Scifiworld

Green Lantern

el  Lunes, 08 August 2011 02:00 Por 
(Martin Campbell, 2011)
En la era de los superhéroes cinematográficos como estamos, parece que DC no logra encontrar a su público. Esta película se las prometía como la primera de superhéroes de verdad (de esos fantásticos, con poderes y supervillanos raros) de la DC Comics, y partía con buenos puntos a favor. Por un lado, un curtido director de acción como Martin Campbell tras la cámara; por otro, un actor de moda para interpretar al héroe, un papel que le iba como anillo al dedo (jeje) por el puntito de chulería y macarreta que Reynolds y Hal Jordan comparten; por otro, secundarios interesantes como Mark Strong o Tim Robbins; y por último, un presupuesto insólito para estos tiempos, nada menos que 200 millonazos. Pero la suma de todos estos factores no han servido para que la película triunfe, y a día de hoy ni siquiera ha logrado recaudar lo que ha costado (y sin contar que dicen que el presupuesto de publicidad es de otros 200 millones, con lo que entonces estaríamos ante un sonadísimo fracaso).
 
Pero ¿es tan mala Green Lantern? ¡Joder, no! Green Lantern es una buena película, maldita sea. Pero por la razón que sea, la crítica la ha destrozado. Quizá porque no soportan a su protagonista, o porque Marvel ya tiene todo el pescado vendido en cuanto a películas de superhéroes y parece que nadie más tiene derecho a recibir elogios. Pero Green Lantern es buena. No es brillante. No es genial. Pero es divertida, tiene buena dosis de acción, un humor oportuno y nada discordante, y una historia que, si bien está trillada, no lo está más que cualquier otro conflicto de héroe-debe-salvar-el-mundo-de-un-villano-malísimo-y-de-paso-llevarse-a-la-chica. Reynolds está muy bien, y hace suyo a Hal Jordan, un piloto temerario que recibirá el anillo de los Green Lanterns y se convertirá en miembro de ese cuerpo de defensa intergaláctica. Los efectos especiales, criticadísimos, son muy buenos. El planeta Oa es tan bonito y alienígena que no sabes dónde mirar, y el uniforme digital de los Lanterns funciona estupendamente como lo que es: una construcción más de la energía del anillo. Construcciones que son imaginativas y muy bien hechas. Así que audiovisualmente, la peli es un festín.
 
Ahora bien, ¿es todo bueno? No, tampoco. La historia es muy justita. Los secundarios, salvo Mark Strong en la piel morada de Sinestro (verdaderamente genial), muy flojos. El villano Parallax es demasiado intangible, y el villano humano, Hammond, demasiado extraño y de aspecto caricaturesco. La chica de la peli es un florero, bonito pero de un solo uso. Y Tim Robbins es más un cameo, y malo, que un personaje.
 
Pero quiero hacer hincapié en que esto, como película, no tiene nada de malo. Es cine de verano, un entretenimiento quizá demasiado infantiloide (culpa también de la voz en off con la que empieza y termina) pero totalmente disfrutable, que resume muy bien el origen de un personaje con un universo tan rico como Green Lantern. Vamos, que no tiene nada que envidiar a Thor, las Iron Man o El increíble Hulk, películas que siendo igual de sencillas y con un balance similar de aciertos y errores, sí que gozan del beneplácito de la crítica y de buenos cientos de millones de dólares de taquilla. En fin, no lo entiendo. Pero será que la DC todavía está en la parte más fea del juramento de los Lanterns y aún no ha llegado a su "día más brillante", condenada de momento a su "noche más oscura". Y yo no suelo rezar mucho, pero si estás por ahí, ¡sálvanos, Superman!
Más en esta categoría: « Transformers Afterparty »

Y además...

08.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2019 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..