Scifiworld

Avengers: Endgame

el  Lunes, 29 April 2019 16:01 Escrito por 

Un Fantástico inolvidable e irrepetible.

  • Póster: Póster
  • Titulo Original: Avengers: Endgame
  • Año: 2019
  • Director: Anthony Russo, Joe Russo.
  • Guión: Christopher Markus, Stephen McFeely
  • Reparto: Robert Downey Jr, Chris Evans, Chris Hemsworth, Scarlett Johansson.
  • Duración: 181 min.
Once años y veintidos películas después por fin tenemos el merecido y excepcional epílogo que tantos seguidores de Marvel y los amantes al Fantástico habíamos esperado, deseado y confiado que se produjera en una de las mejores estrategias empresariales jamás vistas en toda la historia de la industria cinematográfica estadounidense. Auténtica factoría imperial de luces y colores que culmina su Tercera Fase con este capítulo décimo (está por ver en dónde situamos el Spider-Man: Far from Home de Jon Watts, con fecha de estreno para el 5 de julio; si como fin de fiesta de estos Avengers o como cabeza de puente de la Cuarta Fase del Marvel Cinematic Universe, que de manera tan excepcionalmente brillante comanda el presidente de producción de Marvel Studios, Kevin Feige.
 
Avengers: Endgame (2019) se ha convertido en la única película que desde su premiere hasta su primer fin de semana de estreno ha llegado a los 1.200 millones de dólares de recaudación en taquilla a nivel global. No necesariamente es un dato que predisponga al aplauso de la crítica especializada, ahí tenemos el ejemplo de la sobrevalorada Avatar (2009) del egocéntrico James Cameron o de la irrespetuosa (para el fandom más primigenio) Episode VII-The Force Awakens (2015) del trilero J.J. Abrams, perpetrador junto a su ama y señora Kathleen Kennedy, de uno de los mayores despropósitos argumentales a la hora de plantear la tercera y definitiva Trilogía sobre la famila Skywalker. Ante la ausencia de una narrativa coherente en la Saga de Sagas, deberían haber hecho como la compañía capitaneada por el mítico Stan Lee y nutrirse del descomunal legado aportado durante estas décadas en su Universo Expandido, o haber dejado como timonel del proyecto al brillante Dave Filoni y su notable equipo de colaboradores.
 
Y es que con semejante caudal de personajes e historias surgidas de las mentes de los guionistas que han dejado su impronta en la compañía desde su fundación en 1939 (Timely Comics) hasta el presente, lo difícil hubiera sido ofrecer un cierre en falso. Cierto que algunos héroes han mutado de raza, sexo o especie con respecto a los cómics y que la suerte de algunos (o de los propios villanos) han cambiado para una mejor aceptación de los tiempos de profunda transformación en la ética laboral del Gran Hollywood y en el reconocimiento de las minorías cada vez más influyentes cara el Box-Office, o simplemente como mejor encaje en la línea narrativa de este cierre tan abrumador que nos recuerda inevitablemente a esas producciones elefantiásicas en sus presupuestos y apoteósicas en sus envites emotivos que gozamos en nuestras infancias más nostálgicas. 
 
Por que ese es el sentimiento que despierta en nuestros corazones Avengers: Endgame; el volver a gozar de la mágica liturgia al presenciar un evento superlativo que se quedará grabado por siempre en nuestros recuerdos como nos pasó con aquellos filmes, hoy ya míticos y que conseguían transportarnos a mundos o épocas inimaginables; esos espectadores de antaño, otrora infantes, saliendo de la sala dando botes de alegría, alargando la jornada con interminables coloquios en donde recreamos lo vivido, adueñándonos de los intérpretes, empatizando con sus situaciones, compungiéndonos hasta la solemnidad más respetuosa por los heroicos sacrificios cual mesiánicos redentores. Por que todo eso y mucho más fue lo que presenciamos hace escasas horas. Volver a disfrutar de una película de aventuras como hacía lustros que no nos sucedía, reírnos con los oportunos gags, algunos guiños brillantísimos a otros títulos, contener el aliento ante la angustia vital de las pérdidas o de los reencuentros. Una montaña rusa de emociones perfectamente ordenada en su tempo, encajada en su edición como un mecano colosal que transcurre con una agilidad pasmosa en sus 180 minutos. Un triunfo sin paliativos de lo que debemos entender como cine de entretenimiento de cotas hercúleas. Los George Méliès, William Castle, Jack Arnold o Ray Harryhausen, entre otros muchos, tienen que estar disfrutando del trabajo de los hermanos Russo y del escrito que firman la dupla artística Christopher Markus y Stephen McFeely, responsables de aquel magnífico biopic dirigido por Stephen Hopkins en 2004 para la gran pantalla titulado The Life and Death of Peter Sellers.
 
La comunión de los espectadores, sincronizada en sus carcajadas, en sus suspiros y exclamaciones, en sus duelos y quebrantos en una sala repleta pero silente en los momentos más intensos (incluídos los nada apreciados fagocitadores palomiteros y sorbedores pajilleros) hace que bien merezca la pena acudir a un espectáculo en donde pagamos con gusto, esta vez sí, el justo precio de la entrada. ¿Estamos ante lo que para algunos afirman la época dorada del cine-espectáculo?. ¿Podrán las Majors revitalizar su propia industria como sucedió a finales de los Setenta?. ¿Tendrá este Avengers: Endgame la impronta en los Oscar de 2020 como la tuvo el The Return of the King (2003) de Peter Jackson?. ¿Estamos, en definitiva, hablando de algo absolutamente memorable?.
 
Si ampliamos nuestra perspectiva más allá del Fantástico y retrocedemos hasta la creación del Séptimo Arte, con objetividad no podemos calificarla como una obra maestra absoluta (tampoco lo creemos del título de Jackson, por cierto). La labor desarrollada por el reparto artístico y técnico es sobresaliente, pero cuando abordamos temáticas que desafían la Física Relativista en la mayoría de los casos se pierden en laberínticas explicaciones o en sonrojantes trivialidades por mucho que las adornemos con referentes de otras producciones, insertadas con hilarante acierto sí, pero que no sostienen una verosimilitud si lo que buscamos es la excelencia en el desarrollo de los hechos. No le damos mayor infortunio de lo que realmente tiene. No acierta a explicar con maestría las complicaciones que presentan las paradojas vistas, pero no restan ni un ápice al objetivo que la trama principal tiene y no es otro que el emotivo.
 
Por que si solo pudiéramos calificar con una palabra el Avengers: Endgame sería precisamente, emocionante. En su más amplio significado. Emocionante por las pérdidas, emocionante por los abrazos, emocionante por la determinación "cueste lo que cueste", emocionante por el sacrificio altruista, emocionante por Mjolnir y la dignidad que concede, emocionante por el "estaremos bien; ahora ya puedes descansar", emocionante por saber "quién manda en la nave", emocionante por descubrir que tras los títulos de crédito finales la historia ha llegado a su fin. Emociones, que son la esencia original que los humanos buscamos en el Arte.
 
Avengers: Endgame presenta un reparto de actrices y actores colosal como colofón a toda esa nómina que ha pasado por la Marvel Studios en estos últimos once años, con una proporcional y adecuada distribución en el metraje del film (aunque el peso de algunos personajes se nos antoja poco relevante para la importancia que desearíamos que tuvieran) en los que sobresalen la figura de Chris Evans y su Steven Rogers (en los EE.UU. el legado de Captain America es más valorado que casi cualquier otro héroe) y el de Tony Stark, gérmen fundador de los Avengers, rol interpretado por Robert Downey Jr. uno de los mejores actores estadounidenses de su generación (su caracterización del genio inglés para el Chaplin (1992) de Richard Attenborough sigue siendo simple y llanamente sublime) y que tiene el enorme mérito de haber vencido a sus propios demonios internos y poder contarlo. Se lo agradecemos con 3.000 toneladas de cariño, como mínimo.
 
¡Qué espectáculo tan formidable el visionado!. 
 
Y como muy pocas veces me ha ocurrido, nada más llegar a mi castillo pensé: "volvería a verla ahora mismo".
El Guerrero Mandingo

Genuflexor Imperial en La Estrella de la Muerte y fagocitador audiovisual inmisericorde.

Y además...

44.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2019 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..