Scifiworld

Sitges 2013: Las películas (3)

el  Jueves, 17 October 2013 01:44 Por 

Ignasi Julliachs nos trae sus comentarios sobre Mindscape, The World's End, The Call, A Glimpse Inside the Mind of Charles Swan III, Machete Kills y We Are What We Are

Seguimos en Sitges, disfrutando y/o padeciendo las películas. Nuestro anterior comentario finalizaba con la impresión de que esta edición pintaba bien, a tenor del promedio de calidad de sus dos primeros días. Esa calidad media se mantuvo perfectamente el domingo, con matices. Iniciamos la jornada con el film Mindscape, un digno thriller del madrileño Jorge Dorado, su primer largo como director, bajo pabellón estadounidense, donde una adolescente (excelente Taissa Farmiga) de familia adinerada y con un cuadro patológico inquietante, recibe las atenciones de un detective con el don de poder entrar en la memoria de las personas. Su padrastro es sospechoso de maltratarla, y ocurren extraños accidentes a personas de la casa de autoría ambigua. Hay una herencia de por medio, y aún la implicación del propio superior del detective. La cinta no se sale de un terreno familiar y hasta trillado, pero es llevada con pulso firme, el timing es bueno, los actores, todos, están a la altura, hay atmósfera y sorpresas y, pese a que el desenlace se ve venir, lo cierto es que el papel de Anna, la adolescente, contiene suficientes matices como para convertirlo en uno de antología en su mezcla de perversidad, suma inteligencia, capacidad manipuladora pero, aún así, capaz de bondad, con un pasado que la explicaría. Un film interesante, en definitiva, que cuenta con Mark Strong y nada menos que Brian Cox.  

The World’s End contaba con el apriorismo a favor de estar dirigida por Edgar Wright. Todavía reímos cuando pensamos en su Arma fatal. Probablemente, la mitad de su capacidad para la comedia la debe al tándem que forma con el actor y guionista Simon Pegg. Y en este terreno son únicos. La parte “terrorífica” de Arma Fatal surge hacia el cuarto final del film, que nos pareció lo más flojo, por esa tendencia a lo diarreico y disparatado tan frecuente últimamente en las parodias, pero se le disculpaba por el excelente sentido cómico British tan característico llevado a extremos casi excelsos. En el film que nos ocupa ocurre algo parecido, pero con la diferencia de que el lado fantástico de carácter reiterativo y diarreico ocupa algo más de la mitad. La primera parte del film entra de lleno en lo que mejor saben hacer Wright y Pegg. Hay trabajo de personajes, background, y una idea motor: el que era el líder de un grupo de adolescentes quiere rememorar una fantástica noche que los cinco integrantes tuvieron intentando recorrer todos los pubs de su ciudad natal, pero les faltó uno, y se trata de completar la gesta ahora. Ahora, todos están integrados en trabajos burgueses menos el líder, que se ha quedado colgado. El encuentro, los rencores, el proceso de ir de pub en pub que no evoluciona como se espera… todo es hilarante, hasta que se evidencia el lado fantástico del film. Entonces la cosa comienza a ir a la deriva y la cinta acaba por parecerse a cincuenta mil más, con alguna gracia por aquí y por allá.

Brad Anderson nos trajo The Call. Un film con una idea desaprovechada. La cinta se centra en una telefonista de la policía (Halle Berry), ese cuerpo que reciba las llamadas de auxilio, de denuncia o emergencia y que con gran dosis de intuición y tacto asesoran al tiempo que activan los dispositivos precisos. Pero esta telefonista comete un error que le cuesta la vida a una adolescente en apuros, asediada por un serial killer. Un nuevo caso, parecido al anterior, la pondrá a prueba hasta límites fuera de su deber profesional. Se puede admitir que la cinta es entretenida en tanto que la tensión llega a límites muy altos, y si dispensamos algunas incoherencias en los procedimientos de la policía, que se adivinan ex profeso para conducir el film hacia donde todos sabemos desde mucho antes va a llegar a parar. En fin, el producto no sale del consumo al uso, y acaba por perder toda originalidad.  

A Glimpse Inside the Mind of Charles Swan III es un despropósito desde el primer segundo. Roman Coppola (efectivamente, del clan Coppola) la hubiera debido vender directamente a las televisiones, donde puede que la cinta hubiera dado el pego. Pero como largomentraje es un mal remedo a caballo entre Blake Edwards y el Rat Pack. En Los Ángeles, Swan III (Un desgastado Charlie Sheen que lo mejor que parece saber hacer es sostener el cigarrillo entre los dedos), ilustrador para la industria del cine, vive el sueño hasta que su compañera le abandona. Lo que sigue es un recorrido diarreico de disparates tontos, que a alguien le deben haber parecido muy graciosos. Puede que ver a Bill Murray imitar a John Wayne se salve de la quema. La cinta no repara en gastos, y así tenemos a Patricia Arquette (¿qué hace aquí?) y a Jason Schwartzman como colegas que siguen las gracias de Sheen. Sencillamente olvidable.

El lunes comenzó con otro despropósito a nuestro entender. Monsoon Shotout, una coproducción de la India, el Reino Unido y los Países Bajos. La cinta se enmarca en Bombay, en esa India en plena burbuja inmobiliaria, en la que un policía novato empieza a alucinar con el grado de corrupción policial. En una de sus primeras misiones, ha de detener un peligroso asesino conectado con las mafias de la ciudad: esos microsegundos en los que le tiene a tiro y debe decidir o no disparar son la esencia del film. La película ofrece cinco posibilidades diferentes. Según cada una de ellas, los acontecimientos que siguen serán distintos. Puede que en esa línea moralizante tan propia de los países asiáticos (por más que la cinta sea light en ese sentido), la propuesta sea original y sorprenda, pero se nos antoja absurda. Se nos dan cinco variantes, y el film acaba, sin más. Amit Kumar logra un film de buena factura visual (lo que no ha de extrañar a tenor de lo que sabemos del sentido visual de otros cineastas hindúes), y hasta la dramatización de cada uno de esos episodios está ofrecida con competencia en todos sus aspectos, pero la ausencia de un eje al que sujetarse como espectador hace que el producto sea estéril narrativamente hablando. Rashomon de Kurosawa ofrecía cuatro versiones distintas de un mismo hecho, la violación de una mujer, pero cuando menos, sabíamos que había este hecho como base cierta. En Monsoon Shotout todo es probabilidad, sin más.

Machete Kills es el nuevo disparate de Robert Rodríguez, que desde Grindhouse parece haberse encasillado en el cine trash de serie Z pero con presupuesto de lujo. Esa línea tiene su público pero, con sinceridad, a nosotros nos parece un tipo de propuesta cansina, con algún momento gracioso, pero tan pasado de rosca que se nos antoja esperpéntico en un sentido que no es el que Rodríguez busca. Lo sorprendente es que a esta nueva astracanada se ha apuntado gente como Mel Gibson, Antonio Banderas, el incombustible Charlie Sheen, again, Lady Gaga, Cuba Gooding Jr., e tutti quanti…

We Are What We Are, de Jim Mickle, nos propone un aceptable remake estadounidense de Somos lo que hay, cinta mejicana de Jorge Michel Grau. Ahora, Mickle traslada la historia de Méjico al estado de Nueva York: en una ciudad rural, una familia parece heredar de sus antepasados determinada condición caníbal. Ha habido desaparición de jóvenes; la madre de la familia fenece de modo extraño; las hijas, ya adolescentes, parecen vivir bajo la gran presión del padre viudo… todo es secreto… hasta que el médico (un espléndido Michael Parks), cuya hija también ha desaparecido, comienza a atar cabos. Bill Sage hace una buena composición, y también Kassie Wesley De Paiva, Ambyr Childers y sobre todo Julia Garner. Una historia escabrosa que, sin salirse de lo habitual, no cae en la vulgaridad, está narrada con la eficacia de un buen narrador, y logra intrigarnos.  

Más tarde, aproximaremos nuestras impresiones sobre los filmes que vimos ayer martes y miércoles. Hasta entonces.

Y además...

46.jpg

Últimas reviews

Listas y Tops

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2019 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..