Scifiworld

Sólo Dios perdona, violencia bruta

el  Domingo, 03 November 2013 08:37 Escrito por 

Entre el cielo y el infierno, Sólo Dios perdona se presenta en cartel como una virulenta y brutal apuesta cinematográfica. ¿Demasiado irreverente como para reconocer el esfuerzo interpretativo de Gosling por parte de la academia?

  • Póster: Póster
  • Titulo Original: Only God Forgives
  • Año: 2013
  • Director: Nicolas Winding Refn
  • Guión: Nicolas Winding Refn
  • Reparto: Ryan Gosling, Kristin Scott Thomas, Vithaya Pansringarm
  • Duración: 90 min.

Disfruto (en exceso) de aquellas películas en las que se emplean simbolismos varios tales como colores, melodías, o determinados elementos o hechos en escena. Y más aún soy una de las pocas personas (junto a Quentin Tarantino) incapaz de censurar el carácter narrativo de la violencia en un filme. Pero es que en esta ocasión, dichas fórmulas, por difusas y virulentas, simplemente no funcionan.

Me ha fascinado, no obstante, la inquebrantable actuación de Ryan Gosling, dando un nuevo significado al “más difícil todavía” desde que hiciera historia con Drive. El actor se muestra perfectamente lúcido en su desnaturalizado y carente de vida personaje, uno de los más sobrecogedores roles llevados a gran pantalla este año.

Grande Gosling, y grande su capacidad interpretativa para dotar de significado a los silencios, estados de gracia del actor (recordemos la poética y vibrante Drive, o la también intensa Cruce de caminos). Éste se hace con los hilos de su personaje, deslizando sus movimientos con la misma sutileza y precisión que la de un maestro titiritero, midiendo con recelo y precisión la justa medida de cada gesto o mirada. Y así, en un estado de hipnótica autodisciplina interpretativa, Gosling regala una de las más asombrosas (e incómodas de ver) actuaciones dignas de Oscar.

Cabe destacar también a Kristin Scott Thomas, quien se muestra inquietantemente enfermiza. Y que, como el eterno cigarrillo que sostiene todo el filme, arrastra su resignación a dejarse consumir por el paso del tiempo o la aceptación de la verdad, una realidad lúgubremente infernal en la que, como ya he dicho, sólo un elemento destaca sobre manera: Ryan Gosling.

¿El gran problema, no obstante? El ya mencionado carácter incómodo de la cinta, excesiva en simbolismos, de silencios ahogados y violencia insidiosa. Todo ello, elementos que hacen de Sólo Dios perdona una película perturbadoramente sangrante y confusa, de difícil reconocimiento en los Oscar. Pues el fallido intento de escenificar el intrincado laberinto de emociones y hemoglobina por el que los personajes intentan adentrarnos, asfixia más que entretiene. Y al final la sensación de haber estado dando vueltas en círculos se apodera de nosotros a medida que se desarrolla el filme y nos lleva a la conclusión de que  no existe salida al final del camino.

Maria Laura Gutiérrez

Abogado y periodista especializada en cine, su mayor pasión desde la infancia. Su estilo es siempre directo y sin censuras, caiga quien caiga. Entre sus favoritos se encuentra el cine de Tarantino y de los años 80.

Y además...

10.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2021 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..