Scifiworld

Drácula: Mito Literario

el  Jueves, 12 June 2008 02:00 Por 
Comentario sobre la obra y trascendencia de Bram Stoker

Abraham (Bram) Stoker, nació en Dublín (Irlanda) en 1847. Lector por naturaleza, y seguidor de las poesías de Walt Whitman, este joven de salud frágil, renovaría por completo el estado en el que se sostenía la literatura del siglo XIX, dando paso a un género siniestro, gótico, romántico. Este conocido escritor estudió Matemáticas y ciencias, aunque fue su misteriosa y ajetreada vida, la que lo impulsó a escribir pequeños relatos además de su impactante novela "Drácula".

Acompañó a Londres, al actor Henry Irving, del cuál Stoker fue representante además de dirigir junto al intérprete el Lyceum Theatre.

Drácula, arquetipo del vampiro, fue una nueva visión. Elegante, seductor, de exquisitos modales, inglés perfecto, de comportamientos extraños, el anciano culto de arrugas marcadas que yacen en su piel, señales de una vida con muchas experiencias, es así como Stoker, nos presenta al conde Drácula. Ese dualismo en el personaje es lo que hace que disfrutemos tanto, el anciano siniestro que encierra a una terrorífica criatura en su interior. Ese murciélago que persigue al pobre Jonathan Harker como una sombra en sus cartas y diarios, acechando, esperando una gota de sangre, para deshumanizarse una vez más. Pues por mucho que se ha empeñado el cine, Drácula nunca fue un ser sentimental.

La historia es narrada de forma epistolar, por parte de los diferentes personajes que aparecen en la novela como el abogado Jonathan Harker, la dulce prometida de éste, Mina, Lucy amiga de Mina y víctima del conde, por supuesto el increíble y experto en vampiros y sabio Van Helsing . Pero a pesar de estos personajes que al lector le causan cierta compasión y cariño. Es la figura del tenebroso vampiro, la que a la vez de pérfida y diabólica, atrae y seduce, al igual que a sus víctimas literarias. Inevitablemente, el escritor irlandés supo como plasmar el carisma del señor de las tinieblas, como si fuera una metáfora de su extraña vida. Bram Stoker, al servicio de Irving, tenía una siempre ocupada noche. La novela además de toques oscuros y góticos, sobrenaturales (por supuesto) y amor, aparecen pinceladas eróticas, que pasaran al mundo del cine como una de las características universales de los señores de la noche. La seducción que Drácula tiene sobre sus víctimas, hacen que la sensación de letargo en la que las sumerge sea menos dolorosa. Una de las mejores partes de la novela, es cuando Lucy es tomada por el conde y nadie sabe de qué está sufriendo.


¿Por qué Drácula es un mito literario? Una novela debe de poseer una técnica que enganche al lector y esta novela lo logra desde la primera página, su estructura en la que está escrita utilizada también por otros autores, como por ejemplo Mary Shelley en Frankenstein, hace que parezca que tengas varias perspectivas del mismo relato, haciendo así una lectura más amena. Pero en cuanto contenido, Stoker se inspiró en las leyendas de la Europa Central sobre todo en Transilvania, en la figura de Vlad IV, soberano de Valaquia. Además de la figura de Vlad Tepes más conocido como "el empalador", por la tortura a la que sometía a sus víctimas empalándolos. En la novela podemos descubrir como nace la figura del vampiro, la figura en la que se inspiran los demás autores para describir y crear historias para no dormir.

¿De dónde viene el nombre de Drácula? Varias leyendas populares rumanas traducían Drácula o Draculea por "diablo", pero gracias a la relación con Vlad IV, su padre Vlad III era apodado Dracul, el dragón, por pertenecer al ejército del mismo nombre.

Bram Stoker, genio del horror, de lo sobrenatural, incluso con un toque romántico, vemos en su obra, características que declaran que pertenece a dicha corriente como la angustia vital, el umbral de la vida y el misterio de la muerte, el terror y lo macabro, además del sentimiento incluso el nacionalismo. Los autores del romanticismo tienen la particularidad de crear un nuevo sentido de belleza, quizás aquí sea una belleza terrorífica o la belleza de crear a un monstruo. Bram Stoker tiene varias obras más con las que poder deleitarnos como "El desfiladero de la serpiente", "El hombre de Shorrox" y varios relatos.

Drácula es y será, por siempre y para siempre, uno de esos clásicos irrepetibles de la literatura. Tan trascendente en el tiempo y tan influyente en otras artes, Drácula deja las páginas del libro del irlandés Bram Stoker para ser un personaje, una y otra vez, en la pantalla grande. Han sido muchos los valientes en encarnar al conde Drácula, han sido muchos los arriesgados para interpretar al doctor Van Helsing, han sido muchas adaptaciones de la novela y muchos los sucedáneos para el recuerdo. Hasta que llegó Francis Ford Coppola y quiso adaptar la novela de Stoker, cómo ya hizo F.W Murnau en Nosferatu (1922), que aún sin el permiso de la viuda de Bram Stoker, llevó al cine a un horrible esperpento de colmillos poco estéticos. Quizás ese Drácula, ese nosferatu tenebroso sea el que más miedo me sigue dando de todos, lejos de quedar ridículo como lo es para otros. Mientras que la supuesta adaptación de Coppola es la más recordada, aunque en mi opinión más que una adaptación de la novela, es una versión de la misma criatura en una historia bastante más edulcorada.

No podemos olvidarnos de las miles de influencias que esta criatura ha tenido en el mundo del cine al igual que para inspirar a otros autores y aún a día de hoy para reinventar a estos seres, con muchos tópicos o sin ellos, pero siguen surgiendo películas y libros. Stoker ha inspirado a muchos grandes de la literatura de terror como Stephen King o también a la autora Anne Rice en sus "Crónicas Vampíricas" y su famoso Lestat.

Es cierto que el irlandés no fue el primero en escribir sobre estos enigmáticos seres de la noche y las tinieblas, pues antes Sheridan LeFanu había visionado esta criatura, pero la criatura de Stoker obtuvo la fama, el éxito, y la eternidad literaria y cinematográfica.

Drácula fue publicada en el 1879 y más tarde reconocida como novela gótica, Drácula es un mito literario por haber marcado un antes y un después además de su perdurabilidad y universalidad. Que pocas novelas como ésta poseen. Esta novela va dirigida para todos los que quieran tener un buen libro entre sus manos y sobre todo para los amantes del romanticismo, lo sobrenatural y los vampiros. Gracias a él, nos apasionan los vampiros, nos aterrorizan, nos atraen. Caminar entre sombras, estar maldito, rozar el bien y el mal, la muerte y la vida, luchar contra el monstruo que lleva a matar.  Drácula, el vampiro por excelencia.

Y además...

34.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2020 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..