Scifiworld

Terminator Salvation: ¿Salvación o condena?

el  Viernes, 05 June 2009 02:00 Por 
Clausuramos la "Semana de Terminator" con la primera crítica de su cuarta entrega que se estrena hoy en las pantallas de nuestro país.

El australiano Sam Worthington se sube a una moto mientras la división capitaneada por John Connor le persigue intentando darle caza. Frente a él se abre una barricada con alambre de espino, coge potencia y la salta consiguiendo llegar fuera del complejo en que ha estado prisionero. Cualquiera que tenga aprobado primero de cinefilia reconocerá, al ver ese momento, una de las secuencias más famosas de la historia del cine, aquella en la que Steve McQueen se enfrentaba a su final en “La gran evasión”, de John Sturges.

Cualquier problema o acierto de “Terminator Salvation” pasa por esa escena, y es que la asombrosa capacidad recicladora que el cineasta McG (seudónimo de Joseph McGinty) había demostrado en “Los ángeles de Charlie” lleva al límite el salto a la posmodernidad que la franquicia experimentó en su anterior entrega (“Terminator 3: La rebelión de las máquinas”), pero también evidencia que, por un lado, la saga iniciada por James Cameron en 1984 ha perdido definitivamente el norte y, por otro, que la oleada de renovaciones y reinvenciones que Hollywood está empeñado en hacer, se da de bruces con el interesante concepto de “buffet libre” que aporta la corta carrera de McG.

Si la Ciencia Ficción no existiera, acordaríamos ver “Terminator” como una película de terror, “Terminator 2: El juicio final” como una cinta de acción y la tercera entrega como una comedia de trágico final. Entonces, por la misma regla, el gen renovador inyectado a “Terminator Salvation” quedaría claro y podría verse como una cinta bélica. Una película “de las de guerras” cuyo conflicto armado no hace referencia a ninguno histórico y que, por culpa de una trama que deja demasiadas cosas a la memoria del espectador, importa poco o nada a quienes no hayan visto las anteriores entregas o no las recuerden especialmente bien. Los que no, los que conozcan las anteriores películas y las hayan disfrutado durante las tres últimas décadas, acudirán a los cines deseosos de ver el nuevo episodio. Allí, una vez se encuentren con las luces apagas, quizá echen de menos (quizá no) a su verdadero motor, Arnold Schwarzenegger.

Al margen del que sea el elemento que unifica la saga y de si era necesario a la hora de reinventarla, subyace el propio guión de “Terminator Salvation”. Un guión que, aunque es lo suficientemente inteligente como para saber esconderse cuando la película lo necesita, evidencia que ha tenido que ser rescrito tras la incorporación de un actor de la talla de Christian Bale, navegando ahora entre ser una entretenida primera versión que no profundiza en elementos interesantes (la deidad del personaje de Connor) y la de ser una fallida última versión que se ha dejado por el camino casi todo lo referente a Kyle Reese, su personaje más interesante y el único con el que se podría haber contado la película sin caer en la irritante necesidad de que su ahora protagonista le hable a todo el mundo, Terminators incluidos, de su pasado.

Autor: Ángel Agudo

Medios

236553_ArnoldSalvation.flv
Más en esta categoría: « La Última Ola Gattaca »

Y además...

21.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2020 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..