Scifiworld

Once Upon a Time in... Hollywood

el  Martes, 20 August 2019 14:18 Escrito por 

Música de piano en el matadero.

  • Póster: Póster
  • Titulo Original: Once Upon a Time in... Hollywood
  • Año: 2019
  • Director: Quentin Tarantino
  • Guión: Quentin Tarantino
  • Reparto: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie
  • Duración: 161 min.
Estrenada hace unos pocos días ya se puede disfrutar de la novena película de Quentin Tarantino. Si es cierto lo que afirma que es su penúltimo trabajo en la dirección, (dice que seguirá escribiendo, pero ya veremos si acepta que otros directores descuarticen sus guiones, como lo sufría al principio de su carrera el genial Billy Wilder), nos vamos a tener que resignar a perder a un cineasta que lleva el CINE y el cine (sí, los dos) grabados en su cerebro a fuego vivo.
 
Cinéfilo y cinéfago, el estadounidense, declarado admirador de cineastas de reconocida trayectoria, también tiene una especial querencia por aquellos artesanos que por diversas razones (casi siempre presupuestarias) ofrecen otras obras más marginales. En Once Upon a Time in... Hollywood, nos regala su particular homenaje a una época que vivió en primera persona (aunque era muy niño) y que le marcó hasta tal punto que le mutó al profesional que es ahora.
 
La irrupción en 1992 de su segundo film Reservoir Dogs supuso una magnífica bofetada (no la única en esos años, pero sí la más impactante) para todos aquellos que buscamos nuevas impresiones. Mucho se le ha acusado (cada vez menos, por fortuna) de ser mejor "recopilador" de secuencias de películas de serie b -o incluso z- que filmador al método tradicional. Discrepo y profundamente. Si fuera tan sencillo, todos los que llevamos a un cineasta cautivo en nuestros corazones haríamos largometrajes como churros.
 
Tras casi cinco años de tirarse de los pelos escribiendo la historia de Rick Dalton (un trasunto de Burt Reynolds y de otros muchos), el amigo Quentin nos regala 161 minutos (lástima esos otros cuarenta que se dejó en la sala de montaje, porque sospecho que mejorarían el resultado final de un argumento tan sencillo a priori, pero mucho más complejo de lo que semeja) que entretienen con una narrativa excelente, fluida, en la que aborda hasta tres historias principales siendo la más llamativa, por motivos obvios, la de Sharon Tate, presentada como naíf actriz que personifica a la perfección aquellos tiempos de paz, amor y felicidad despreocupada, que colisionan con la causa más beligerante del otro hippiesmo contracultural mal concebido, que enarbolara el infame Charles Manson y su jauría de hienas llenas de ácido e ignorancia.
 
No es, sin embargo, el personaje discretamente interpretado por Margot Robbie el cuento principal -tampoco su rol daba para muchas recompensas-. El por fin ganador de un Oscar al Mejor Actor DiCaprio, lleva con buen criterio al actor de tercera fila Rick Dalton (me viene a la mente sí o sí, la pintoresca carrera profesional de John Phillip Law) y sus miedos e inseguridades que ese gran triturador de egos que es el Gran Hollywood es capaz de provocar incluso en los profesionales con mayor renombre. Compro con gusto lo que me ofrecen pero es la tercera propuesta la que me entusiasma, no solo por lo que vislumbro, si no más bien por lo que deja Tarantino medio entrever, como hacía el gran Velázquez en sus lienzos, que a medio acabar sus perfiles intermedios abría otras puertas al dispuesto espectador que quisiera seguir indagando en las psiques de sus retratados.
 
Y ahí radica la genialidad de Once Upon a Time in... Hollywood. La contención interpretativa de Brad Pitt, su mirada fuera de plano (para un actor interpretar con un rostro silente es lo más difícil) y su falsa segunda marca en las secuencias que comparte con DiCaprio lo hacen merecedor de la mayor ovación posible. Hay otra película en la prosa inacabada de Cliff Booth, como si fuera el Junior Bonner que Peckinpah nos regalara en la producción homónima de 1972; héroe inadaptado, maldito ante la sociedad bien pensada, eterno sospechoso sin cargo, culpable de todo lo que queramos, reflejo de esos anti-héroes como lo fueron los Ethan Edwards, Perce Howland, Charlie Allnutt o Sapper Morton entre otros muchos anónimos que las décadas olvidan en su inevitable pasar.
 
En estos tiempos de justo empoderamiento femenino, Tarantino se marca a contracorriente un largometraje profundamente masculino, de machos alfas que por ventura están para tergiversar la versión oficial de los hechos acontecidos y que proyectan un halo protector ante cualquier tropelía que las desalmadas alimañas que rodean los frágiles hogares intenten acometer.
 
Entiendo perfectamente que la hermana de Sharon Tate se emocionara con el final de la película que el propio Tarantino le proyectó en pase doméstico, previo al estreno en Cannes y rezo a los dioses para que este excepcional fabulador nacido hace 56 años en Knoxville, Tennessee cambie de opinión y que su décimo largometraje, no sea su último trabajo como director.
 
Once Upon a Time in... Hollywood ganará con los años, se valorará aún más si cabe y junto a la magnífica Jackie Brown (1997) es su más personal obra.
 
No os la perdáis.
El Guerrero Mandingo

Genuflexor Imperial en La Estrella de la Muerte y fagocitador audiovisual inmisericorde.

Y además...

26.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2019 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..