Scifiworld

Malasaña 32

el  Sábado, 18 January 2020 16:07 Escrito por 

El corazón de Madrid es terrorífico.

  • Póster: Póster
  • Titulo Original: Malasaña 32
  • Año: 2020
  • Director: Albert Pintó
  • Guión: Ramón Campos, Gema R. Neira, Salvador S. Molina y David Orea
  • Reparto: Begoña Vargas, Iván Marcos, Bea Segura y Sergio Castellanos
  • Duración: 90 minutos

El género en nuestro país está cada vez más de capa alta y, aunque muchos se empeñen en intentar denostarlo, este fin de semana nos llegó una muestra más del potencial y el buen hacer dentro de nuestras fronteras, y esta vez con una propuesta de terror puro.

Manolo y Candela se instalan en el madrileño barrio de Malasaña, junto a sus tres hijos y el abuelo Fermín. Atrás dejan el pueblo en busca de la prosperidad que parece ofrecerles la capital de un país que se encuentra en plena transición. Pero hay algo que la familia Olmedo no sabe: en la casa que han comprado, no están solos...

Pese a que solo por el hecho de ser española, Malasaña 32 ya se va a llevar palos, lo cierto es que esta historia de espiritismo durante la transición del país está llamada a quedarse en el imaginario colectivo de la sociedad como una gran cinta de horror que ahonda y muestra muchas de las problemáticas que se vivían en la España post-caudillo. Un “Cuéntame” de terror en clave cinematográfica que te agarra y no te suelta.

Cierto es, que el guion no descubre América precisamente, pero tampoco lo pretende en ningún momento. Desarrolla una historia correcta que bebe de los universos de Wan Insidious, The Conjuring… en cuánto a mecánica argumental se refiere e inspirándose en los crímenes reales del Edificio Montano en el número 3 de la calle San Bernardino en la capital.

Es Albert Pintó, el que lleva el libreto a un universo donde el piso de los protagonistas absorbe al espectador. Te retrotrae al Madrid de la época creando atmósferas opresivas en cada secuencia donde se explota el horror. Unas secuencias, por cierto, que no saturan, ya que los tiempos entre estas y las transiciones de la trama son las correctas para no encaminarse al tedio o a la repetitividad.

En muchas ocasiones es fan service al servicio de elementos como los jump scares o las típicas secuencias oscuras con línea de diálogo tipo “¿hay alguien ahí?”, pero señores, estamos ante una película Warner, dirigida al gran público, potencial consumidor de este tipo de género, y facturar un producto que se salga de estos cánones sin echar a los adolescentes de las salas y que a la vez mantenga en vilo a todo espectador, poco mejor se puede hacer que como lo ha hecho Pintó.

Tras secuencias notables como la del muppet en la televisión, la del juego del “veo, veo” (un leit motiv encubierto en la historia) o la de las cuerdas de la ventana, la cinta va volviéndose cada vez más clásica respetando siempre el esquema de los tempos y las acciones de los personajes de este tipo de producción. Tiene también algo de Poltergeist, pero en esta ocasión sería nuestro Poltergeist, ya que como decía anteriormente, la película recoge todo lo castizo y cañí y lo refleja a las mil maravillas en todo lo que acontece, impregnándoselo tanto a protagonistas como al hilo conductor.

Hablando de los personajes, gran parte de la carga dramática cae sobre las costillas de Begoña Vargas, que no se arruga para nada y construye su rol de Amparo consiguiendo que se empatice perfectamente con ella y su situación. Y mención especial, claro está, a Concha Velasco como la Lin Shaye castellana, en una suerte de médium que conecta con el mas allá a través de su hija discapacitada en silla de ruedas, que cuando levita recuerda vagamente al vídeo Obedece a la morsa, todo hay que decirlo. Una dupla esta, que junto al tándem familiar firma un estupendo final. Tanto el desenlace último como la revelación del origen del ente me parecen un acierto, más en concreto este último concepto, que le da al producto un halo final pintoresco y novedoso, pese a que ciertas hordas arremeterán contra él.

Por otro lado, técnicamente juega, como era de esperar, con una fotografía de sombras lúgubre pero limpia y, sobre todo lo que más destaca, los efectos de sonido. Unas mezclas tan cuidadas que ningún crujido, pisada, o respiración se escapa.

En resumidas cuentas, Malasaña 32 es de lo más divertido, visto desde el punto de vista de cine de terror, que se a filmado en nuestro país en mucho tiempo. Se pasa en un suspiro. Puede que las comparaciones con otras como La Influencia y sobre todo Verónica (también por el tema de hecho real sobrenatural en Madrid) sean imposibles de contraer, pero lo que está claro es que Malasaña ya no solo no tiene nada que envidiar a estas y/o a otras, sino que las supera en muchos aspectos. Además, suena Julio Iglesias en lugar de Héroes del Silencio, dónde va a parar…

Ignacio López Vacas

Cineasta y fotógrafo. A veces escritor. Co-dirige la sala especializada en terror, independiente y cine fantástico Artistic Metropol. Autor de el "Manual de Supervivencia para Cinéfagos".

"Lo siento por los superhéroes de la Marvel, en mi casa las normas las dictan Mortadelo y Filemón"

Y además...

41.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2020 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..