Scifiworld

La habitación de Fermat

el  Jueves, 26 June 2008 02:00 Escrito por 
Analisis de la habitación de Fermat, el debut cinematográfico de Luis Piedrahita y Rodrigo Sopeña.

Cuando nos encontramos frente a una película española, y más si es obra de directores noveles como es el caso, tanto espectadores como críticos echamos mano de nuestros prejuicios. De salida es una “españolada” con toda la carga negativa que conlleva esa palabra, carga por otra parte injusta ya que incluso en ese género hay calidad, y es que también es necesario que se pretendía con ellas. Después llega el destripe puro y duro de detalles que en muchas ocasiones no le exigimos al cine foráneo, llegando en ocasiones a rayar el absurdo.

En primer lugar hemos de centrarnos, y saber donde se sitúa la Habitación de Fermat, para poder analizarla y saber si consiguió su objetivo o si fue una opera prima fracasada. Se trata pues de una película de terror psicológico e intriga, que pretende mantener al espectador en tensión, esperando que los protagonistas encuentren la manera de escapar, y al mismo tiempo averiguar cuales son las causas que les han llevado a esa situación, y quien es ese misterioso Fermat. Todo ello aderezado con el elemento matemático, una gran idea, aunque diste mucho de ser original. Desde luego se podría ser extremadamente exigente, y pedir que los problemas no fueran tan simplones, y que los sesudos matemáticos se dedicaran a resolver logaritmos, límites o integrales, pero sinceramente la película hubiera sido mucho más aburrida. Servidor, y supongo que muchos otros espectadores, encuentra mucho más entretenido el juego de las cajas mal etiquetadas que una pizarra repleta de símbolos que no podría descifrar.

Su guión -sin ser la cumbre de la originalidad, recordemos la saga de Cube y su efecto claustrofóbico-, es muy entretenido, y cumple con su cometido; a saber, crear la atmósfera de incertidumbre y retratar a los personajes para que se pueda sentir empatía por ellos y de esa manera nos importe la suerte que puedan correr. En este sentido es de agradecer que no se caiga en el tópico de los matemáticos alejados de la realidad, comportándose de manera extraña o utilizando lenguaje académico de manera coloquial. En sus defectos está la virtud de esos papeles; aunque es cierto que se podría ahondar más tanto en el pánico que sufren los personajes, como en su perfil, en especial durante su primer contacto, donde todo resulta un tanto irreal, aunque se trate de justificar ese punto con las posteriores revelaciones que se dan durante el desarrollo de la película. Por otro lado la tensión del encierro está muy enfocada, destacando los cambios de escena entre la prisión y el coche de Fermat, creando un continuo sentimiento de desasosiego, esperando que regrese a tiempo y les libere.

Íntimamente ligada al guión se encuentra la ambientación. No siendo esta una superproducción americana, buena parte recae en las interpretaciones, los decorados y la elección de exteriores. En este último sentido las elecciones han sido todo un acierto, reforzando la historia y la sensación de inquietud. El lago con la torre de una iglesia surgiendo de sus aguas, es la estampa misma de la incertidumbre.

En cuanto a las interpretaciones, todos los protagonistas bordan sus papeles, consiguiendo transmitir sus emociones y realzando la inquietud del conjunto. Es destacable la actuación de Santi Millán en rol dramático, muy alejado de sus habituales personajes de comedia a los que nos tiene acostumbrados. Es también necesario resaltar a Elena ballesteros (la actriz protagonista de “La familia Mata”), en su papel de Olivia, que cuenta con uno de los momentos álgidos de toda la película- la confesión-, y que resuelve de un modo magistral.

Por supuesto la película también contiene sus defectos, como casi todas menos unas pocas obras maestras. Como ya decía, el encuentro inicial entre los protagonistas cojea, así como la aparición de Fermat, por más que ambas situaciones se intenten justificar a posteriori.

En definitiva se trata de una película interesante, que gustará a los amantes de la intriga y el terror psicológico, y, sin que vaya a ser la producción que vaya a marcar el género o quede para siempre grabada en nuestra memoria, hace que sus espectadores pasen un buen rato. Muy por encima en cuanto a interés y calidad a la mayor parte de los estrenos estadunidenses. Desde luego no defrauda. Un gran debut como directores de Luis Piedrahita y Rodrigo Sopeña.

Medios

UP_Fermat.flv
Más en esta categoría: « Transformers La Última Ola »
Pedro Escudero

Soy un apasionado de la fantasía, la ciencia-ficción y el terror en todas sus formas. También me encanta escribir y hasta el momento tengo cuatro libros publicados: La escalera de San Gregorio (Novel Mundo 2009), Esa bella melodía (23 escalones, 2010), Zombi Kindergarten (23 escalones, 2011) y Oscuralia (Kelonia Editorial, 2014).

Y además...

27.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2020 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..