Scifiworld

Definiendo el Género

el  Jueves, 24 September 2015 14:02 Escrito por 

Una aproximación a las diferentes teorías en torno al género en busca de una definición actual para el fantástico

Somos muchos los que nos hemos encontrado ante la difícil tarea de tratar de definir el género fantástico. Algo que no es de extrañar ya que a lo largo de la historia han sido muchos los que han tratado de encontrar una definición correcta sin suerte. Intentar definir algo tan abstracto como un género, y más concretamente el fantástico, puede situarnos ante un puzzle de difícil solución y del que teóricos como René Predal aseguran que “el fantastique no es un género cinematográfico codificado, reconocible, provisto de reglas como por ejemplo la comedia musical o el western”.

Comencemos echándole un vistazo al diccionario para conocer el significado oficial de ‘fantástico’. La Real Academia Española define el término como “algo fingido, quimérico, que no tiene realidad y consistente sólo en la imaginación o perteneciente a la fantasía”. ¡Vaya!, una definición tan poco satisfactoria como vaga. Si tratamos de aplicarla podríamos englobar sin problema alguno la totalidad de la producción cinematográfica mundial o incluso el concepto de cine en si mismo.

Ya sólo el uso del género, fantástico o no, nos plantea una serie de cuestiones en torno a la existencia, en cualquier manifestación artística, de unas convenciones y elementos diferenciadores que generan determinadas expectativas y respuestas en el espectador. Una cuestión que ha llevado a algunos teóricos a afirmar que en el estudio de una manifestación artística se debería analizar cada obra de forma individual y concreta, independientemente del género al que pertenezca. Pero seamos sinceros, somos seres humanos y como tales nos gusta poder catalogar y ordenar las obras en base a su temática y esta se da, como decíamos antes por las convenciones y elementos que diferencian estas obras.

El concepto de género como tal se creó para establecer una forma de clasificación del arte ante el público, y su origen se remonta a la cultura clásica donde ya existía la tragedia y la comedia. En el cine el género cinematográfico estaba muy definido y no fue hasta después de la II Guerra Mundial que sus fronteras entre los géneros comenzaron a difuminarse. Para establecer su género, es necesario analizar cada obra desde diferentes aspectos formales como el ritmo, estilo, tono, o las diferentes constantes temáticas que puedan darse, estableciendo así diferentes categorías y clasificaciones en las que englobar cada uno de estos productos, facilitando así el acceso del público a cada uno de estos productos según sus preferencias personales.

Ahora que ya tenemos algo más claro el concepto de género, volvamos a la gran pregunta: ¿qué es el género fantástico?

H.P. Lovecraft afirmaba que un cuento era fantástico si el lector experimentaba un sentimiento de temor y terror además de “la presencia de mundos y potencias insólitos”. Un concepto que recogían entre otros los teóricos Tzvetan Todorov o Gerard Lenne, que basaban la constitución del género en la impresión subjetiva del lector/espectador, que no se sustenta por si mismo debido a las diferentes reacciones que pueden presentar los diferentes lectores/espectadores ante una misma obra, en base a la distancia cultural o temporal que los separe de esta.

George Castex y Roger Caillois van un poco más allá defendiendo que “lo fantástico se produce cuando se transgreden, de forma perturbadora, las leyes de nuestro mundo empírico”. Las teorías de Todorov, también siguen esta línea y argumentan que lo fantástico supone “la vacilación experimentada por un ser que no conoce más que las leyes naturales frente a un acontecimiento aparentemente sobrenatural” además “el que percibe el acontecimiento debe optar por una de las dos soluciones posibles: o bien se trata de una ilusión de los sentidos, de un producto de la imaginación y las leyes del mundo siguen siendo las que son, o bien el acontecimiento se produjo realmente, es parte integrante de la realidad y entonces esta realidad está regida por leyes que desconocemos (…) En cuanto se elige una de las dos respuestas se deja el terreno de lo fantástico para entrar en un género vecino: lo extraño o lo maravilloso (…) tanto la incredulidad total como la fe absoluta nos llevarían fuera de lo fantástico: lo que le da la vida es la vacilación”.  Esa vacilación, ese momento de duda, compartido por el personaje y el lector, supone toda la base de la teoría de Todorov.

Además Todorov subdivide la ficción no realista en tres categorías. Radicando sus diferencias en el modo de explicación de los elementos sobrenaturales que contiene el relato. Considerándose Insólito cuando al final del relato los hechos se resuelven de una manera racional; Maravilloso, cuando el fenómeno sobrenatural permanece inexplicable; y Fantástico, cuando la resolución del relato resulta ambigua para el espectador pudiendo este optar por una u otra.

Lamentablemente, el inexorable paso del tiempo ha rebatido el discurso de Todorov, aunque todavía sigue constituyendo la base sobre las que se articulan muchas de teorías contemporáneas.

Otro de los grandes teóricos del género, Gerard Lenne, afirma que “lo verosímil y la fantasía, son los dos caminos desde los cuales podemos asimilar el cine y enfrentar sus historias” estableciendo una clara diferenciación en base a la narración cinematográfica. Algo similar teorizaban François Truffaut y Vivian Sobchack, quienes sugerían que el cine seguía dos líneas bien definidas: lo realista y lo fantástico. Sobre si los hechos narrados podían ser explicados mediante las leyes de la naturaleza y sus posibilidades de verosimilitud.

Carlos Losilla apunta también que este tipo de cine “suele englobar usualmente todas aquellas películas que se distinguen por su peculiar alejamiento de la realidad establecida, es decir, por su tránsito a través de una zona indeterminada, difusa, básicamente irreconocible con respecto al universo cotidiano”.

Esta oposición entre lo imaginario y lo realista, junto a la capacidad de determinadas narraciones para subvertir la mirada del espectador sobre lo que denominamos tangible en un mundo con reglas propias, nos permite enunciar que el género fantástico sería aquel cuya narración nos muestra algo sobrenatural, irracional, o extraordinario que se distancia de la realidad. Aquel que deliberadamente lleva su relato al borde de lo plausible para recrear mundos, personajes, efectos y situaciones que son normalmente relegadas al dominio de la imaginación. Un concepto bastante amplio que nos lleva a una nueva pregunta sobre la diferencia entre el fantástico y otros géneros como la fantasía, el terror o la ciencia ficción, que perfectamente se ajustan a esta definición.

Para separar y discernir entre los diferentes géneros, debemos entender el fantástico, de acuerdo a su contenido, como una especie de macro-género. Un paraguas bajo el cual se cobijarían los tres grandes pilares o géneros – el terror, la fantasía y la ciencia ficción – y de los que, según su temática, nacerán una miríada de subgéneros e hibridaciones, que entroncarán a su vez con otros géneros existentes, como los de la comedia, el thriller, el de aventuras o el de acción entre otros. También podremos establecer, en función de su codificación y forma, ciertas constantes que pueden ser a veces malinterpretadas como géneros en las que nos detendremos en el futuro.

Próximamente profundizaremos más en el tema y trataremos de abordar cada uno de estos géneros por separado, deteniéndonos en sus diferentes subgéneros, con la intención de establecer una catalogación del fantástico en base a sus diferentes temáticas y constantes. Hasta entonces,

¡Larga vida al Fantástico!

Luis M. Rosales

DIRECTOR DE SCIFIWORLD 
También dirige el Festival Internacional de Cine imaginario de Madrid, Imagfic, y el Curtas Fes de Vilagarcía de Arousa. Colabora habitualmente con otros festivales como Sitges, Fantasporto, o la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián, entre otros. Ha escrito en prestigiosas revistas internacionales de cine fantástico como L'Ecran Fantastique, de la que fue su corresponsal en España, o la edicion americana de Fangoria.

Web o Blog: https://www.luismrosales.com/

Y además...

23.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2021 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..