Sitges 2019

 

 

Scifiworld

En compañía de lobos

el  Jueves, 06 December 2007 01:00 Por 
Una película donde lo onírico y lo real se funden y todo cuaja en un mundo fantástico en el que la leyenda del lobo se esconde más allá del camino.
Si tuviese que sintetizar el argumento de esta fantástica película diría que es una reducida visión licántropa de las mil y una noches, pues toma de ella la estructura de cuentos anidados dentro de un hilo conductor común. Historias dentro de otras historias. Todas ellas relacionadas directamente con el mito del hombre lobo.

Por supuesto el hilo conductor no podía ser otro que el cuento de caperucita roja. Las demás historias se hilarán como cuentos que su abuela (Angela Lansbury lo hace de muerte) le irá transmitiendo a su nieta para inculcarle algo tan obvio hoy en día como el no tratar con extraños o no apartarse del camino cuando cruce el bosque. Así pues, las enseñanzas se presentan como un freno al despertar sexual de la niña, transformando el famoso cuento infantil en lo que, probablemente era en un principio: una forma de meterle el miedo en el cuerpo para preservar su virginidad.

No es una película erótica, ni mucho menos, sin embargo el erotismo está presente en cada escena, la tontería adolescente de la pubertad, la figura del lobo como icono sexual que aturde a la muchacha por atraerla y espantarla a partes iguales.

La transformación del hombre en animal cuando se deja llevar por sus instintos, las consecuencias que acarrean dicho acto si no se le da la debida importancia, el engaño de la belleza, tras la cual puede ocultarse un monstruo y el precio que hay que pagar por conseguir lo que uno desea.

Todo ello descrito mediante metáforas visuales cargadas de significado y unos efectos especiales a la antigua usanza que a pesar de no tener el nivel actual, lo compensan con una puesta en escena excelente y muy, muy original. Demostrando lo mucho que se puede hacer con muy poco.

Neil Jordan, famoso por su Entrevista con el vampiro y la genial Juego de lágrimas firma esta película (en mi opinión una de sus mejores aportaciones al séptimo arte). El guión fue escrito por él mismo y Angela Carter basándose en el clásico cuento de Caperucita Roja y algunos relatos de Angela pertenecientes al libro The bloody chamber (La cámara sangrienta. Edit. Minotauro).

Y ya para terminar no puedo resistir la tentación de incluir el poema que recita la abuelita en voz en off al final de la película, y que describe a la perfección la esencia del film:

Hay una moraleja:
ay de aquella que el sendero deja.

No os fiéis de ningún forastero
si queréis elegir vuestro derrotero.

Sed bellas, pero también sagaces:
un lobo se esconde tras mil disfraces.

Ahora, como antes, es una verdad evidente:
cuanto más dulce la lengua, más afilado el diente.
 
 
 
 
 
Firmado: Miguel Puente.

Y además...

33.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2019 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..