Sitges 2019

 

 

Scifiworld

Ghoulies

el  Jueves, 04 August 2011 02:00 Por 
(Luca Bercovici, 1985)

Nos encontramos ante una esperpéntica explotation de ese extinto género de los ochenta que podría llamarse comedia de terror. Siendo su máximo y mejor exponente los "Gremlins", la cinta que ahora nos ocupa nos ofrece unas pocas criaturas con un aspecto a medio camino entre aquellos gremlins y los critters que llegarían el año siguiente. Y la verdad es que no hay por dónde cogerla, pese a la buena acogida que tuvieron estos ghoulies ya no en la taquilla, sino en el creciente mercado del vídeo, propiciando varias secuelas. Ay, aquellos tiempos en los que el BETA aún peleaba con el VHS...

Un treintaañero de pelo cardado y pantalones de campana interpreta a un estudiante universitario. Empezamos bien. Pero lo peor es que su papel es el del hijo de otro tipo de pelo áun más cardado que se supone era una especie de maestro satánico que iba a hacer un ritual, años atrás, en la mansión que ahora el "jovencito" acaba de heredar. A lo "Amityville", el muchacho (jeje, que de verdad que tiene más arrugas que un escroto) queda poseído por la maldad del lugar y realiza diversas ceremonias diabólicas en las que invoca a esos bichejos (marionetas mal hechas) y a dos... er... enanos con casco de soldado. Como lo oyes. Bueno, al final se produce el enfrentamiento definitivo entre el jovenzuelo (juajuajua) y su padre-zombi, que pese a tener el cuerpo putrefacto continúa manteniendo un cardado PERFECTO; esto no era producto de su magia negra, es que en los ochenta el pelo JAMÁS se deshacía.

Bueno, como toque cómico, por si el argumento en sí no es bantante ridículo, se intercalan personajes estúpidos y graciosillos (amigos de la pareja protagonista) para crear esas situaciones de terror-comedia que catalogaban al género. Por supuesto, el final queda completamente abierto. Es otro hecho científico que, en los ochenta, ninguna película terminaba completamente: todas prometían -o amenazaban, como en este caso- con secuela...
 
Recapitulación final: cutre de narices, argumento barato con efectos especiales de risa (incluidos aquellos rayos eléctricos y ojos luminosos tan queridos en aquella década, como los del malo de "Howard, un héroe diferente", ¿os acordáis?), interpretaciones sobreactuadas y humor chusco mezclado con unas gotitas de sangre y unos bichos feos y mal hechos. Señores y señoras... el terror made in los ochenta está servido...
Más en esta categoría: « Transformers Afterparty »

Y además...

48.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2019 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..