Scifiworld

La semilla del mal

el  Lunes, 08 August 2011 02:00 Por 
(David S. Goyer, 2009)
“El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra”, reza el popular proverbio. Pero debería completarse con “y el único idiota que es engañado constantemente por prometedores tráileres de películas después absurdas.” Porque así es, y esta película es otro ejemplo.“La semilla del mal” no ofrece nada más que aburrimiento y copia, mezclado con algún efecto especial pasable y con muchas escenas de la guapísima protagonista en bragas y camiseta de tirantes, supongo que para que los hombres no saliéramos de la sala a media proyección. Su argumento no es nada nuevo: un extraño fantasma (niño, claro, que se supone que da más rollo) acosa a la protagonista, que acabará descubriendo una relación entre sus visiones y el hecho de que ella tuviera un hermano gemelo que no llegó a nacer, todo esto mezclado con una abuela desconocida que sobrevivió a Auschwitz (el típico personaje-explicación tan necesario en esta clase de cine en el que el argumento es incapaz de explicarse por sí mismo). En semejante escenario, la chica se pasa toda la película viendo al fantasma-niño, cuyas dos primeras apariciones dan impresión, pero que después ya no dice nada. El típico recurso del susto fácil que entra por un lado, o que sale de la oscuridad, o que se muestra en un espejo o un armario, se emplea tanto aquí que a los diez minutos de proyección ya sabes perfectamente cuándo y por dónde van a entrar los sustos. Y eso quiero subrayarlo, “sustos”, porque esta película califica de cine de “terror” lo que debería ser solo cine de “sobresaltos”. No nos engañemos, que un monstruo aparezca de repente en pantalla, gritando a toda leche, asusta por lo inesperado, por la potencia del sonido THX, pero no porque dé miedo. Eso no es el miedo, miedo es algo que esta película no logra infundir en ningún momento.Los efectos visuales son, como decía, interesantes, pero en este contexto a mí no me provocaron nada. El anciano-cangrejo o el perro que parece el hijo del presentador de noticias de “Padre de Familia” no son nada aterradores. El niño, como decía, al principio da mal rollo, pero lo pierde cuando empieza a salir plano sí, plano también. La parte del exorcismo es una de las más absurdas que he visto últimamente. ¿Cómo un sacerdote y un rabino se unen en una ceremonia común? ¿No va eso completamente contra todo lo que los dos predican? O se es judío o se es cristiano, pero un exorcismo mixto no tiene sentido, ¿no? Y además, ¿es tan fácil conseguir que otras ocho personas acudan a esa ceremonia como si se fueran a cenar? Venga hombre, no se lo traga nadie. Qué lejos queda del gran "Exorcismo de Emily Rose", una escena que sí que conseguía ponerte los pelos de punta. Aquello daba miedo, señores. Aquello era el concepto de miedo. En fin, que esta cinta juega con tantos tópicos y plagia sin éxito a tantas otras películas que la sensación general es la de que te han estafado 6 euros para tragarte un batido de efectos especiales, historia tonta y topicazos usadísimos, metiendo a un buen actor como Gary Oldman a ver si así subía la expectación de la película. Si el mundo es justo, no durará más de un mes en cartelera. Pero el mundo no es justo.
Más en esta categoría: « Transformers Afterparty »

Y además...

44.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2019 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..