Scifiworld

Megalodón

el  Miércoles, 15 August 2018 12:35 Escrito por 

Para comerte mejor

  • Póster: Póster
  • Titulo Original: The Meg
  • Año: 2018
  • Director: Jon Turteltaub
  • Guión: Belle Avery, Dean Georgaris, Erich Hoeber, Jon Hoeber y James Vanderbilt (Novela: Steve Alten)
  • Reparto: Jason Statham, Bingbing Li, Rainn Wilson, Ruby Rose, Winston Chao y Cliff Curtis
  • Duración: 113 minutos.

10 años. 10 años es lo que aproximadamente ha tardado en ver la luz el proyecto The Meg, desde que los derechos de la novela de Steve Alten fueron comprados. Una novela que por cierto iniciaba una saga literaria de ocho libros y que a falta de ser leída por servidor, no me da la sensación que hayan adaptado al pie de la letra, sino que habrá sido prácticamente explotar por encima la idea y sobre todo al animal protagonista. Pero digo esto, por que los amantes del cine, de los tiburones y, por ende, del cine de tiburones, llevábamos siguiendo este proyecto desde hace una década, e incluso muchos ya lo habíamos olvidado, pero 2018 ha sido el año. Lejanas quedan ya las noticias en las que se anunciaba a Eli Roth como director de la producción, algo que, ante todo, hay que reconocer, interesante habría sido.

Lejanas quedan también aquellas infectas cintas de principios de siglo cuya trama giraba entorno al tiburón fósil aquí protagonista. Así, como antecedente, tenemos que destacar Megalodon (2002) de Patt Corbitt y Shark Attack 3: Megalodon (2002) de David Worth (también conocida como Terror en el Abismo), como digo, ambas abyectas. Y sin poder criticar, ya que no he tenido la suerte de verlas aun, no podría comenzar este texto sin citar Jurassic Shark (2012) de Brett Kelly, cuya pinta me inquieta y como no, el estreno Asylum correspondiente al blockbuster que hoy nos ocupa y de también título Megalodon, dirigida por James Thomas y con Michael Madsen entre sus filas... Que ganas…

Pero vamos ya con la cinta de Jon Turteltaub (La Búsqueda, 2004) mercenario de mercenarios y todo un experto en esto del PG13. Por cierto, un PG13 que ya te deja avisado de lo que vas a ver, que a nadie le extrañe y se queje después, aunque bueno, que cosas digo, en esto de quejarse, parece no haber fin sea cual sea el tema a tratar. En cualquier caso, te puedes hacer una idea de que el film no va a ser lo violento que debería ser con un pez cabreado y hambriento de 25 metros haciendo de las suyas en alta mar. Aunque con el tamaño de un edificio, un animal así, mas que comer y masticar, como haría un blanco de 5 a 10 metros, engulle o absorbe a sus presas siempre que estas sean humanos y no ballenas… sea como fuere tenemos que hacernos a la idea de que la hemoglobina no va a ser el punto fuerte de la película. Y no solo por el PG13, sino por que una cinta que ha costado 130 millones de euros y que va a intentar, evidentemente, amasar lo máximo posible de pasta, es raro que vaya a incluir grandes dosis de violencia en su metraje.

Jason Statham protagoniza y fácilmente puede tratarse del primer protagónico de Statham en una súper producción, ya que sin ser parte de un reparto coral de estrellas de acción (Los Mercenarios, 2010 de Sylvester Stallone) o villano (Fast & Furious 7, 2015 de James Wan) sería la primera cinta en la que Statham es la cabeza visible en un proyecto de esta magnitud económica, ya que ni The Mechanic (2011) de Simon West o Transporter (2002) de Louis Leterrier y Corey Yuen, dos de sus cintas más cotizadas, costaron lo que esta. Le acompaña Rainn Wilson (La Casa de los 1000 Cadáveres, 2003 de Rob Zombie), haciendo de excéntrico multimillonario capullo, la estrella oriental Bingbing Li (Transformers: La Era de la Extinción, 2014 de Michael Bay) o la superwoman Ruby Rose (Resident Evil: El Capítulo Final, 2016 de Paul W.S. Anderson). Entre ellos y el resto del cast, componen un crisol de personajes estereotipo que harían sangrar por los ojos a cualquier erudito del cine de Tarkovski, pero que nosotros ya esperábamos sobradamente. No solo a los personajes cargantes sino también sus diálogos inventados sobre la marcha y unas explicaciones científicas que bien podrían haber sido dadas por el Dr. Nick Riviera de Los Simpsons. A parte de esto y dejando de lado la desilusión que se vayan a llevar aquellos que se acerquen a Megalodón esperando que sea el próximo Premio Óscar a mejor guion, no deja de ser una película amable, divertida, que está filmada con solvencia visual y que muestra su punto fuerte en el diseño de producción, con unas persecuciones submarinas notables y unos micro-submarinos y efectos visuales bajo el agua que en ningún momento te sacan de la película. Tal vez, lo que si sea decepcionante, sea la primera aparición del Megalodón, pero eso ya va a gustos personales claro.

Las situaciones de la trama beben de otras cintas de tiburones conocidas, por lo que haremos un repaso a este hecho; el inicio, con ese millonario inepto que llega a una plataforma oceánica donde se experimenta con no se sabe muy bien que, nos remite a Deep Blue Sea (1999), película de Renny Harlin de finales del siglo pasado (que fuerte suena eso) de la cual me considero un gran defensor. Con el paso de los minutos la película va acercándose más a Jaws 3D (1983) de Joe Alves, con ese complejo de túneles submarinos que permiten ver el fondo del mar y donde se produce uno de los primeros ataques cuando nuestro amigo el megalodón sale de la sub-fosa de las Marianas donde se encontraba viviendo tan a gusto. Y por último, las reminiscencias, cómo no, al primer Jaws (1975) de Spielberg son claras cuando el equipo se lanza a la caza del gigantesco escualo o cuando este ataca la playa, secuencia de la que se esperaba más y que previsiblemente tendrá más minutos en la versión uncut que saldrá en bluray. Incluso muchos diálogos parecen calcados a los del gran clásico de los setenta ¿Homenaje o plagio? Creo, sinceramente, que ninguno de ellos, simplemente me gusta creer que se estaban partiendo mientras escribían el libreto.

Sin más y para ir terminando decir que la cinta está en su mayor parte enfocada a ser explotada en el mercado chino, algo que Hollywood hace no mucho ha descubierto y que le está dando sus frutos en forma de millones de dólares como ya hicieron Transformers: La Era de la Extinción, Pacific Rim 2: Insurrección (2018) de Steven S. DeKnight o continúa haciendo Skyscraper (2018) de Rawson Marshall Thurber. Con parte del capital chino y llevando la acción en su totalidad o en parte al país del sol naciente (aunque en esta ocasión Megalodón se filmó en Nueva Zelanda) y con alguna que otra estrella en el reparto, parece ser que el éxito está asegurado.

En resumidas cuentas, sabiendo lo que vas a ver y teniendo en cuenta que es prácticamente una película familiar, no deja de ser un armónico pasatiempo veraniego. Lo que te promete te lo da, ataques de un gigantesco tiburón prehistórico y un Statham en plena forma al que se le abre aquí, un nuevo abanico de proyectos como prota.

Ignacio López Vacas

Cineasta y fotógrafo. A veces escritor. Co-dirige la sala especializada en terror, independiente y cine fantástico Artistic Metropol. Autor de el "Manual de Supervivencia para Cinéfagos".

"Lo siento por los superhéroes de la Marvel, en mi casa las normas las dictan Mortadelo y Filemón"

Y además...

33.jpg

PORTADA-N100

Scifiworld #100


Edición Digital

PocketMags.com

Comprar

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2018 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..