Scifiworld

The Amazing Spider-Man 2: Rock and Roll, Spidey!

el  Martes, 29 April 2014 12:59 Escrito por 

Crítica de The Amazing Spider-Man 2, de Marc Webb (2014)

  • Póster: Póster
  • Titulo Original: The Amazing Spiderman 2
  • Año: 2014
  • Director: Marc Webb
  • Guión: Alex Kurtzman, Roberto Orci, James Vanderbilt, Jeff Pinkner
  • Reparto: Andrew Garfield, Emma Stone, Jamie Foxx, Dane DeHaan, Paul Giamatti, Sally Field
  • Duración: 142 min.

“¡Rayos y retruécanos, pero qué malas que son las comparaciones!”. Este debe ser el pensamiento que circula ahora mismo por la cabeza del infeliz de Tobey Maguire, que ve con tristeza como con este segundo capítulo del reboot del Spider-man que otrora le perteneció Andrew Garfield ha conseguido encumbrar al héroe arácnido de un solo salto a un rascacielos al que Maguire tuvo que acceder por el vestíbulo.

Seamos francos, Marc Webb lo  tuvo difícil para reiniciar al héroe arácnido, y el come back que gestó con su The Amazing Spider-Man resultó un tanto irregular y rutinario. Con todo, Webb ha hecho los deberes y no cabe duda de que para ello ha buceado hasta las mismísimas entrañas del universo Spider-Man para estudiar pormenorizadamente la metafísica de este héroe bigger than life.

Una vez liberado del lastre que supuso volver a exponer lo que ya nos han contado, The Amazing Spider-Man 2 ha optado por erigirse, más que como una mera recreación literal del universo arácnido, como disfrutable expansión transficcional con todas las de la ley. Así, Webb toma el repertorio arácnido existente para articular con sumo brío una trama que bebe lógicamente de lo anterior pero que sabe articular la secuencialidad del relato con personalidad propia.

Con un prólogo en forma de flash-back en donde resuenan con claridad los ecos del pasado de Webb como realizador de videoclips, Spidey entra en acción haciendo gala de esa pose bravucona que en la piel de Maguire se descubría impostada pero que bajo las mallas vestidas por Andrew Garfield no hace sino acrecentar aún más su carisma como rey de las telarañas. El superhéroe ha crecido y con él sus responsabilidades como salvador de la Gran Manzana, pero también sus miedos y sus dudas. El tránsito de unas a otras se sucede con pasmosa soltura a la vez que sus dilemas – en forma de dolorosas preguntas – se van poniendo sobre la mesa. El pasado desconocido y el presente incierto suponen una lucha personal repleta de disyuntivas, pero Spider-Man sabe pasar a la acción  y enfrentarse al peligro en el preciso momento en el que es requerido.

Cabe destacar asimismo que, afortunadamente, la sombra de aquel estropicio que supuso Spider-Man 3 no planea en esta entrega. Lo que allí se resolvió como un exceso de villanos que hacían acto de presencia sin ton ni son, aquí se ha reformulado como un tour de forcé continuo en donde los peligros – tremendo Electro y mejorado Duende Verde – se van sucediendo uno tras otro con viveza y energía pero sin descompensar la balanza de los menesteres a los que se tiene que enfrentar Peter Parker. Mención especial merece también Emma Stone, cuya faceta de partenaire se salda con eficacia no solo debido a la ingente química con el protagonista, sino también gracias a un papel que va mucho más allá de la típica mujer-florero que sí resultaba en cierta manera la Mary-Jane Watson de la anterior trilogía. En lo que sí pierde esta nueva aventura es en la comparación entre el arrollador Harry Osborn que construyó James Franco con tino y un fallido Dane DeHaan, que se queda terriblemente corto.

Bien es cierto que estamos ante un supuesto film de tránsito y que debería servir, en principio, para impulsar una historia que no ha hecho más que comenzar. Con todo, The Amazing Spider-Man 2, que aspira a ser mejor intentando ser ella misma, lo consigue felizmente con creces. El futuro se le presenta a la saga con la dificultad que supone trepar hacia el éxito con el recuerdo de que fue en ese tercer peldaño en falso – la dichosa Spider-man 3 –  cuando la anterior saga cayó al abismo. No será tarea fácil, pero hay que tener fe en este Spidey. Se lo ha ganado a pulso.

Lo mejor: los conflictos bélicos y morales se suceden de forma espectacular

Lo peor: exigimos más dosis Sally Field!

PUNTUACIÓN: ★★★★ (sobre 5)

Más en esta categoría: « Frequency Divergente »
Lorenzo Chedas

Individuo que lleva 24 años amando el cine fantaterrorífico. Al igual que Ghostface, y para desgracia de la pobre Sidney, yo también creo que el cine no crea asesinos, sólo hace que sean más creativos.

Y además...

33.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2020 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..