Scifiworld

Retratos del Más Allá: Desenfocada

el  Martes, 15 April 2008 02:00 Por 
Análisis del enésimo remake de una película asiática, que no sale bien parada de su trasvase.

¿Saben? “Retratos del Más Allá” es a la cartelera cinematográfica, lo que el zapping a la televisión: un tiempo muerto. Y también una claudicación, una claudicación por parte del equipo artístico y técnico que se encarga de realizar el film, una claudicación a ser engranajes prescindibles del sistema, realizando su trabajo con eficiencia y mediocridad. Giran y giran y giran...

Ojala uno al salir del cine pudiera repasar la hora y media que se ha pasado en la butaca con una sonrisa. Lo único que a uno se le ocurre expresar es un suspiro de alivio. Y no es que “Retratos del Más Allá” sea un film infame. De hecho, en cierto sentido, casi sería mejor que lo fuera, porque demostraría que sus responsables al menos podrían argüir que se equivocaban. Pero no es el caso. Aquí todo el mundo sabe lo que se está cociendo antes de que la primera claqueta caiga.

“Retratos del Más Allá” es otra víctima más de el efecto “remake”, de este acomodaticio sistema de Hollywood de cuadrar las cuentas, porque, al igual que un banquillo de un equipo hay titulares y reservas, en el cine hay proyectos de primera línea y de segunda línea. Seguro que imaginan dónde se encuentra este producto.

Efectivamente, “Retratos del Más allá” calienta banquillo junto con las “The Ring”, “La maldición”, “The Eye” y tantas y tantas producciones (no sólo asiáticas, recordemos que “Rec” será “Quarantine” muy pronto) que se limitan a fagocitar el trabajo ajeno y adaptarlo al gusto del público estadounidense. Porque es rápido y sencillo. Porque vende.

La historia, por desgracia, es lo de menos. Podríamos intercambiar su trama con, al menos, una docena de las películas que se estrenan este año, películas como “The Eye”, por ejemplo, y no notaríamos la diferencia. Ya se se sabe, cuando el río suena... Pues por algo sonará.

Ben (Joshua Jackson) y Jane (Rachael Taylor) son una pareja de recién casados, guapos (sobre todo ella), con éxito (sobre todo él) y completamente convencionales en su estilo de vida. La novedad es que se trasladarán a Japón, ya que Ben ha aceptado un lucrativo contrato con los nipones para poner a su servicio sus habilidades como fotógrafo. Pero, durante su luna de miel, lo inesperado (¿inesperado?, ojala...) sucede. Una joven japonesa emerge de las sombras mientras Rachel conduce. La joven pierde el control del coche y éste aplasta con sus neumáticos el cuerpo de la inesperada aparición. La pesadilla está servida...

El problema no es que la premisa argumental del párrafo anterior, que pueden probar a comparar con numerosas sinopsis y descubrirán que títulos muy distintos son casi mellizos si uno mira la contraportada del DVD, el problema es el cómo se desarrolla.

Tenemos ahora mismo en cartelera dos ejemplos muy distintos en cuanto al cine terrorífico se refiere. Los dos parten de premisas igualmente tópicas y cuentan con un presupuesto similar. Pero en un caso tenemos un estupendo film y en el otro una nueva muestra de horror enlatado. Si les digo que sus títulos son “El territorio de la Bestia” y “Retratos del Más Allá”, adivinen en que saco cae cada uno.

El problema de la película que nos ocupa se ilustra perfectamente en su arranque. A ritmo fugaz, asistimos a la boda de Ben y Jane, su luna de miel, su viaje y el terror desencadenado. Pero en ningún momento hemos tenido tiempo de conocer a los personajes, que las pocas veces que hablan no se definen como personalidades, sino como tópicos ambulantes, declamando una y otra vez líneas de diálogo basura, que no llevan a ningún sitio. Y de pronto el horror sucede, pero claro, como los personajes nos son indiferentes, indiferente nos es también el fantasma de turno que además (oh sí) es una chica pálida y de cabellos oscuros. Al contrario “El territorio de la Bestia” invierte más de un tercio de su metraje en presentarnos, con mucho acierto, a los distintos personajes. No inventa nada, pero por lo menos los desarrolla e incentiva el interés del público por conocerlos. Además, su puesta en escena no busca la postal, sino generar una atmósfera, una cadencia, un ritmo particular que le es propio a “El Territorio de la Bestia” y sólo a ella.

En “Retratos del Más allá” no existe atmósfera. Todo nos ha sido manufacturado en fábrica en base a una fórmula matemática que es lo suficientemente efectiva y profesional como para obtener los 40, 50 u 80 millones que recaudará en taquilla, más otros 30 en DVD. Y para una compañía, este cine mediocre y semanal, es el perfecto para complementar los platos fuertes de las superproducciones. Es el que salva los períodos de calma chica que, de otra manera, no producirían ningún beneficio.

Así que poco se puede comentar de la labor de todos los implicados. Ninguno lo hace mal, ni bien; se limitan a cumplir. Cumple Rachael Taylor en su papel de bella de la historia, cumple Joshua Jackson encarnando al americano obsesionado con su trabajo que oculta un terrible secreto bajo sus maneras amables, cumple Masayuki Ochiai con una dirección aséptica, de laboratorio y cumplirán los espectadores con el mínimo exigido por el estudio. Y todos contentos. O no.

Para el recuerdo, porque siempre suele a ver una o dos escenas, incluso en este erial, que suponen un aliciente, recordar uno de los ataques del fantasma, que se sucede en la total oscuridad, sólo quebrada por brutales flashes de luz que nos revelan la escena entrecortada, consiguiendo generar una notable dosis de inquietud, y un pequeño momento que nos hará pensar en todos esos besos agradables con la boca abierta y las lenguas gustándose con un náusea en el estómago. Para noventa minutos y siete euros... pues poco, muy poco.

Medios

shutter08.flv
Más en esta categoría: « Transformers La Última Ola »

Y además...

18.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2020 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..