Scifiworld

Terminator ha vuelto, esta vez de verdad.

Corría el año 91 cuando James Cameron volvía a sorprender al mundo con una nueva obra maestra de la ciencia ficción, hablamos por supuesto de Terminator 2, esa peli de ciencia ficción que de pequeño repetí el opening una y otra vez, hasta casi gastar el VHS, ya que mis ojos no daban crédito a lo que estaban presenciando. Una de las mejores secuelas llevadas al cine, una lástima que las secuelas que le siguieron, no corrieron la misma suerte. Nos referimos a Rise of the machines (2003), Terminator Salvation (2009) y la última Terminator Genisys (2015), Aún habiendo pasado directores de la talla como Aaron Taylor, o MCG, siendo su Terminator Salvation la que más respetaba y hacia honores a la saga original, lamentablemente nunca estuvieron a la altura de la gran secuela realizada por uno de los maestros del género, haciendo prácticamente que el bueno de James abandonará por completo una de las sagas que le hizo tan famoso. Pues hay que decirlo, Cameron ha vuelto, si bien como productor y escritor de la idea original junto a Charles H. Hegle; el guión en si corre a cargo de David S .Goyer, Justin Rhodes y Billy Ray. Pero a quien realmente que nombrar, es a su director Tim Miller, al cuál no le veíamos desde esa joya llamada Deadpool (2016). Miller nos deja en claro en esta cinta que se le da muy bien rodar escenas de acción, ya que la película es un no parar de principio a fin, salvo por pocos momentos concretos en los que hay diálogo para explicar la trama de la misma.

Si bien Terminator Dark Fate es un intento de revivir la franquicia, esta lo consigue y con creces, muchas de las primeras reacciones hablaban de que si es The Force awakens en Terminator, y no están lejos de tener razón, no solo por el hecho de que el film es una secuela directa a Terminator 2, obviando así los hechos ocurridos en Rise of the machines, Terminator Salvation y Terminator Genisys; sino que también es un intento de arreglar los desastres del pasado. Dark Fate cuenta con una apertura increíble, en la que vemos el futuro post apocalíptico que nunca sucedió, enseñándonos un hecho que marcará completamente la motivación del personaje rescatado de Sarah Connor, a quien da vida una vez más Linda Hamilton, y hay que decir que es toda una gozada ver a Linda una vez más en acción en el papel que le hizo famosa. En cuanto a la historia, sin destripar y sin hacer ningún tipo de spoiler, podemos decir que es un volver a los orígenes, por supuesto nos referimos a los viajes en el tiempo, que es sin duda el motor central de toda la saga y que está presente en todas sus películas. En esta nueva película, la resistencia vuelve a enviar a un humano, como ya ocurría en la primera película de la saga The Terminator (1984), y como bien explica su protagonista Grace, al que da vida la joven actriz Mackenzie Davis, ella vendría a ser un Kyle Rise aumentado, osea con mejoras, para así proteger mejor a Dani Ramos, el personaje al interpreta la actriz colombiana Natalia Reyes, que vive con su padre y su hermano en México, lugar en el que se desarrolla la cinta. Las máquinas por otro lado envían a un Terminator aún más letal que el mismísimo T-1000, que a diferencia de este, el nuevo puede duplicarse, siendo así aún más peligroso y mortal, separándose por una parte el exoesqueleto y por otra una nueva especie de metal líquido, capaz de volver siempre a su huésped y de adoptar cualquier tipo de forma a la que toca. En definitiva, como bien dice la protagonista, es un REV-9, un Terminator al que no te enfrentas, solo escapas, porque de lo contrario acabas muerto al instante. Si bien este hecho en concreto es interesante, hace que la película sea una huida constante, sin darle tiempo a los protagonistas casi de enfrentarse al villano, únicamente a escapar. Grace tras dar con Dani, evidentemente se cruzará también con el Rev-9, dónde a partir de ese momento unirán fuerzas con una vieja aliada, para entonces echarse a la carretera y así toparnos con otra vieja gloria del cine de acción, el mismísimo T-800, interpretado por un viejo Arnold Schwarzenegger, que si bien recordamos, el tejido humano que cubre al T-800, envejece igual que al de un humano,la cual es una razón o excusa que se ajusta a la perfección para traer de nuevo al bueno de Arnie, quién interpreta a un viejo modelo T-800, que tras la destrucción o la no creación de Skynet, se ve sin misión. Una de las cosas que más bien resulta en la película, es poder ver a Linda Hamilton y Arnold Schwarzenegger volver a la saga de acción y ciencia ficción que tanto nos gusta, porque refiriéndonos a esto, es una inyección de nostalgia a la vena para todos los fans de Terminator; que además funciona muy bien, ya que el tándem de Grace, el T-800, Sarah Connor y Dani, todos unidos contra un enemigo más mortífero que nunca, es algo que está muy bien llevado y que satisface con creces, sobre todo a los fans más fieles de la zaga. Mackenzie Davis está mejor que nunca, el papel de una nueva especie de Kyle Rise mejorado, le queda clavado, o más bien dicho es un papel que estaba hecho para ella, ¿quién sabe?, quizás sea la nueva heroína de acción, porque como ya hemos citado es muy buena repartiendo hostias, sobre todo en equipo con la grande de Linda Hamilton, nuestra queridísima Sarah Connor que está de vuelta y con ganas de destruir Terminators. En cuanto a Arnold, ¿qué podemos decir de él?, él es el Terminator, el original, el T-800; aunque los años le pasen por encima sigue siendo nuestro Terminator favorito. Natalia Reyes lo hace bien la verdad interpretando a Dani Ramos, quién vendría a ser una nueva Sarah Connor y finalmente Gabriel luna, quién interpreta al REV-9, lo hace muy bien en comparación con los Terminator post T-1000, ya que este nuevo Terminator está bastante a la altura del que interpretaba Robert Patrick en Terminator 2. Para gusto del redactor, una de las cosas que más cabe recalcar como ya citamos hace un momento, son las escenas de acción rodadas por Tim Miller, como ya decíamos el sí que está de vuelta, se le extrañaba la verdad, y también es otro al que el proyecto le viene perfecto, ya que el bueno de Tim se ha marcado unas cuántas Set-Pieces de acción que sí o sí quedarán en la memoria. Cabe destacar la persecución por la carretera y la del avión, que aún abusando del CGI, están muy bien realizadas, razón por la cual se pueden visualizar cada uno de los detalles de los que está compuesto cada plano. En cuanto a la apuesta femenina qué tanto se criticó al principio, cabe destacar que es un trío de actrices que se desenvuelven a la perfección en los papeles que se les ha asignado, como bien se dice a los que esté hecho en concreto les disguste, quejándose no conseguirán nada, únicamente se perderán una secuela que por fin hace honor a una de las sagas más importantes del género de la ciencia ficción, simplemente citar que la protagonista de las dos primeras películas y de las mejores sin duda de toda la saga, es Linda Hamilton interpretando a Sarah Connor, una de las heroínas del género de acción de los 80 que no fue la única, ya que solo por citar una mas y tambien muy importante, podemos nombrar a Sigourney Weaver en las dos primeras entregas de Alien. En resumen, ¿es una película de Action-Woman Power?, lo es, sin lugar a duda, pero una vez más, también lo es la grande y única Mad Max Fury Road (2015), del grande y único George Miller.

Medios

Juan Pablo Acuña

Amante del cine la música y la literatura, es ademas Realizador y guionista de cine independiente, estudio cine en el C.E.C.C y 3D y efectos digitales en FX Animation.

Y además...

55.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

SFW Internacional

Copyright © 2005 - 2019 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..