Scifiworld

El Sexo como reflejo del Terror

el  Jueves, 10 March 2011 01:00 Por 
A Serbian Film, duramente atacada por la crítica, va de la mano de abominaciones viciosas de los pensamientos de perturbados. Un terror único y duro capaz de transformar en niño al espectador y darle esa sensación de debilidad, para estirparle la fuerza de la madurez. humillandoles y volviendoles víctimas del deseo.

La película que acaba de ser premiada en el Fantasporto en Portugal. Mientras que en Barcelona la fiscalía ha acusado a Ángel Sala, director del festival de Sitges, del delito de proyectarla, dado que consideran que contiene imágenes de pederastia y pornografía infantil. Sin embargo no es la única víctima de las amenazas de por entidades como la FAMPI, Federación de asociaciones para la prevención del maltrato infantil o la CONCAPA, Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos. Festivales como la Semana de cine fantástico y de terror de San Sebastian Calle 13 o las 12 horas de cine de terror de Molins de Rei se han visto también acusados.

"A Serbian film" nos acerca a un antiguo actor porno, Milos, que ha formado una familia y tiene un hijo pequeño. Su situación económica no pasa por un buen momento por lo que acepta una repentina propuesta de un director de porno artístico, un peligroso mafioso que le ofrece maravillas para regresar a su antiguo trabajo. La diferencia en este caso es que en el transcurso de las grabaciones Milos irá descubriendo que estas involucran actos cada vez más humillantes e inmorales, lo cual lo llevará a un inevitable conflicto. Milos tendrá que sacrificar todo: su orgullo, su moralidad, su cordura, y tal vez incluso su propia vida.

Este largometraje nos ofrece una visión sobre la trágica realidad, una forma de plasmar los fetiches y las retorcidas demandas de un sector de nuestra sociedad que disfruta con la perversión. Más allá de la sangre, las vísceras y el sexo explícito, este film no hace otra cosa que plasmar una crítica brutal hacia el maltrato, la pedofilia, y demás terribles vicios que podemos ver a cada rato en el telediario.

Jugando con la locura sexual a medida que se avanza en la trama, el director domina el poder de hacernos creer totalmente que esta ocurriendo todo mientras la vemos, (posiblemente el cúspide del horror se encuentre a la hora de vislumbrar el nacimiento de un recién nacido y la posterior violación del mismo con sus gritos atragantados de terror intranquilizandonos.). Nos transmite un sudor frió y humano, se crea un suspense relacionado con la realidad de la carne, de la degeneración mental. Una película tan inmoral que consigue que los más exigentes del género se hundan en el sofá. Un terror indescriptible que puede con el que la visualiza luchando por no creer que casos como la pedofilia existen.

Inevitablemente caemos en una perturbación de recuerdos drogados del protagonista, que convierten al héroe en un total culpable enfermizo.

Alrededor de los últimos minutos, el miedo al final esperado que no se desea termina llegando. El amor filial y la sangre termina sorprendiendo al espectador produciendole una extraña nausea en el alma, nauseas que dan nombre a las acusaciones sobre la película y a las que injustamente se culpa a personas como Ángel Sala, que vieron en su proyección una posibilidad de persecución a los individuos que representa la película.

La música de discoteca de centro de Europa, junto a los sonidos truculentos de un cráneo partiendose o los lloriqueos de una prostituta, signos distintivos del largometraje que muestran el trabajo del equipo de sonido así como su poder psicológico para servir en bandeja la desesperación de los diferentes planos oscuros que no dejan ver lo que hay tras las sombras.

Finalmente, la guinda final, el modo en el que el mafioso, tras el que se encontraba la producción de la pornografía, ordena la violación de los cuerpos sin vida de Milos y su familia, sentenciando: “Empieza con el pequeño”. De este modo se evoca un mal sabor de boca que amarga la vida al no dejarnos salir de la ficción, al despertar en la cotidianidad real de este tipo de abusos. Una abominación o una obra de arte según con los ojos que lo miren.

Medios

282995_serbianfilm.flv

Y además...

33.jpg

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

[email protected]

Copyright © 2005 - 2021 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..