Scifiworld

Sitges 2013: Las películas (9). En torno a la familia

el  Martes, 22 October 2013 11:28 Por 

Tres nuevos comentarios de largometrajes proyectados en Sitges que, en esta ocasión, suponen acercamientos al núcleo familiar bien distintos: Insidious: Chapter 2, We Are What We Are y la ganadora del Premio a la Mejor Película Borgman.

En un determinado instante de su nueva película, James Wan muestra en una pantalla de televisión un fragmento de la cult movie Carnival of Souls. La cita no es tan gratuita como puede parecer en un primer momento: los personajes de Insidious: Chapter 2 se mueven, al igual que la protagonista del filme de Herk Harvey, en una zona intersticial entre el mundo real y el más allá. Concebida como parte inherente a la historia original antes que como accesoria prolongación de aquella propiciada por su generosa respuesta en taquilla (o, al menos, eso afirma su guionista Leigh Whannell), la presente secuela supone una suerte de epílogo que profundiza en los traumas que los acontecimientos narrados en el primer filme han ocasionado en el núcleo familiar, así como en el pasado y los temores infantiles del personaje del padre. El guión se permite, además, potenciar la presencia de esos personajes secundarios que tan bien funcionaron en la primera película. El problema radica en que todos los méritos y apuntes de interés de Insidious: Chapter 2 se encontraban ya en el primer filme, lo que acarrea que no aporte nada al espectador que justifique su existencia. No obstante, se trata de una obra plenamente disfrutable (más en instantes concretos que en su totalidad) cuyo libreto aún aporta algún apunte moderadamente histérico que alegra la función (Spoiler: la condición de travestido del espectro que atormenta al personaje de Patrick Wilson desde la infancia).

En su discurso al recoger la Màquina del Temps, el cineasta Alex van Warmerdam aseguraba tener todavía mucho que ofrecer al público y que el hecho de recibir un reconocimiento a su trayectoria no significaba que ésta hubiese llegado a su fin. Proféticas palabras, pues el filme que presentaba a competición sería distinguido por el jurado con el galardón a mejor película unos días más tarde. Sirviéndose de inspirados retazos surrealistas, Borgman relata la progresiva destrucción del orden burgués y del estamento familiar, que da comienzo cuando la frustración (vital, laboral y sexual) que padece el matrimonio protagonista posibilita que un elemento foráneo y anárquico se infiltre en éste.

Por su parte, We Are What We Are concluye su clímax con una terrible estampa que apunta simbólicamente a aquello que su guión elude nombrar: las hijas devorando la carne paterna es la mejor representación simbólica del incesto al que la familia de caníbales que protagoniza el filme está condenada. Filme de una sorprendente sobriedad formal, el guión plantea temas de interés en lo relativo a la comunidad y la unidad familiar que no terminan de desarrollarse satisfactoriamente, lo que, unido a algunas carencias por parte de su realizador, impiden que este remake de la mexicana Somos lo que hay alcance la rotundidad hacia la que en ocasiones parece apuntar con tino.


Y además...

45.jpg

Últimas reviews

Listas y Tops

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2019 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..