esperen ver algo de similar tono enloquecido, saldrán de esta cinta bastante decepcionados, lo cierto es que "Mother's day" supone un claro salto hacia delante en la carrera de su autor. No sólo es su trabajo más sólido y conseguido desde el punto de vista de la realización, sino que podría traerle muchas alegrías, ya que contiene todos los elementos para llegar a ser un éxito de taquilla.

Nuevamente estamos ante un remake, aunque en este caso mucho más justificable que la mayoría de los que nos invaden desde hace tiempo, puesto que si bien la cinta original de la Troma era uno de sus mejores títulos y de los más salvajes y divertidos de la compañía, esta nueva versión no busca parecerse en nada aquella, cambiando el tono por uno mucho más serio y cargado de tensión, contando con un presupuesto infinitamente más generoso, modificando en muchos aspectos su argumento y regalándonos una extraordinaria interpretación enormemente comedida y ajustada de Rebecca de Mornay, quién busca crear un personaje inolvidable (y sin duda lo consigue) y demostrar lo mucho que puede llegar a ofrecer como actriz y de que manera muchos de los proyectos en los que ha participado no han sabido sacarle todo su potencial.

Thriller comercial en estado puro, una vez más perteneciente al subgénero de las películas de venganza, y que tiene la mira muy bien puesta en los grandes clásicos de los 70 "La última casa a la izquierda" o "Las colinas tienen ojos" del gran Wes Craven, sabe ofrecer un gran espectáculo sin dejar de lado la inteligencia del espectador y el acercamiento valiente a temas tan humanos como la maternidad, la insatisfacción personal y el engaño como salida cobarde a las situaciones complicadas. En este sentido estamos también ante una notable cinta de personajes atrapados en una situación brutal que termina por enfrentarles los unos a los otros, sacando a relucir los trapos sucios ocultos tras su fachada de falsa amistad.

Un film muy disfrutable y que ha resultado ser precisamente el soplo de entretenimiento de calidad que necesitaba este festival como cierre.

  • Sitges 2010
  • Mother´s Day
    ]]>
    guardiandelatico@gmail.com (Diego Vázquez) Sitges Sun, 17 Oct 2010 02:00:00 +0200
    Resumen crítico de la programación de Sitges 2010 http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/resumen-critico-de-la-programacion-de-sitges-2010 http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/resumen-critico-de-la-programacion-de-sitges-2010 Resumen crítico de la programación de Sitges 2010

    Un repaso a las películas premiadas y al resto de títulos vistos durante estos 10 días de festival.

     

    Habiendo prácticamente concluido las proyecciones de esta edición 2010 del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges (a falta de verse la película de clausura "Mother's day" de la que próximamente colgaremos la crítica aquí en Scifiworld) y con el palmarés ya desvelado, es un buen momento para hacer balance. Y si bien os hemos de emplazar a todos al próximo número de la revista en papel en el que como todos los años dedicaremos un extenso artículo al festival, sus películas y sus invitados, quisiera plasmar aquí un análisis rápido en cuanto a títulos de lo que ha dado de sí el certamen.

    Sitges 2010 se ha cerrado de una manera ciertamente polémica al concederse tres de los premios principales (fotografía, director y película), más una mención especial por parte del jurado del Méliès d'Argent, encargado de seleccionar la mejor película europea vista en el festival (el Méliès realmente ha ido a parar a "Rubber"), al film finlándes "Rare exports: a Christmas tale". Observando los premios podemos ver que en realidad la mayoría de los más importantes han sido repartidos entre unos pocos títulos: "Rare Exports" y "Rubber" son los que aparecen más citados y "We are the night" y "Uncle Boonmee..." se han llevado también respectivamente dos gordos, el Premio Especial del Jurado y el Premio de la crítica.

    En opinión de este Guardián la decisión es arriesgada y valiente y como era lógico no iba a contentar a todo el mundo, pero pienso que es acertadísima. No sólo "Rare Exports" destaca en todos esos apartados, sino que por el tipo de film que es: original, arriesgado y orientado hacia el público juvenil (sin dejar por ello de tomar todo tipo de riesgos), no tenía un futuro comercial tan fácil como muchos de los otros títulos a competición que, aunque se podría entrar a discutir si eran mejores o peores que éste, desde el punto de vista práctico que tienen siempre en cuenta este tipo de premios en los festivales, creo que destacar este film tan diferente al resto de lo visto en la Sección Oficial por encima de los demás era la decisión correcta a tomar.

    Respecto a "Rubber", si bien no es santo de mi devoción y me parece que está más hinchada que otra cosa, comprendo las virtudes que se le han visto y que han llevado a que sea premiada y es cierto que a mucha gente le ha convencido más que a mí. "We are the night" es otra cinta destinada a ser amada u odiada y que a mucha gente no le ha convencido nada, pero por el tipo de apuesta que propone: nihilista, estética y con una historia sin pretensiones, estaba destinada a pegarse contra el muro de muchos espectadores. No es muy distinto a la mala aceptación crítica que tuvo "Jóvenes ocultos" en su estreno (film con el que guarda muchos parecidos) y hoy en cambio está considerado un clásico de su tiempo. Sin querer afirmar que esto es lo que pueda suceder con este film, sí que creo que una vez más el jurado ha decidido apostar fuerte concediéndole el Premio del Jurado y por ello tienen todos mis respetos.

    Por último el premio de la crítica a "Uncle Boonmee..." no por resultar fácil y previsible resulta menos merecido, aunque no hubiera estado mal que la crítica hubiera asumido un riesgo semejante al jurado en vez de apostar por un título que ya tiene a sus espaldas la Palma de Oro en Cannes.

    Entre el resto de premiados también ha habido cabida para uno de los filmes más interesantes y divertidos presentados a competición, "Dream Home", que se ha llevado los merecidísimos premios a los efectos de maquillaje (lógico por todo su espectacular festín gore) y el de mejor actriz para su gran protagonista principal, que carga además con todo el peso dramático del film. El premio de efectos especiales a "Monsters" una vez más deja a las claras el deseo de los miembros del jurado por apostar por los creadores más arriesgados, valientes y luchadores. En este caso es el propio director del film el que se encargó de los efectos, con un presupuesto claramente ridículo para lo que tenía que contar (una invasión extraterrestre de pulpos gigantes), que no obstante soluciona en pantalla de manera impecable haciendo un perfecto uso de los recursos, que resulta totalmente premiable.

    Los demás premios corresponden a cintas que no he podido ver, pero en lo que respecta a la Sección Oficial, y viendo la simpatía que tengo por los premios que sí conozco que ha concedido el jurado, tengo curiosidad por acercarme al resto de largometrajes agraciados: "Thirteen Assassins", "Red Nights", "Fase 7" y "The last exorcism".

    En cuanto al resto de títulos del festival que este Guardián sí ha podido ver, cabe destacar que estamos en un año con gran abundancia de cintas violentas y donde el nivel medio de los títulos ha bajado bastante respecto al de otros años (aunque en los últimos días haya habido cintas que hayan ayudado a elevar la media). Así, habría que destacar como los títulos buenos del festival, tras los ya comentados en los párrafos anteriores, a "Los ojos de Julia", "Black Death", "The life and death of a porno gang" y "A Serbian film". No son ninguno grandes obras, pero sí cintas que merecen la pena verse. Las verdaderamente importantes serían "Les 7 jours du talion", "Déjame entrar" (pese a todos los problemas extra cinematográficos que le podamos encontrar) y sobre todo "Super", el único título junto con "Rare Exports" que considero imprescindible del festival, y que sin duda habría salido triunfador de haber competido por los premios.

    Las grandes decepciones del festival han sido el esperado regreso de Carpenter a la dirección con "The Ward", "A woman, a gun and a noogle shop" de Zhang Yimou y en buena medida "I saw the devil" y la segunda parte de "La Herencia Valdemar", de las que se esperaba muchísimo más. En el apartado de cine hablado en español, salvo "Los ojos de Julia", muchos de los títulos tienen una relación casi por igual de aciertos y de errores en su conjunto ("Secuestrados", "Carne de neón") y otros son ejemplos claros de "mucho ruido y pocas nueces" ("La casa muda", "La otra hija").

    Y por lo que respecta a este Guardián, sin duda los títulos que menos me han interesado de los que he podido ver han sido "Confessions", "Insidious" y "Amphibious 3D"; tampoco demasiados. La cosa sin duda no ha sido brillante pero podría haber sido mucho peor.

    • Sitges 2010
      ]]>
      guardiandelatico@gmail.com (Diego Vázquez) Sitges Sat, 16 Oct 2010 02:00:00 +0200
      I saw the devil http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/i-saw-the-devil http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/i-saw-the-devil I saw the devil

      Crítica del nuevo trabajo del director Kim Jee-woon.

       

      Habiendo sido ésta una de las últimas películas del festival que he podido ver, creo estar en disposición de afirmar sin ninguna duda que esta edición ha estado especialmente marcada por la violencia, tanto en el subgénero del "torture porn" como en el de los actos de venganza. Han sido una auténtica avalancha los títulos que han optado por estas extremas dosis de violencia que la combinación de los efectos especiales tradicionales con los nuevos y pulidos efectos digitales permiten lograr, en busca de conseguir así las imágenes más gores más impactantes y más extremas posibles, y aunque una buena parte de ellos lo han hecho sin un claro mensaje de fondo que querer imponer al espectador, simplemente como una pornografía de la violencia con la que "pasarlo bien" (por discutible que esto pueda ser), también ha habido otros títulos que han intentado reflexionar sobre esa violencia y especialmente sobre el papel de la venganza tras la sucesión de un hecho violento.

      "I saw the devil", el nuevo film de Kim Jee-woon ("Dos hermanas", "El bueno, el malo y el raro"), se presenta en este caso como el reverso de la moneda de "Les sept jours du talion", el film que comenté por aquí hace unos días. Partiendo de unos hechos muy similares, la violación y asesinato de la hija del protagonista que desencadena el secuestro y tortura del asesino en el primer caso y la tortura y asesinato de la mujer del protagonista que desencadena una persecución y tortura vengativas del asesino en el segundo, ambos directores no pueden obtener resultados y conclusiones más opuestas.

      Mientras en el film canadiense la violencia y sus consecuencias morales y físicas estaban tratadas como algo doloroso y que llegaban a convertir fácilmente a la víctima en un animal salvaje indistinguible del asesino, aquí, intentando mantener un discurso moral similar (el policía se transforma en un torturador frio y despiadado que parece finalmente sufrir también con sus actos), Kim Jee-woon opta por el puro exhibicionismo y por las trampas morales. Esto es algo que puede llegar a pesar mucho en el resultado para muchos espectadores, sobre todo porque se ve de manera demasiada evidente el torpe discurso que intenta armar el director como justificación para las salvajes acciones de su protagonista. Si esto se hubiera obviado o se hubiera hecho de una manera menos tramposa, sin duda el film habría sido más disfrutable.

      Porque más allá de esta cuestión de fondo (y del hecho de que en un festival de agradecidas películas de menos de dos horas de duración, este film se exceda hasta las dos horas y media), resulta difícil discutir la calidad como realizador de Jee-woon y el ritmo frenético que sabe administrar al relato. De hecho, éste funciona mejor en su condición de puro thriller de caza al hombre que en su vertiente de explotación gore con torturas demasiado desfasadas y pensadas de manera demasiado obvia para el disfrute de la platea más incondicional.

      Podríamos caer también en la tentación de establecer comparaciones con la trilogía de la venganza de Park Chan-wook, comenzando por la presencia en ambos títulos del mismo actor protagonista, pero, además de que la estilización de este último cineasta resulta difícilmente alcanzable por el realizador que aquí nos ocupa, el discurso de fondo tampoco tiene fácil comparación, pese a que se introduzca como novedad el hecho de que "el bueno" se dedique aquí a disfrutar con su juego sádico, torturando y después volviendo a soltar a su asesino para nuevamente volverlo a cazar (sin importar por supuesto las víctimas que éste siga dejando de esa manera por su camino).

      Afortunadamente esto produce un duelo interpretativo a dos bandas entre Lee Byung-hun y Choi Min-sik que es uno de los grandes aciertos del film, lo que por un lado proporciona más motivos para poder disfrutar de éste, pero al mismo tiempo también sirve para cuestionarlo aún más. Una cinta problemática.

      • Sitges 2010
      • I Saw the Devil
        ]]>
        guardiandelatico@gmail.com (Diego Vázquez) Sitges Sat, 16 Oct 2010 02:00:00 +0200
        Sitges '10: Palmares de Sitges 2010 http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/sitges-10-palmares-de-sitges-2010 http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/sitges-10-palmares-de-sitges-2010 Sitges '10: Palmares de Sitges 2010

        Lista completa de todos los premiados en la 43 edición del Festival de Sitges 2010.

        OFICIAL FANTÀSTIC COMPETICIÓN SITGES 43

        JURADO

        Francesco Barilli, Jaume Collet-Serra, Colin Geddes, Jan Harlan & Elena Manrique

        Mejor Cortometraje
        THE LEGEND OF BEAVER DAMM de Jérôme Sable

        Mención Especial al cortometraje
        VICENTA de Sam Millor

        Mejor Diseño de Producción
        Yuji Hayashida por THIRTEEN ASSASSINS

        Mejores Efectos de Maquillaje
        Vitaya Deerattakul & Andrew Lin por DREAM HOME

        Mejores Efectos Especiales
        Gareth Edwards por MONSTERS

        Mejor Banda Sonora Original
        Seppuku Paradigm, Alex & Willie Cortes por NUITS ROUGES DU BOURREAU DE JADE (RED NIGHTS)

        Mejor Fotografía
        Mika Orasmaa por RARE EXPORTS: A CHRISTMAS TALE

        Mejor Guión
        Nicolás Goldbart por FASE 7

        Mejor Actriz
        Josie Ho por DREAM HOME

        Mejor Actor
        Patrick Fabian por THE LAST EXORCISM

        Mejor Director
        Jalmari Helander por RARE EXPORTS: A CHRISTMAS TALE

        Premio Especial del Jurado
        WE ARE THE NIGHT de Dennis Gansel

        Mejor Película
        RARE EXPORTS: A CHRISTMAS TALE de Jalmari Helander


        OFICIAL FANTÀSTIC COMPETICIÓN PANORAMA

        JURADO
        Philipp Engel, Annick Mahnert & Carlos Pumares

        Mejor Película
        TUCKER & DALE VS. EVIL de Eli Craig

        Mejor Cortometraje
        THE FAMILIAR de Kody Zimmermann


        CARNET JOVE

        JURADO
        Gerard Alonso, Alba Carmona, Anna Gual, Marian López & Daniel Mourenza

        Mejor Película FANTÀSTIC
        RUBBER de Quentin Dupieux

        Mejor Película MIDNIGHT X-TREME
        MUTANT GIRLS SQUAD de Noboru Iguchi & Yoshihiro Nishimura & Tak Sakaguchi


        NOVES VISIONS

        JURADO
        Ferran Audi, Rafael Maluenda & Laurent Pécha

        Mejor Película Patrocinado por SEAT
        SIMON WERNER A DISPARU (LIGHTS OUT) de Fabrice Gobert

        Mención Especial
        SOUND OF NOISE de Ola Simonsson & Johannes Stjarne Nilsson por su mezcla única de historia, visuales y sonido
        5150 RUE DES HORMES de Éric Tessier por su innovadora combinación de cinematografía clásica y fantástica revelando nuevos dilemas morales

        Diploma Película No Ficción
        VAMPIRES de Vincent Lannoo

        Diploma Película Discovery
        TONY de Gerard Johnson


        CASA ÀSIA

        JURADO
        Daniel Cohen, Rubén Lardín & Joan Pons

        Mejor Película
        COLD FISH de Sion Sono

        NOVA AUTORIA SGAE - FUNDACIÓ AUTOR - INSTITUT BUÑUEL

        JURADO
        Xavier Capellas, Maria Ripoll & Albert Solé Millor

        Mejor Dirección
        Sílvia Subirós por LA EDAD DEL SOL, presentado por l'Escola de Cinema de Barcelona (ECIB)

        Mejor Guión
        Jaime Serrano por LA LONA, presentado por el Centre d'Estudis Cinematogràfics de Catalunya (CECC)

        Mejor Música Original
        Gonçal Perales Roy por THE SMILEY, presentado por l'Escola d'Animació de Catalunya-9 Zeros


        ANIMA'T - Premio Gertie

        JURADO
        Daniel Cohen, Rubén Lardín & Joan Pons

        Mejor Largometraje de Animación
        JACKBOOTS ON WHITEHALL de Edward McHenry & Rory McHenry

        Mejor Cortometraje de Animación
        UNE NOUVELLE VIE! (A NEW LIFE!) de Fred Joyeux

        Mejor Largometraje de Animación para Niños
        THE UGLY DUCKLING de Garry Bardin


        Gran Premio del Público El Periódico de Catalunya

        Mejor Película
        THIRTEEN ASSASSINS de Takashi Miike


        MÉLIÈS DE PLATA

        JURADO
        Philipp Engel, Annick Mahnert & Carlos Pumares

        Méliès d'Argent a la Mejor Película Europea
        RUBBER de Quentin Dupieux

        Mención Especial
        RARE EXPORTS: A CHRISTMAS TALE de Jalmari Helander

        Méliès de Plata al Mejor Cortometraje Europeo
        LES BESSONES DEL CARRER PONENT de Marc Riba & Anna Solanas


        MÉLIÈS DE ORO

        Méliès de Oro a la Mejor Película Europea
        BURIED de Rodrigo Cortés

        Méliès de Oro al Mejor Cortometraje
        EL ATAQUE DE LOS ROBOTS DE NEBULOSA -5 de Chema García Ibarra


        PREMIOS DE LA CRÍTICA

        JURADO
        Carlos Losilla, Joan Millaret & Xavi Serra

        Premio de la Crítica Jose Luis Guarner
        UNCLE BOONMEE WHO CAN RECALL HIS PAST LIVES de Apichatpong Weerasethakul

        Premio Citizen Kane al director/a revelación
        Quentin Dupieux por RUBBER


        BRIGADOON

        Paul Naschy JURADO

        Joan I. Alonso, Jorge Manrique & Dani Moreno

        Mejor cortometraje
        ST. CHRISTOPHORUS ROADKILL de Gregor Erler

        • Sitges 2010
          ]]>
          guardiandelatico@gmail.com (Diego Vázquez) Sitges Sat, 16 Oct 2010 02:00:00 +0200
          Uncle Boonmee who can recall his past lives http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/uncle-boonmee-who-can-recall-his-past-lives http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/uncle-boonmee-who-can-recall-his-past-lives Uncle Boonmee who can recall his past lives

          Crítica de este esperado título del certamen.

           

          Se va acercando el final de Sitges 2010 y con la Sección Oficial habiendo ofrecido ya prácticamente todas sus armas, empiezan a ocupar su lugar de interés algunos de los títulos no competitivos más esperados del festival. Hoy ha abierto la veda la flamante ganadora de la Palma de Oro en el pasado Festival de Cannes, premio que se supone el más prestigioso del arte cinematográfico, aunque hace ya unos años que ha ido sufriendo decisiones que lo han ido devaluado. En esta pasada edición el reparto que debía organizar un jurado formado por artistas tan dispares como Víctor Erice o Tim Burton no parecía que fuera a ser tarea fácil, pero curiosamente hubo consenso a la hora de decidir otorgar el galardón principal a este título.

          Contemplándolo hoy en la pantalla grande es fácil ver cuáles son los elementos que lograron satisfacer por igual a dos creadores tan distintos. Apichatpong Weerasethakul, quien ya contaba en su filmografía con títulos tan reconocidos y personales como "Tropical Malady", juega con este film a adentrarse una vez más en el terreno fantástico (concretamente el de las historias de fantasmas), haciendo aparecer en él a familiares fallecidos que regresan del más allá (uno de ellos con la icónica forma de un hombre mono de pelaje negro como el alquitrán y ojos rojos y luminosos), y también, a través de diferentes historias que ocurren en distintas épocas (y que van unidas por la excusa argumental que da título al film), a un espíritu pez que viola en un lago a una princesa o a un grupo de hombres mono que observan el viaje físico y mental de los personajes por el interior de una gruta.

          Las distintas apariciones de lo fantástico estén bañadas de una visualización sencilla pero diferente y eficaz, que incluye momentos a retener como el de los fantasmas que se presentan a la mesa a través de un lento truco óptico de sobreexposición o la secuencia con la que arranca la cinta (la favorita de este Guardián), imbuidos todos ellos del espíritu de una tradición de los cuentos de fantasmas asiáticos que ha encontrado a lo largo de la historia muchos ejemplos ilustres, especialmente dentro de la filmografía japonesa. Esa forma de aproximarse al fantástico tan diferente a la manera occidental ha debido de ser sin duda lo que ha encandilado a Burton.

          Por otro lado el film discurre lentamente y sin casi cambios de tono narrativo durante todo su metraje, centrándose más en la cotidianidad de una familia tailandesa en la que uno de sus miembros está muy enfermo que en las apariciones de lo fantástico, que se integran en esa cotidianeidad con total normalidad. Está claro que es en este estilo despojado de casi todo artificio para contar cinematográficamente una historia en donde Erice encontró su punto de anclaje con la cinta y en ese aspecto el film está más cerca de la manera de abordar el fantástico de creadores intelectuales como Tarkovsky o Godard, que del cine que se suele poder ver durante las dos semanas del festival por la localidad costera de Sitges.

          Es por ello que no sé si encontrará en el marco de este certamen su público más ideal, aquel que consiga entrar de lleno en su apuesta narrativa, ya que el film (y que quede bien dicho desde ya) no es precisamente fácil. Y sinceramente creo que debería haber ahondado más en sus elementos fantásticos para que la apuesta terminara de convencerme, ya que al estar básicamente formado por un mosaico de momentos aislados no todos me han aguantado el mismo nivel de interés (de hecho se podrían haber eliminado sin problemas unos cuantos minutos), siendo los más perjudicados los menos cercanos al fantástico, donde las tribulaciones cotidianas de esa familia llegan a hacérseme demasiado anodinas y frías como para poder empatizar con ellas y sentir así el film verdaderamente.

          Seguramente ya es lo que su director pretendía: mantener esa distancia emocional y esa visión casi documental sobre lo cotidiano en la que por momentos surge lo fantástico, pero creo que ese discurso debería haber estado más aprovechado para que el resultado fuera realmente redondo. Tal y como está ahora se trata de una apuesta difícil para el espectador en la que no resulta fácil mantener la atención y el interés durante todo su metraje, pero que no obstante regala algunos de los momentos más estimulantes que se hayan podido ver en este festival. Un resultado finalmente desigual, pero para nada falto de interés.

          • Sitges 2010
          • Uncle Boonmee who can recall his past lives
            ]]>
            guardiandelatico@gmail.com (Diego Vázquez) Sitges Fri, 15 Oct 2010 02:00:00 +0200
            Dream Home http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/dream-home http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/dream-home Dream Home

            Crítica de un nuevo título de la Sección Oficial.

             

            "Dream Home" es una película destinada a caer simpática a todo fan del genero slasher más salvaje y gamberro. Sus asesinatos parten de las ideas más desfasadas y enfermizas para acabar brutalmente con alguien y son coreografiados con absoluta maestría, sin ocultar ni el más mínimo detalle de gore y sabiendo moverse tonalmente entre lo grotesco, lo desagradable y el humor negro más delirante. Hasta aquí estamos ante un espectáculo que asegura diversión a los adictos al género y a todos los que echen de menos las obras de los comienzos de Peter Jackson o los más elaborados asesinatos del clásico slasher ochentero estadounidense.

            Pero es que Pang Ho-cheung no está dispuesto a contentarse con eso y se ha propuesto llegar mucho más lejos y para ello ha despojado al género de la habitual falta de pretensiones cinematográficas que soporta y de la simplicidad y poca profundidad de sus argumentos, decidiendo utilizarlo como un discurso tan válido como el drama más desgarrador para hablar de la situación inmobiliaria previa a la gran crisis económica que estamos viviendo actualmente y al problema de acceder a una vivienda digna que sufre la mayor parte de la población adulta en todas partes del mundo.

            Hong Kong no es ni mucho menos una excepción y en medio de su sucesión de rascacielos, sus masas humanas de trabajadores pluriempleados y de los sacacuartos dispuestos a estrujarlos hasta sus últimas consecuencias, la protagonista de nuestra historia, cansada de ver como su deseo de comprarse una vivienda con vistas al mar para la que lleva ahorrando toda la vida se ve frustrado por la continua ascensión del precio del piso en plena explosión inmobiliaria, decide tomar cartas en el asunto y adoptar una radical solución salomónica, acabar con los habitantes del edificio para tratar de provocar así la caída del precio de sus habitáculos.

            Tan marciana y coherente idea es plasmada en pantalla al mismo tiempo sin el menor asomo de ampliar el sentido de humor de sus asesinatos a la situación penosa en su vida cotidiana que vive la protagonista, y esforzándose también en hacer de ella la asesina menos improbable y más sufrida que nos pudiéramos imaginar. Y es en ese choque brutal de las dos grandes temáticas (y películas) que componen el film y en su manera de hilvanarlas a través de un guión repleto de flashbacks y dilataciones temporales que funciona a las mil maravillas, dónde se encuentra su virtud más sorprendente y admirable, y la que debería llevar a que fuera un título que no pasara desapercibido para los espectadores entre la marea de producciones violentas y provocadoras que todos los años nos invaden.

            Espero que sea reconocida en este festival con algún galardón importante que sirva de altavoz a sus peculiaridades y virtudes, porque no parece fácil que pueda llegar a verse este título por España (al menos por los canales convencionales); lo que sin duda será una pérdida muy grande para todos los aficionados, que podrían así asistir al resurgir de uno de los subgéneros más machacados del cine de terror con nuevas fuerzas, total compromiso por parte de su creador y pleno deseo de actualidad. Evidentemente, le deseo lo mejor.

            • Sitges 2010
            • Dream Home
              ]]>
              guardiandelatico@gmail.com (Diego Vázquez) Sitges Fri, 15 Oct 2010 02:00:00 +0200
              Let Me In http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/let-me-in http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/let-me-in Let Me In

              Crítica de este polémico remake estrenado hoy en el Festival.

               

              Como ya me suponía, afrontar la crítica de este remake tan reciente supone permitir que se cuele una cierta esquizofrenia sobre el papel que ya estaba en el punto de partida de la idea inicial de llevarlo a cabo y también en el resultado final que hemos podido contemplar hoy en el festival. La situación del remake como una de las Bellas Artes  contemporáneas (y como el gran ícono de nuestros tiempos, que necesitará de una importante perspectiva para asimilarlo) es algo a lo que no puede aspirar a entrar a analizar profundamente esta crítica, pero sí que aunque sea de una manera superficial plantearé el problema de afrontar uno como éste: cogiendo una cinta de hace tan sólo dos años y que además es un peliculón que en tan poco tiempo ya se ha convertido en todo un título dispuesto a perdurar, se busca realizar una supuesta adaptación para el mercado americano que al final acaba resultando tan fiel al original y con tan poca personalidad propia que termina por ser la misma película hablada en inglés, con otros actores, otros escenarios (aunque muy similares) y otro estilo de narración (lo único realmente distinto, aunque no lo suficiente, de esta apuesta).

              Esto es algo que ya comienza a parecerse a lo que sucede con las obras teatrales (especialmente los musicales) que se estrenan en un idioma y con un reparto y luego cambian de país, idioma y actores, adaptando ciertos localismos, y toca juzgarlos tanto como obra propia como en lo que respecta a su referente inicial. Esto es algo que tiene sentido en teatro por la imposibilidad de repetir la obra original más allá de un tiempo determinado y de un idioma concreto, pero en cine es algo que de tan aberrante casi se ha convertido en un género fantástico en sí mismo. Así que decididamente este remake no es en absoluto necesario, pero es bueno.

              Y esta es la gran contradicción a la que debemos enfrentarnos. No cabe duda que muchos espectadores fans de la película original pensarán que sí, que es bueno, pero que no aporta nada relevante que no estuviera ya en el original, por lo que para eso mejor recuperar esa primera versión. Y no les faltará razón. Si hay que recomendar a un espectador que no haya visto ninguno de los dos films que vea uno, claramente ha de ser el film sueco original. Incluso aunque el espectador fuera americano, y siempre que no fuera muy vago, le convendría ver también el primero.

              Pero a esto hay que añadir que a todos aquellos que les gustó el original y que quieran regresar a la historia a través de la representación de lo que podríamos denominar como "otra compañía", no deberían perdérsela, porque seguramente el film no les vaya a decepcionar. Es como un caramelo casi igual pero diferente, que puede dejar contento a una parte de la audiencia, incluyendo aquella que quiera acercase a esta historia con el "glamour" que da el cine estadounidense (sin duda la opción más discutible), y que además permite industrialmente vender el mismo coche dos veces y por el mismo precio, sin que nadie proteste.

              ¿O no? Porque también habría que preguntarse qué necesidad existía para que un nombre mítico como el de la productora Hammer decida volver al cine con una apuesta tan poco valiente, que un director como Matt Reeves decida continuar su carrera tras "Monstruoso" con una adaptación tas respetuosa como falta de aciertos que se le puedan otorgar a su propia labor como director (a no ser que se considere lo suficientemente importante que haya filmado en un plano secuencia desde el interior de un coche un espectacular accidente), y que cada vez más las salas se llenen de "deja vus", apuestas seguras y una galopante falta de riesgo y originalidad. Muy seguramente, si nadie la detiene, esta mortífera moda acabará por hundir el gran cine un poco más (si no termina cansándose antes al espectador), pero nadie podrá negar que si pudiéramos eliminar de la ecuación el contexto que la rodea (tarea desgraciadamente imposible) estaríamos ante una muy buena película.

               

              • Sitges 2010
              • Let Me In
                ]]>
                guardiandelatico@gmail.com (Diego Vázquez) Sitges Fri, 15 Oct 2010 02:00:00 +0200
                Monsters http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/monsters http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/monsters Monsters

                Crítica de un nuevo título de la Sección Oficial del festival.

                 

                "Monsters" es una película que ganará en valoración para los espectadores que más simpatía tengan por las clásicas historias de amor o que más valoren los méritos de producción que atesora este debut realizado con pocos medios y mucho ingenio para dar la sensación de tener más de lo que realmente tiene. Y es que estamos ante una película con un planteamiento lo suficientemente ambicioso como para que sorprenda la manera inesperada como es conducida su historia, de una forma íntima y casi alegórica. Concretemos: estamos ante una historia de invasión extraterrestre a la tierra en dónde las criaturas han quedado confinadas en una franja de espacio situada entre la frontera de México y la de Estados Unidos, que se ha convertido en un lugar sin reglas y peligroso, propicio para la explotación humana sin piedad por parte de los empresarios más avispados y avariciosos y al mismo tiempo espacio ideal para realizar un viaje al interior de uno mismo en el que preguntarse por lo que realmente espera al otro lado una vez superado el peligro.

                Película de aventuras en la que apenas pasa nada externo emocionante y dónde lo importante sucede en la relación que se va estableciendo entre dos personajes destinados sin quererlo a unirse en esta travesía, un fotógrafo y la hija del editor para el que trabaja, entre los que el peso del pasado que arrastran y las dudas sobre su futuro jugarán un papel tan importante como los monstruos en forma de pulpos gigantes que se van cruzando en su camino.

                Película también fronteriza que entra a saco a muchos de los problemas contemporáneos que se están viviendo entre estos dos grandes países americanos y que consigue caer simpática pese a lo convencional (una vez más) de la historia que nos está contando y de las reacciones de sus personajes. No pasaría de ser una cinta entretenida y curiosa en lo que respecta  a su aproximación al género monstruoso (menos original al principio por su reflejo con "Distrito 9" y más interesante a partir de la mitad con su historia de amor en tiempos de guerra), de no ser porque cuando ya parece estar toda la carne vendida, el film nos regala una secuencia final tan inesperada como emotiva y bienvenida, que le hace alzarse muy por encima de la media de calidad que estaba exhibiendo hasta ese momento.

                No es que en el resultado final la película pase a verse como un título imprescindible o especialmente significativo, pero sí que permite dejar algo más de poso en el espectador que lo que hasta ese momento se estaba visionando. Como ya he dicho, si se tiene en cuenta la manera ingeniosa de salvar un presupuesto infinitamente inferior a "Distrito 9" para contar una invasión alienígena con muchas similitudes, centrando la historia en las relaciones de su pareja de protagonistas más que en la invasión propiamente dicha, se puede encontrar un motivo más para apreciar el film, aunque él mismo también se baste sólo para no dejar un mal sabor de boca al resto de espectadores, haciendo que merezca la pena su visionado.

                • Sitges 2010
                • Monsters
                  ]]>
                  guardiandelatico@gmail.com (Diego Vázquez) Sitges Thu, 14 Oct 2010 02:00:00 +0200
                  We are the night (Somos la noche) http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/we-are-the-night-somos-la-noche http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/we-are-the-night-somos-la-noche We are the night (Somos la noche)

                  Crítica de un título que se estrena mundialmente en Sitges.

                   

                  Que los vampiros están de moda es algo que hace ya unos años que nadie puede poner en duda, y parece que el mito sigue teniendo cuerda para rato. A esperas de poder ver mañana que ha hecho Matt Reeves con su a priori innecesario remake de "Déjame entrar", hoy se ha presentado la muy disfrutable "We are the night", uno de esos títulos con argumento mil veces visto y con poco nuevo que aportar al género, pero que exhibe una marcada energía narrativa y una solvencia que lo hace muy recomendable para los fans de este personaje mítico en su vertiente más hedonista y sensual.

                  Hay varias cosas que llaman la atención en este film de Dennis Gansel, siendo quizás la más poderosa la decisión de situar la acción en el Berlín contemporáneo, con sus clubs nocturnos, sus antros alternativos y su noche cool e infinita a ritmo de una constante música de baile energética que irá recorriendo el film de cabo a rabo.

                  Hay algo muy alemán en él, en su energía y en el ambiente que representa. Su personaje femenino protagonista, asilvestrada, masculinizada y peligrosa representa un prototipo de mujer fuerte que hemos podido ver en muchas películas de los últimos años del cine alemán, como mismamente en "Corre, Lola, corre". Tras ser mordida por una dama vampírica con un par de centenares de años a sus espaldas, se transmutará en una fémina más atractiva y sensual y se unirá a esta jauría de cazadoras, ricas, seductoras y mortales, que a diferencia de lo que ocurre con otras versiones del mito, disfrutan de la vida plenamente sin volver la vista atrás (o al menos eso parece). En ese sentido hay una primera parte del film que glorifica la juventud y lo divertido que es ser vampiro, que recuerda a la cinta de culto de los 80 "Jóvenes ocultos". Pero no es el único título de esa década que surge en el recuerdo al contemplar la cinta, puesto que también podemos encontrar en ella rastros de "El ansia" (con la que también comparte lo estilizado de su realización) o de "Los viajeros de la noche", sobre todo en su último tramo. Pero no sólo de cintas vampíricas bebe el film, puesto que la energía del primer cine de Luc Besson, especialmente de "Nikita" y "Leon (el profesional)", con su gusto por los personajes femeninos poderosos y la fuerza adrenalínica de su narración también es fácil de rastrear por todo su metraje.

                  Con una ligera trama policiaca de por medio no demasiado apasionante pero que sirve de hilo conductor a las andanzas de este grupo de reinas de la noche que, ante la imposición de no introducir elementos masculinos en su especie superior, se lanzan a gozar plenamente de un lesbianismo lujurioso (emparentándose también aquí el film con otro clásico sobre el tema como "Las hijas de Drácula" de José Ramón Larraz), "We are the night" no pretende sorprender a nadie ni ser excesivamente ambicioso, pero sí que se posiciona a las claras como una versión adulta y desenfrenada de los chupasangres, opuesta por completo a la actual moda "Crepúsculo".

                  Habrá que ver tal se porta en taquilla en su próximo estreno y con qué cariño la reciben los aficionados. Este Guardián por su parte ha disfrutado mucho con ella y cree que cualquier fan del género con las expectativas lo suficientemente ajustadas podrá pasar un rato estupendo en la sala oscura dejándose devorar por la locura, la pasión y el libertinaje de esta historia clásica convenientemente maquillada para las nuevas generaciones.

                  • Sitges 2010
                  • We are the night
                    ]]>
                    guardiandelatico@gmail.com (Diego Vázquez) Sitges Thu, 14 Oct 2010 02:00:00 +0200
                    A Serbian Film http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/a-serbian-film http://www.scifiworld.es/home/eventos/sitges/a-serbian-film A Serbian Film

                    Crítica de la cinta más polémica de esta edición de Sitges.

                     

                    Por fin se ha presentado hoy el título que a priori más había dado que hablar en esta edición del Festival de Sitges. Si cada año el festival tiene su película polémica dispuesta a provocar opiniones enfrentadas entre los espectadores y a abrir una vez más el inacabable debate de lo que se puede o no se puede mostrar en una pantalla (debate absurdo como pocos), este año el certamen tenía una apuesta fácil con este abanderado del nuevo cine extremo serbio (ayer ya comenté otro importante título exhibido en el festival de esta cinematografía, "The life and death of a Porno Gang") que se permite hasta inventar un nuevo término dentro de las fronteras del cine ultraviolento, dejando atrás al "torture porn": el "newborn porn".

                    Curiosamente este film comparte muchos elementos de fondo con su otro acompañante serbio, especialmente en la utilización de un personaje mefistoliano que sirve de detonante para que el protagonista de ambos títulos tome una decisión difícil y con consecuencias de alto calado, en su retrato del submundo del mercado privado de películas ultraviolentas que explotan a los más débiles, y que ya se ha convertido, pese a sus raíces hundidas en situaciones reales, en todo un mito de nuestros tiempos (cuyo principal precursor podría encontrarse en "Hostel", pese a que el modelo allí era ligeramente diferente) y por último en la inclusión de varias secuencias fuertes de extrema violencia, que no obstante no consiguen en ninguno de los dos films ser todo lo perturbadoras que a priori pudiera imaginarse.

                    Así que sin más dilación lo voy a decir: la cosa no es para tanto. O dicho de otra forma, sí que contiene secuencias muy duras y en las que la violencia resulta bastante explicita, por lo que evidentemente no está destinada a almas sensibles, pero pese al paso más que pretenden dar esas escenas en pos de romper con todos los tabúes del cine comercial, el poder de conmoción más profundo que podrían haber tenido queda bastante herido, tanto por la ineficacia de su director en establecer un auténtico discurso sentido de la violencia que no se aproxime en demasiadas ocasiones a una exposición gran guiñolesca, que llega a rozar por momentos los terrenos de la serie Z (como en algunas frases del "malo" del film en plenos momentos de violencia o en la utilización de una planificación y una música más grotescas y subrayadoras que realmente eficaces), como por erróneas decisiones de guión a la hora de ir creando una tensión que vaya progresivamente en aumento o mantener una mirada creíble sobre sus personajes (quienes afortunadamente si cuentan con unas interpretaciones en casi todos los casos muy destacables).

                    Llegados a este punto se me hace necesario señalar que Srdjan Spasojevic no es Michael Haneke (el nombre más citado en estas crónicas del festival), ni David Cronenberg, ni David Lynch, y que su capacidad para provocar al espectador es más superficial, efectista y facilona que realmente desasosegante y dolorosa en sus niveles más profundos. Esto no significa que la película no ofrezca buena parte de lo que vende, aunque curiosamente se tome su tiempo en hacer aparecer la extrema violencia que contiene, y de hecho durante buena parte de su metraje nos presente la historia de una manera estéticamente y narrativamente bastante mainstream (todo lo contrario que el otro film serbio comentado ayer).

                    En realidad no podemos decir que estemos ante una película mala o exenta de interés, pero sí que podemos afirmar que aunque se trata de un proyecto arriesgado y cuidado, también acaba resultando un intento fallido. Existe un grave error de guión cuando la película decide dejar de contar la historia de manera lineal, que da al traste con mucha de su energía y tensión inicial y la inclusión ya comentada de demasiados momentos caricaturescos o fuera de tono (mención especial para las últimas frases del film) son clavos que se pone la propia película en su ataúd y que provocó que la abarrotada sesión de hoy se viviera con más de una risa aislada en vez de con más de un sofoco. Y eso que este film no debería de servir para reírse precisamente.

                    • Sitges 2010
                    • A Serbian Film
                      ]]>
                      guardiandelatico@gmail.com (Diego Vázquez) Sitges Thu, 14 Oct 2010 02:00:00 +0200