Scifiworld

Capitán América: el primer vengador

el  Lunes, 08 August 2011 02:00 Por 
(Joe Johnston, 2011)
¿Recordáis lo que comentaba de Green Lantern? Con esta película he salido del cine igual de satisfecho que con la de Martin Campbell, quizá incluso un pelín menos. Pero ahora veo que en solo una semana y pico, Capitán América: el primer vengador, ya es un éxito; y Green Lantern sigue comiéndose una mierda sin ya ninguna esperanza de remontar.
 
Para empezar, yo diferenciaría esta película en dos películas muy diferenciadas. La primera parte sería la protagonizada por el Steve Rogers enclenque, un personaje con el que resulta facilísimo empatizar, alguien tan preñado de buenas intenciones y de coraje y sin embargo tan físicamente incapaz de desempeñarlas. Hasta que Rogers sale de la máquina convertido en el supersoldado perfecto, la peli es genial. Los secundarios, excelentes, desde Tucci como el profesor, Weaving como Schmidt o Lee Jones como el instructor militar. Todo funciona muy bien como cine de aventuras bélicas con ese toque retro y patriótico que no molesta, al contrario. Pero con el Capitán América ya en escena (y después de la divertida parte en la que no es más que un monete de feria del gobierno), la peli se vuelve absolutamente diferente, más cargada de acción y más aburrida al mismo tiempo. Ya no ofrece nada distinto. Nada con lo que se pueda empatizar. Los personajes, antes humanos, se vuelven demasiado súper. Superbueno y superpoderoso el Capi; supermalo Cráneo Rojo, que se convierte en un villano de opereta de esos con ansias de dominación mundial y un aspecto que, aunque bien hecho, da menos miedo que su intérprete a cara descubierta (y es que Hugo Weaving es mucho Hugo Weaving). No faltan heroicidades a tutiplén, romances incipientes y el típico amigo del prota que parece condenado a morir desde el minuto 1 para dar el toque dramático. Y así transcurren los últimos 40 o 50 minutos de película, entre explosiones, peleas, vuelos en avión y con el cubo cósmico de por medio. Lo mejor, el epílogo en el que Rogers despierta en nuestro tiempo, y que con una sola frase le devuelve a la cinta su mejor poder: el de ese sentimentalismo no disimulado ("tenía una cita...", dice tristemente desde ese Times Square luminoso de un tiempo presente que dista 70 años de su presente-pasado). Eso, y la cohesión que Marvel ha sabido imprimir a todas sus cintas para llevarlas a un mismo punto común. Gran mérito, buena película. Pero no mejor que Green Lantern, maldita sea.
Más en esta categoría: « Transformers Afterparty »

Y además...

10.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2019 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..