Scifiworld

Nueva Propuesta para el cine de género: Eva

el  Lunes, 27 February 2012 01:00 Escrito por 
Un ejemplo de cómo una generación de jóvenes cineastas españoles asumen , sin complejos y con vitalidad , soportes genéricos que parecían exclusivos del cine americano.

La demora en la entrega de este artículo sobre "Eva" ha hecho posible la confirmación pública del prometedor futuro profesional de  su director, Kike Maíllo, que acaba de recibir el Goya a la mejor dirección novel; un cachorro con la cabeza bien amueblada que sorprendió en la gala por su fuerza y elocuencia.

"..Barcelona hace Olimpiadas y películas de ciencia ficción. A este país no lo reconoce ya ni la madre que lo parió" dijo la otra noche, entre euforia y catalanismo. Un gesto que evidencia, como digo, fortaleza creativa , capacidad de trabajo y de asunción de riesgos.

Hay una generación de jóvenes cineastas que sin prejuicios y sobrada cinefilia están abordando cine de género: Collet-Serra, Chapero-Jackson, Balagueró, J.A.Bayona, Fresnadillo.. Y ahora Kike Maíllo, ligado a la ESCA de Barcelona que sigue en la línea de superar los complejos del "No podemos" o "No parece española" como él mismo apostilla.

Superado el escollo de una promoción deficiente, llega a las pantallas "Eva", su debut en el largo.

La película pretende despojarse de todo aquello que contribuya a distraer del objeto concreto de la historia. Y juega bien sus bazas porque no se trata- ni se puede- competir con la parafernalia efectista del fantástico USA, sino de acomodar los recursos técnicos disponibles a una historia de género (sci-fi) pero deliberadamente próxima a la actualidad en su iconografía para implicar emocionalmente, zambullir a la audiencia en la historia y los personajes.

La acción se sitúa en la década del 2041- ubicación temporal muy cercana- en un pueblo - rodaje en Suiza y Panticosa-  donde hay un centro de ingeniería robótica. En esa pequeña comunidad los robots mecánicos o humanoides están plenamente integrados en el paisaje, e interactuan con los humanos.

 

Alex (Daniel Brühl) es un ingeniero cibernético que regresa a su casa para terminar un proyecto: diseñar un software emocional para un niño robot. Alli se reencuentra a su hermano (Alberto Amann) y su cuñada Lana (Marta Etura), reencuentro que supone además una vuelta a unos sentimientos congelados en el pasado.

Para su diseño necesita datos de algún modelo original. Conoce por azar a una niña de diez años llamada Eva y, de inmediato, se establece entre ellos una empatía espontánea.

Eva se presta como modelo emocional para implantar al nuevo prototipo : es curiosa , creativa, divertida. Posee cualidades emocionales que recuerdan a Alex a su antiguo amor, Lana.

En la primera parte, en Eva se diseña un contexto temporal reconocible en su aspecto cotidiano, donde los avances en robótica e inteligencia emocional adornada- también deliberadamente- por cierto aire retro para anclarlo más en el mundo real, para dentro de ese espacio escenificar la paradoja que interesaba al cineasta: la existencia de unos seres humanos que inhiben o son incapaces de expresar emociones, que conviven con otros seres artificiales capaces  no solo de  graduar su nivel emocional - como Max (Lluis Homar) sino también de generarlos autónomamente.

 

Ya en la segunda parte se anticipa el probable dilema ético con el que lidiará la generación que deba decidir si los defectos (anomalías) de los robots humanoides son menos asumibles que los de sus propios creadores; y si la desconexión con la que se resuelven esas anomalías no son en realidad eufemismos que amparen asesinatos, desde el momento en que expresan emociones y las provocan en los humanos.

El tono realista nos sitúa en un futuro inmediato, pero también posible, donde surgirán nuevos retos derivados de la convivencia con androides con vida emocional.

Es ya ese futuro cercano en el que los robots forman parte del paisaje cotidiano, doméstico y privado, donde la amenaza del androide que parece humano y que se ha descontrolado, que ya aparece en el film chrichtoniano "Almas de Metal,1973 " se reformula aquí en un contexto más cotidiano. Y esa posibilidad de amenaza es la que juega en Eva el papel antagónico en la trama que desarrolla.

Kike Maíllo ha podido con el reto de plantear , desde la perspectiva del género de anticipación, cuestiones serias, sustanciosas y con enjundia. Aprovechando las  marcas reconocibles del género como vehículo para hablar, como el propio Maíllo declara, de "la naturaleza, del amor", pero también de los efectos inesperados de la interacción entre naturaleza y cibernética cuando ambas se aproximan. Y termina mostrando la paradoja arriba indicada: "cómo un autómata puede ser más persona que el mismísimo ser humano". Es este el auténtico leit motiv que conduce la historia de " Eva ".

En el capítulo interpretativo, contención expresiva en un acertado casting (Etura, Brühl, Amann, Homar), pero también atención a Claudia Vega cuya imagen en pantalla contiene esa mezcla de desparpajo e ingenuidad que exige su personaje. Rostro fresco, atractivo y de mirada inteligente.

Respecto a Homar, convertido en un ciber-robot doméstico y de protocolo que recuerda a C3PO, pero cambiando su histerismo gestual por un ejercicio de contención.

 

En el capítulo técnico, se cuenta con el gran oficio de Reyes Abades en la creación de los efectos especiales. Eva también utiliza con eficacia los efectos de sonido, por ejemplo para la conversión en un transporte del futuro de esos  coches con aspecto del presente. Y en el apartado de efectos visuales ( Goya 2012) , el procesador que sirve para generar esas formas de cristal líquido fractal, ambarino, que se forman sobre el vacío y que son los componentes de las emociones que configuran el software emocional (orgullo, agresividad..)

Mención también al buen trabajo de edición, con el que se han cincelado las escenas hasta obtener la duración más óptima lo que, de paso, contribuye a que un filme  que de otro modo podia haber resultado lento o teatral, adquiera una cinemática y ritmo más del gusto de las audiencias.

De hecho, se nota que Kike Maíllo, pese a que su obra se acerca más al grupo de la sci-fi metafísica o discursiva de un "2001, a space odisea, 1968" que de la sci-fi de aventuras de "Star Wars, 1977", tiene como propósito llegar al gran público: las líneas de guión son ágiles y breves y el lenguaje es de manual básico de psicología emocional en los instantes más didácticos , o el background científico.

 

Sci-fi de cámara, y no hablo del presupuesto sino del planteamiento intimista y doméstico, que consigue a un tiempo entretener y hacer pensar.

Y es esa sensación de vecindad del universo reconocible que recrea la película lo que la hace tan inquietante, y lo que confirma que para proponer debates sobre el mañana no es preciso inventar megarquitecturas y cargar la paleta digital.

 

Coincido con el autor en que el futuro del cine español pasar por rescatar a las taquillas con este tipo de cine, del que el público y también los productores están ávidos, porque para él "hay un hueco en el mercado y alguien debe llenarlo ".

El título-pregunta de la obra de Phillip K.Dirk que alumbró la enorme " Blade Runner, 1982 ", ¿sueñan los androides con ovejas eléctricas? tendría en "Eva" su correlato en esa clave verbal que provoca la desconexión de los robots anómalos:  dime que ves cuando cierras los ojos.

(La sombra de Janus) para ScifiWorld

Más en esta categoría: « Luces Rojas Martin y Hugo »
Jose Manuel Paradela

Administrador del blog en construcción "El Cofre de Flint". Escritor novel de relatos y articulista anónimo. Conversador compulsivo. Finalista en la edición 2014 del Concurso Internacional de Relatos Negros de la Semana Negra de Gijón. Me apasiona el cómic y las bandas sonoras.

Incondicional del cine de Greenaway y de los David Cronenberg y Lynch-, Walter Hill, Scorsese, pero también Hawks, Minelli, Curtiz, George Pal, Lang, Kubrik, Hitchcock…, no cabrían en dos líneas.

Web o Blog: https://elcofredeflint.blogspot.com.es/

Y además...

34.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2020 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..