Scifiworld

Cube

el  Domingo, 20 July 2008 02:00 Escrito por 
Análisis de Cube: Un soplo de aire fresco sin aprovechar.

Cube, dirigida en 1997 por Vicenzio Natali –que también fue coguionista-, debe ser considerada como un soplo de aire fresco dentro del género de terror. Aun cuando producciones como “La cosa” (1982 – John Carpenter) o “Alien” (1979 – Ridley Scott) ya habían  explotado la claustrofobia de unos personajes encerrados y envueltos en una situación de vida o muerte, el punto de vista y la ambientación que aporta esta película es sin duda alguna novedoso.

La acción comienza de un modo excelente, con un escena que puede ser calificada de obra maestra: Uno de los prisioneros de Cube despierta y abre una tras otra las puertas de la habitación en la que se encuentra, hasta que finalmente elige una de ellas en la que entra, durante un instante parece no suceder nada, pero entonces es troceado cuando una red de afilados filamentos metálicos le alcanza. Una introducción genial, brutal e impactante que desde el primer momento nos muestra la incertidumbre y el terror que padecen los personajes.

Su novedad radica principalmente en tres elementos: el lugar de su encierro, la naturaleza del mismo, y el elemento matemático. Los protagonistas se hayan encerrados en una prisión formada por cubos en cada una de cuyas caras hay una puerta que comunica con otra sala. Todos despiertan sin saber como han llegado allí y, aparentemente, sin saber la naturaleza de su prisión. Para darle mayor interés entre una y otra sala hay una serie de números que parecen tener algún tipo utilidad oculta; barajándose a lo largo de la acción diversas posibilidades sobre su significado.

Las interpretaciones son claramente mejorables, aunque aceptables. Es bien cierto que el guión tampoco colabora en ese aspecto y dibuja unos personajes planos, apenas sin historia anterior, lo cual simultáneamente realza el efecto perturbador del encierro,  pero hace que la empatía por los protagonistas no llegue más allá del impacto de lo inmediato. Aunque ese planteamiento ―que en un inicio es acertado― forma parte de la formula de su éxito se debería conseguir, mientras avanza la película el  desarrollo de los personajes que por desgracia se supedita en todo momento a  las escenas impactantes y la tensión de escena. Sólo determinados momentos durante las actuaciones de  Maurice Dean Wint (como policía) consiguen destacar sobre la media, pese al tópico de la figura de autoridad transformada en tirano.
Es una pena que un gran planteamiento como el de esta película no se aproveche al máximo. Se debería pedir más, mucho más, porque la idea estaba ahí.  La trama avanza bien hasta que en un determinado momento se desploma.  A esto se suman una serie de fallos evidentes de guión que deslucen el conjunto como la aparición final del policía, contra toda lógica, hundiendo la película en la más pura serie B. No es excusa su bajo presupuesto, pues no se trataba de dinero si no de aprovechar el ingenio que ya había.

 

En definitiva, habiéndose sido un referente en su momento ―no debemos olvidar sus dos secuelas y la larga lista de premios que atesora― y todo un éxito del género de terror, pudo convertirse con un guión más depurado y una realización esmerada en algo más que en una gran idea y una buena película, para alcanzar la autentica genialidad al más puro estilo “Alien” o “El Resplandor”.

Pedro Escudero

Soy un apasionado de la fantasía, la ciencia-ficción y el terror en todas sus formas. También me encanta escribir y hasta el momento tengo cuatro libros publicados: La escalera de San Gregorio (Novel Mundo 2009), Esa bella melodía (23 escalones, 2010), Zombi Kindergarten (23 escalones, 2011) y Oscuralia (Kelonia Editorial, 2014).

Y además...

41.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2020 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..