Scifiworld

Hermandad de sangre: Original vs. remake

el  Jueves, 14 January 2010 01:00 Por 
Comparación del original (1983) con el remake (2009).

Una vez más, siguiendo la corriente de rehacer todos los éxitos de antaño, nos llega el remake de un filme ochentero de terror: “7 mujeres atrapadas” (“The house on the sorority row”), estrenada en 1983 y dirigida por Mark Rosman. Tras las versiones renovadas de los “clásicos” (Jason, Freddy, Michael Myers), se empiezan a “remakear” títulos que no necesariamente constituyeron un sonado éxito de taquilla en su día ni gozan de una gran popularidad en la actualidad. 

“7 mujeres atrapadas” se sube al carro de las decenas de clones de “Viernes 13” o “La noche de Halloween”, con una ecuación mil veces vista ya en el género: una broma o imprudencia desemboca en un accidente que es el motivo de venganza y que sirve como excusa para cargarse a todo personaje que aparece en el filme, habitualmente jóvenes. La película no es ni mejor ni peor que el grueso de cintas al uso que proliferaron sobre todo en la primera mitad de los años ochenta, aunque es considerada por algunos un título de culto (no en vano, Tarantino la proyectó en su Primer Festival de Cine en 1997).

En lo que al argumento respecta, no arriesga mucho y nos hace sentir que en el género slasher casi todo está ya inventado y lo único que nos queda por ver son sólo variaciones de filmes ya hechos. Por supuesto, todos los topicazos del género se crearon en la época en la que se estrenó el filme, por lo que por aquel entonces quizá no fuera algo tan trillado como en la actualidad (aunque, por ejemplo, en 1980 se estrenaron 28 filmes de terror sólo en Estados Unidos).

Siete chicas que viven en una hermandad (con personalidades cliché: la buena, la mala, la tonta…) terminan el curso y se disponen a realizar la fiesta de rigor, ante la oposición de la propietaria de la casa y fundadora de la hermandad. SPOILER La anciana es objeto de una broma que, por accidente, acaba con su vida.  Por supuesto, en lugar de llamar a la policía, deciden ocultar el cadáver sumergiéndolo en la piscina de la casa ante la oposición de una de las chicas (Kate McNeil, “la buena”, inmediatamente entronizada como protagonista) pero que, ante la presión del grupo, acaba cediendo.

Paralelamente, vamos descubriendo que la fallecida se sometió en su juventud a una serie de experimentos para poder concebir un hijo. Lo consigue, pero los efectos secundarios provocan al niño una personalidad psicopática que le mantiene sumido en un permanente estado infantil a pesar de ser ya adulto. El chico, Eric, se encuentra recluido en un hospital, pero la madre le saca todos los 19 de junio para celebrar su cumpleaños. En el momento del asesinato de su madre, Eric observa todo desde el ático de la hermandad. Evidentemente, no tardamos mucho en deducir quién es el asesino. FIN SPOILER

Los crímenes se suceden sin mucha novedad, si bien hay algún golpe de efecto pasable y alguna escena estéticamente potente como el siempre efectista uso de una máscara de arlequín, o la cabeza cortada en el retrete. Cómo no, no faltan las víctimas que nada aportan al argumento (un joven que aparece paseando y es asesinado sin ninguna razón, destrozando un poco el motivo de “venganza” del asesino).

El final deja la sensación de estar incompleto, SPOILER con el asesino, cuyo rostro nunca llegamos a ver con claridad, abriendo los ojos tras la máscara de arlequín. Quizá estamos acostumbrados a ese enfrentamiento final cuando parece que ya todo ha terminado. Según Mark Rosman (el director-guionista-productor), había dos finales alternativos: en uno de ellos, que se escribió pero no se llegó a rodar, la superviviente está en el hospital, en una silla de ruedas empujada por un camillero... que no es otro que el asesino. En el otro (este sí, rodado), se ve el traje de arlequín flotando sobre la piscina. Cuando los policías levantan el cuerpo, vemos que se trata de la protagonista y no del asesino. El director opina que hubieran sido finales más contundentes para la película, pero el estudio prefirió, en la línea de este tipo de filmes, dejar que la scream queen de turno sobreviviera. FIN SPOILER

Con respecto al equipo, ninguna cara famosa en sus filas. Debido al ajustado presupuesto (425.000 dólares), los actores no tenían la SGA (tarjeta que acredita a los actores como tal en Estados Unidos, y generalmente necesaria para trabajar), por lo que no había nadie famoso. Kate McNeil coprotagonizó en 1988 “Atracción diabólica”, de la mano de George A. Romero, y también intervino en varias series: “Historias asombrosas”, “Se ha escrito un crimen”, “Expediente X”, “Bones” o “El mentalista”. Eileen Davidson (“la mala”) se encasilló en culebrones televisivos como “Santa Bárbara” o, más recientemente, “Belleza y poder”.

Mark Rosman, que fue asistente de dirección de Brian de Palma en “Una familia de locos”, ha dirigido un par de capítulos de la serie “Entre fantasmas” y algún producto para adolescentes protagonizados por Hillary Duff, como la serie “Lizzie McGuire” o el filme “Una cenicienta moderna”. En el remake, “Hermandad de sangre”, es el productor ejecutivo.

Rachel Talalay, en los comienzos de su carrera, figura en el equipo como supervisora del guión y como aprendiz de edición. Talalay está vinculada a la producción de varios filmes de la saga “Pesadilla en Elm Street” (dirigió también la sexta entrega), y ha dirigido también capítulos de “Sobrenatural” y “Kyle XY”. 

Por su parte, “Hermandad de sangre”, dirigida por Stewart Hendler (muy valorado como realizador publicitario: BMW o MTV), corta y pega un poco de allí y otro poco de allá (con ritmo, eso sí), y recuerda muchísimo a “Sé lo que hicisteis el último verano” y sus dos secuelas o a títulos como “Un San Valentín de muerte” (no confundir con “San Valentín sangriento”) pasando por “Black Christmas”, que también se desarrolla en una hermandad y tiene su propio remake.

En este caso, en lugar de siete, son seis las chicas estudiantes en la Universidad Rosman (guiño al nombre del director del original). Aunque el argumento está claramente inspirado en “7 mujeres atrapadas”, como es habitual, no es un calco de éste: las jóvenes tienen nombres diferentes, y la broma que desencadena la ola de crímenes esta vez no va dirigida a la fundadora de la hermandad, SPOILER sino a una de las chicas (quien, por hacerse la muerta, termina muerta de verdad). Un año después, las jóvenes no han conseguido superar el trauma y comienzan a recibir mensajes y amenazas, llegando a la conclusión de que la chica cuyo cuerpo arrojaron a un pozo (en vez de a una piscina como en el original) se encuentra todavía con vida y tiene el propósito de acabar con ellas. La hermana de la fallecida entra en escena convirtiéndose en sospechosa, pero finalmente se desvela que el asesino es el novio de la protagonista, Briana Evigan (de nuevo, la única que tiene reservas con respecto a ocultar el cadáver), que se ha propuesto acabar con todos aquellos que conocen el secreto (y alguno más) para proteger la seguridad de su novia. FIN SPOILER

El guión corre a cargo de Josh Stolberg y Pete Goldfinger, dos guionistas que suelen escribir en equipo y cuyo último trabajo es otro remake (“Piraña 3D”)

La única cara realmente conocida del reparto es Carrie Fisher, la princesa Leia de "Star Wars", que interpreta a la fundadora de la Hermandad en un papel tan pequeño que prácticamente es un cameo.

Las jóvenes (y sus parejas) provienen del extenso mundo de las series de televisión.

Briana Evigan (“la buena”) ha participado ya en algunas producciones de género, como “Huida a ninguna parte (Escape sin salida)”, la serie “Terror en estado puro”, y actualmente rueda el remake de “El día de la madre”, en el cual también aparece Matt O´Leary (el novio de la joven asesinada por error). Éste apareció también en “Escalofrío” y encarnó al hijo de John Travolta en “Falsa identidad”.

Leah Pipes (“la mala”) ha intervenido en numerosas series, entre ellas “Terminator: Las crónicas de Sarah Connor” o “Entre fantasmas”.

Pero quizá la mayor expectación del filme para muchos ha sido ver a Rumor Willis, hija de Bruce Willis y Demi Moore, interpretando a “la pardilla”. Apareció en un capítulo de “Medium” y actualmente interpreta a una lesbiana en el también remake de “Sensación de vivir”.

Los efectos especiales deslumbran totalmente a los del original. A diferencia del antiguo, en el que el asesino utilizaba como “arma estrella” el bastón de la propietaria de la hermandad, en el remake el arma homicida es una llanta de hierro de cuatro puntas “tuneada” por el asesino (una lanza, un harpón, un cuchillo y una parte plana) y que es precisamente el arma con el que la chica a la que tiraron al pozo es asesinada. Un arma multiusos y por lo menos bastante original con el que se llevan a cabo decapitaciones y apuñalamientos a tutiplén. “Hermandad de sangre” pone de manifiesto el avance en materia de efectos especiales que se ha experimentado a lo largo de los años, superando con creces al original que, por desgracia, no ha envejecido excesivamente bien (en una escena podemos ver claramente cómo cambian de plano mientras asesinan a un chico, para sustituirlo por un muñeco) a pesar de contar con los efectos de Rob Holland, quien ya había trabajado en “Madman” o “El día de la madre”. Por supuesto, hay que tener en cuenta que “7 mujeres atrapadas” es una película pequeña e independiente (aunque en algún momento la Metro estuviera interesada en ella, finalmente se echó atrás), mientras que “Hermandad de sangre”, contó con un presupuesto bastante elevado: 12,5 millones de dólares, que ya se han recuperado puesto que la recaudación por el momento es de 17 millones de dólares. Y eso que hay países en los que aún no se ha estrenado, o en los que se acaba de estrenar, como Alemania. Los efectos especiales están supervisados por Steve Riley (“Gran Torino” o “Banderas de nuestros padres”) y detrás de los efectos de postproducción está una de las habituales en casi todos los grandes estrenos: Zoic Studios, con Rob Thornton al frente como supervisor (“Star Trek”, “Babylon V”, “Buffy Cazavampiros”). 

El número de víctimas o “body count” es muy parecido: nueve en el original y diez en el remake. En ambas, se deja la puerta abierta para una segunda parte, algo que no llegó a materializarse en el caso de “7 mujeres atrapadas”. Sin embargo, según la protagonista del remake, el guión de “Hermandad de sangre 2” ya está en marcha.

Medios

sororityrow.flv
Más en esta categoría: « La Última Ola Gattaca »

Y además...

10.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2020 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..