Scifiworld

Sitges 2019

el  Miércoles, 18 December 2019 12:47 Escrito por 

Crónica de Ignacio López Vacas

Un año más y para no faltar a mi tradición, llega con retraso mi breve resumen del festival de festivales. Sitges, como ya nos tiene acostumbrados, nunca decepciona y no podía terminar el año sin hacer un breve análisis de los títulos programados que allí pude disfrutar.

No sé si este año el número de películas macarras y gamberras fue superior o simplemente que yo, extrañamente, me veo arrastrado a ellas, pero en este saco hay que destacar varias, como por ejemplo la nueva película de Patrick Brice, el director de Creep, Corporate Animals, una comedia negra sobre el corporativismo en las empresas y que termina por dejarte con ganas de más. Aun así, echas unas risas y ves a Demi Moore, que nunca está de más. En la misma línea tenemos la bastante más efectiva Little Monsters, film visto en multitud de festivales y avalado en todos ellos dada su frescura y diversión, aunque trate un género tan trillado como la comedia zombi. Lupita Nyong’o a destacar en el reparto. El primer tropiezo lo encontré con Trick, slasher de la mano de Patrick Lussier y que, pese al alto contenido de muertes y violencia, no consigue hilar una historia convincente y termina desfasando de manera caótica. ¿Y qué otra manera de desfasar hay? os preguntaréis… Pues la que tiene The Furies, otro slasher, de nacionalidad australiana esta vez que, con el mismo grado de furia, pero mucho mejor resuelto y con un punto de originalidad tecnológica que hacen del largometraje, un producto más que recomendable. Cerrando ya casi este apartado tenemos Monster Party, un interesante y violento cuento de maníacos que te helará la sangre en muchos momentos y The Shed, una vuelta de tuerca al cine vampírico en clave de historia adolescente de instituto. También recomendable. Pero la reina del apartado gamberro de este Sitges’19 es sin duda Bliss, una de las dos cintas que estrenaba el cineasta, ya de culto, Joe Begos en el festival (la otra era VFW) y que termina siendo un auténtico placer. Una oda al sexo, las drogas y al arte contemporáneo, visto todo desde una óptica cercana al terror ochentero y una fotografía a base de neones muy Widning Refn. Un pasote absoluto.

Entre los títulos más indies, destaco por mi parte Girl on third floor, todo un descubrimiento y una novedosa forma de enfocar el ya manido asunto de las casas encantadas. Esta, además, con aroma a revancha. Depraved es una actualización destacable del mito de Frankenstein a nuestros en forma de retorcido thriller. Por su parte, Bloodline se revela como una violenta sorpresa de temática psychokiller donde vemos a su protagonista Sean William-Scott (sí, Steve Stifler de American Pie) en un rol nunca antes explorado por el actor, pero donde deja un más que buen sabor de boca. Cerrando este apartado The Cleansing Hour es entretenida sin más, un cruce entre una exploit de El Exorcista y la típica cinta de bromas en redes sociales. Nada nuevo bajo el sol.

Tenemos luego la lista de las películas que se estrenaran en nuestro país, bien en salas o en plataforma. Entre ellas destaca la flamante ganadora del festival y una de las mejores películas españolas de los últimos tiempos; El Hoyo, estrenada ya en cines, es una syfy apocalíptica que explora la crítica social mediante un sistema de comidas a individuos que se encuentran en diferentes niveles, te dejará boquiabierto seguro. También se pudo ver en pantalla grande Noche de Bodas, una comedia de terror en clave de survival horror excelente. Fresca, original y entretenida como pocas. Destacar especialmente a Sam Weaving, su protagonista y ya scream queen tras participaciones en cintas como The Babysitter, aAndie McDowell, que al menos nos demuestra que sigue viva y el buen hacer tras las cámaras de los directores Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett, responsables de un segmento de V/H/S o la satánica El Heredero del Diablo.

En cuanto a plataformas, como no a Netflix, llegó algún que otro título que también desfilo por el festival. La esperadísima In The Grass, de Vincenzo Natalli y basada en la novela de Stephen King y su hijo Joe Hill, es un rompecabezas que combina elementos de ciencia ficción en un entorno rural naturista y que, si bien engancha desde el inicio, termina enredándose demasiado, haciendo llegar al espectador cansado a su desenlace. Y hablando de rompecabezas, el otro título que tras estrenarse en la localidad costera desembarcó en la famosa plataforma fue el de otro director de culto, Fractured de Brad Anderson recupera el ambiente insano que su director sabe crear en sus obras y mantiene al espectador con el corazón en un puño durante todo el metraje. El final, tal vez, algo tópico, pero el viaje merece la pena, al igual que la interpretación de Sam Worthington. Por su parte, la que se estreno en Movistar en este caso fue la irlandesa Extra Ordinary. Una potente comedia de terror, única en su especie, que nunca pierde su esencia y que sabe tanto maravillar al público como desmarcarse del resto de producciones del tipo. Muy divertida y con unas interpretaciones realmente destacables.

Y cerraremos ya con cuatro de las más esperadas, al menos para servidor. El nuevo trabajo de Rob Zombie, 3 From Hell, no solo me dejó fuera de lugar, sino que tanto la recuperación de la historia de los personajes, como su desarrollo, me parecen un paso atrás gigante con lo conseguido en las dos anteriores entregas. Un Necesita Mejorar como una catedral para Zombie, una decepción y una auténtica lástima. Mejor, mucho mejor, fue el también esperadísimo remake de Rabia de Cronenberg, dirigido por las Soska Sisters. Un dúo de hermanas peculiares y también de culto tras cintas como American Mary. Insana, visceral y retorcida, superó mis expectativas. Vale que no llega al nivel del maestro de la nueva carne, siendo sincero tampoco lo esperaba, pero el resultado me pareció de lo más destacable en cuanto a remakes de cintas clásicas se refiere. Charlie Says era otra que más hype me había influido debido a que su directora Mary Harron es ni más ni menos que la realizadora de American Psycho, todo un clásico. En el año donde Tarantino estreno su Once Upon a Time in Hollywood y puso de moda de nuevo el caso Manson, la película de Harron enfoca desde una perspectiva mucho más realista, centrándose en los miembros femeninos de la secta que el perturbado de Charles creó. Un drama, más que otra cosa, tan innovador como frustrante. Y por último Darlin’ cerraba la trilogía iniciada por Offspring y continuada por la correctísima The Woman. Dirigida y protagonizada por Pollyanna McIntosh, cosa que se me antojaba extraña, la película nunca llega a encontrar el equilibrio entre la comedia y el terror que tanto busca, lo que lastra el conjunto y cierra la franquicia de manera errónea.

Ignacio López Vacas

Cineasta y fotógrafo. A veces escritor. Co-dirige la sala especializada en terror, independiente y cine fantástico Artistic Metropol. Autor de el "Manual de Supervivencia para Cinéfagos".

"Lo siento por los superhéroes de la Marvel, en mi casa las normas las dictan Mortadelo y Filemón"

Y además...

07.jpg

Últimas reviews

Listas y Tops

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2020 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..