Scifiworld

Viaje alucinante al fondo de la mente

el  Martes, 20 November 2007 01:00 Por 
A partir de la novela de Paddy Chayefsky, el director Ken Russell nos guía con la habilidad de un brujo por el viaje mágico y horroroso de Eddie, un investigador científico que cree que otros estados de conciencia son tan reales como el mundo cotidiano que le rodea. Utilizando la privación sensorial y añadiendo medicamentos potentes y alucinógenos, investiga estos estados alterados... y soporta experiencias que hacen que la locura parezca una bendición.
No nos confundamos, no estoy hablando de un remake de Viaje alucinante, sino de la película de culto Altered States, de Ken Russell.

Poco conocida, quizás menospreciada por el tema y el tratamiento, plantea la desesperada búsqueda de conocimiento por parte del doctor Jessup (William Hurt) mediante el uso de todo tipo de drogas.

Por supuesto no se trata de una justificación del doctor para conseguir que el estado le pague sus vicios mediante becas. No, que va. El muchacho sostiene la teoría de que en el ADN se almacena información sobre nuestro origen (comúnmente denominada memoria genética o memoria racial) y que si puede provocar alucinaciones controladas esa información saldrá a la luz.

Sin embargo, lo que comienza como un proceso mental, ya de por sí peligroso, sobre todo si se experimenta con uno mismo, termina alcanzando el plano físico, descontrolándose, mostrando la regresión de un incauto ser humano a su estado más primitivo.

Personalmente la definiría como ciencia ficción metafísica y no andaría muy desencaminado. Sin embargo es, ante todo, una película de intriga que no tiene término medio: o te encanta o la aborreces. Estáis avisados.

A mí me encantó (obviamente, sino no estaría ahora hablando de ella), por varios motivos. En primer lugar la puesta en escena me parece del todo creíble. Un entorno universitario de lo más normalito, en el que los protagonistas tienen acceso a aparatos tan simpáticos como un tanque de aislamiento. ¿Que qué es? Pues un ataúd metálico, completamente aislado y lleno de agua a temperatura corporal. Un par de horitas ahí metido y puedes llegar a ver cualquier cosa.

En segundo lugar los efectos especiales. Para ser de 1980 hay que reconocer que dan el pego.

Y en tercer lugar la transformación. No diré mucho más para no destrozar la película pero puedo deciros que me pareció una vuelta de tuerca muy original, casi un guiño o una visión contemporánea del mito del hombre lobo.

Ken Russell, director polémico y extravagante, famoso por sus films The devils, Tommy, Valentino o Lisztomania, firma esta película basada en la novela homónima de Paddy Chayefsky.

Ideal para amantes del género fantástico que disfrutan de los films con pretensiones filosóficas.

Firmado: Miguel Puente.
Más en esta categoría: « Transformers La Última Ola »

Y además...

49.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2020 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..