Scifiworld

05. En la premiere de Los Mercenarios 2

el  Viernes, 24 August 2012 02:00 Escrito por 

Me encanta asistir a las premieres, y desde luego aquí en Los Angeles es algo de que lo abunda mucho.

Todas las semanas hay alguna premiere de algo, incluso de nuevas temporadas de series de televisión, de hecho, aquí he asistido a las premieres de "The Walking Dead" y "True Blood" pero por todo lo alto, como si de una superproducción se tratara. Sin embargo, en este caso se trataba nada más y nada menos que de "The Expendables 2", la action movie del año, por dios. Lo mejor era lo que estaba por llegar en la red carpet: los expendables en persona! Bueno, el único al que no vi fue a Bruce Willis, ah, ni a Jet Li. Pero todos los demás estaban allí, y cuando digo todos, me refiero a TODOS, incluido el grande, único y ya convertido en mito: Chuck Norris!

La premiere tuvo lugar en el Teatro Chino, en el mismo complejo comercial donde se encuentra el renombrado Dolby Theatre, donde se entregan los Oscars. De hecho cortaron esa parte de Hollywood Blvd para el estreno, como si fueran los Oscars vaya. Yo llegué cuando la alfombra roja había comenzado, quizás por eso no vi a Willis ni a Li, pero los demás estaban todos: Chuck Norris, Van Damme, Jason Statham, Schwarzenegger, Stallone, Dolph Lundgren, Terry Crews, Jerry Couture e incluso Tom Sizemore, je je je. Como es lógico me preocupé de conocer a los que no conocía todavía: Norris y Statham sobre todo. A los demás ya los conocí el mes pasado en el Comic-Con.

La alfombra roja era digno de ver, puro espectáculo, todos y cada uno de los Expendables paseó su mejor sonrisa y atendían a las guapas reporteras que allí se encontraban. Algunos llegaron acompañados de su familia, como Van Damme que llegó con su hijo, también actor, Christian Van Varenberg, que es su apellido real, como el de su padre. A Chistian tuve la oportunidad de conocerlo en las oficinas de After Dark Films ya que actuó en la película "The Philly Kid", y he de decir que es muy buen tío y para nada se las de hijo de una superestrella. Era curioso y un poco triste ver cómo se peleaban un par de fotógrafos en la alfombra roja, eran como dos niños, en serio, y todo porque uno había empujado accidentalmente a otro. Sin embargo, lo más patético fue ver a un "actor" que caminaba por la alfombra roja de un extremo a otro esperando que alguien le hiciera una foto, pero como no era nadie, todos los fotógrafos pasaban de él. Juro que por un momento se me pasó por la mente Richard Grieco, pero no era él. Menos mal. Hasta uno de la organización tuvo que hacer un rótulo con su nombre y enseñárselo a los fotógrafos para incitarlos a fotografiarlo, pero ni por esas. Luego cuando lo conocí y nos cambiamos las tarjetas... iba a guardarme su tarjeta en mi cartera cuando me di cuenta de que me había dado una caja de cerillas... con sus datos! Su tarjeta era una caja de cerillas. Lo flipé, en serio.

Bueno, los que no somos nadie, como yo, teníamos que recoger la invitación al final de la alfombra roja, donde se encontraba una mesita llamada "Will Call", con unas chicas muy amables que te daban tu invitación, con el asiento numerado, el ticket del parking y el del After Party... uffff, qué bien. Tras recoger todo eso tiré rápido para adentro. En este tipo de eventos siempre regalan refrescos y palomitas, pero pasé de todo eso y me fui a la platea para satisfacer ese pequeño fan que llevo dentro, y de pronto me topé de frente con Chuck Norris, dios, qué alegría, el hombre a sus 72 años tiene una pinta brutal. Así que amablemente le pedí una fotillo, qué menos, no? Y fue culpa mía que saliera un poco borrosa, qué lástima, pero ahí queda el recuerdo. Delante de Chuck estaba Lundgren a quien volví a saludar, creo que por tercera vez ya en menos de un año.

Después de eso, y antes de que comenzara la película me fui al bar, a la entrada del teatro donde tenían todas las palomitas y refrescos amontonados en la barra para que cada uno se sirviera. Y fue ahí cuando me topé con Tom Sizemore, es que iba a coger la misma Coca-Cola que yo, y mira que había Coca-Colas allí. En fin, cuando levanté la vista y vi quien era, me dije "joder, este tío mató a aquel monstruo cabrón en The Relic, un respecto!" je je je, lo cierto es que la saludé brevemente, y es un tipo muy amable. Porque no todos son amables, lo aviso. En fin, tras eso me dirigí a mi asiento. Stallone se dirigió a todos los asistentes con unas palabritas muy amables y tras una breve introducción, la película dio comienzo.

No voy a contar la película aquí, pero lo mejor sin duda alguna es Chuck Norris, el veterano actor se los come a todos, incluido mi venerado Schwarzenegger. Y si hay un chiste bueno en la peli es que el hacen Stallone y Norris en la primera aparición de éste último sobre la cobra, je je je. No pude evitar reírme a carcajadas. Bueno, y la pelea entre Van Damme y Stallone es mítica. En fin, que tras la peli me fui al Drai's un garito muy guapo que hay en el corazón de Hollywood, más concretamente en la terraza del Hotel W, en el cruce de Hollywood and Vine. Como no podía ser de otra forma, lo pasé de puta madre. Barra libre toda la noche, y los Expendables rondando por allí. Pude conocer a Jason Statham y a Van Damme, qué grande, je je. También estuve charlando con Terry Crews, Randy Couture, e incluso con Cung Le, un luchador de la UFC que rodó con Van Damme una película para After Dark Film titulada "Dragon Eyes". El caso era pasarlo bien y celebrar que la película estaba siendo un éxito desde su mismo estreno.

Estas son las cosas que pasan en Hollywood. Vas a estrenos, conoces gente, haces un poco de networking, flirteas con las celebrities, te echas unas risas, brindas con ellos por el éxito de su peli, como hice con Jason Statham, y también aprendes a ser breve y no molestar, sobre todo con los Expendables, que te arrean una hostia más pronto! je je je. Pero eso sí, un consejo os doy, cuando queráis una buena foto de recuerdo, mejor te la haces tú. Es verdad que puede salir algo borrosa, como me pasó a mí con mis fotos, con el ajetreo y la bulla son cosas que pasan, pero le pedí a alguien en la fiesta que me la hiciera con Van Damme después de charlar con él, y resulta que en la foto, como podéis ver, parezco su guardaespaldas, en lugar de un fan suyo, coño, es que hay que ser inútil para sacar una foto así de mala, pero bueno, qué se le va a hacer. Lo importante es que lo pasé de lujo, y que al día siguiente tenía un resfriado de cojones. Entre las copitas en las alturas de ese rooftop, y que seguramente dormí esa noche con el culo al aire, tuve que cambiar los Jack&Coke por un Frenadol, je je je... pero eso son los efectos secundarios de aprovechar los días en LA al máximo! Tikitáh!!!

Scifiworld

LA REDACCIÓN DE SCIFIWORLD

En el rincón más oscuro de la redacción de Scifiworld se oculta el ser arcano, que administra esta web, y que es el receptáculo de todo el conocimiento y sabiduría fantástica.

Web o Blog: https://www.scifiworld.es

Y además...

35.jpg

Últimas reviews

Listas y Tops

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2019 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..